VERANO

24 marzo 2013

Dionisio Ridruejo

Dionisio Ridruejo fue uno de los hombres con una trayectoria más extraña de nuestro siglo XX. Falangista convencidísimo, poeta escaso pero genial, voluntario en Rusia, enfrentado con Franco, la camisa azul de su juventud se fue destiñendo y cada vez le vino mejor a sus hombros la camisa blanca de los demócratas.

Un singular viaje de la esvástica hacia la rosa socialista, aunque fuera rosa sin marxismos.

–¿Qué llevó a este niño de pueblo a elegir la Falange?
Ridruejo pertenecía a la clase privilegiada de provincias, pero detestaba el conservadurismo de la derecha, y creyó ver en el falangismo un movimiento a su medida: sagradas tradiciones y revolución igualitaria, todo a la vez. A ello hay que sumar una jugarreta del destino, pues el joven provinciano fue a enamorarse perdidamente de Marichu de la Mora, una dama de alta sociedad, falangista, que fue quien le presentó a  José Antonio Primo de Rivera

 –Llegó a ser director general de Propaganda Nacional. ¿Podemos hablar del Goebbels español o eso es exagerado?
 –Es una exageración. No controlaba toda la propaganda, se veía mediatizado por la censura militar y estaba a las órdenes de Serrano Suñer. Y la llamada Unificación no le permitía actuar libremente.

–¿Es definitiva la experiencia en Rusia para sus primeros cambios políticos?

Fue determinante en el plano psicológico. Allí maduró y se templó como persona y decidió no aceptar nada sin revisarlo y cuestionarlo. Creo, aplicando la terminología de Kierkegaard, que en Rusia se consumó su paso del vivir "estético" al vivir "ético", al que seguiría fiel el resto de su vida.

–¿Su papel fue importante en los enfrentamientos que surgieron entre la Falange y los carlistas que incluso llegaron a ser violentos?

Ridruejo hizo todo lo posible para transformar el Estado franquista en un Estado "revolucionario", lo que le llevó a serios enfrentamientos con el propio Franco. Los monárquicos le odiaban y estuvo a punto de batirse en duelo con unos cuantos, algo que impidió Serrano Suñer.

–¿Cómo se llevaba con Franco?

Da la impresión de que Ridruejo le cayó en gracia a Franco, a quien alguna vez sacó de sus casillas, sin consecuencias. Franco habría podido aplastarlo, y no lo hizo, le trató con cierta deferencia, incluso después de la dura carta de ruptura con el Régimen que Ridruejo le escribió en 1942. Es cierto que acabó con las esposas puestas, y desterrado, pero Franco le recibió en El Pardo como si no hubiera pasado nada, en 1947, y que luego no se opuso a su marcha a Roma como corresponsal. 

Al Ridruejo maduro, Franco le resultaba aborrecible y, por su parte, éste llegó a considerarle un resentido. No estaban hechos para entenderse.

 –¿El camino para convertirse en demócrata fue paulatino?

Sí y muy sufrido. La transformación del falangista en un demócrata tuvo lugar en Italia, donde pudo hacerse una idea clara de lo que había sido el fascismo real y la barbarie nazi, y donde vio emerger de sus cenizas a los italianos, democráticamente. 

–¿En su última etapa podríamos definirle como socialdemócrata?

Se definía como neosocialista, es decir, como un socialista no marxista. No lo veo ingresando en el PSOE de entonces, ni en el PSP de Tierno, marxistas ambos. Recuérdese que murió en 1975

Consideraba que el PSOE debía ser puesto al día desde dentro, no por la ingerencia de intelectuales burgueses, por lo que no veía con buenos ojos las intentonas de Tierno de copar el socialismo español. Hizo esfuerzos por entenderse con el viejo profesor, y mantenerlo dentro de un movimiento democratizador unánime, llegando a considerarle un hombre  desconcertante y enemigo de arriesgar nada.
Se entendía mucho mejor con Llopis  (Jefe del Partido Socialista en el exilio).

Penella (Historiador falangista)

NOTA DEL BLOG
En los años 1960 a 1975 a los jóvenes de entonces nos llamaba la atención la figura de Ridruejo porque era el único que escribía en la Prensa artículos contra el Régimen y pidiendo elecciones libres, y se lo permitian. Algo a lo que jamás se atrevió el tan nombrado Tierno Galván, profesor de Universidad, que se limitaba a hacer reuniones conspiratorias sin fuste en su piso. Tan sin fuste que la propia policia escoltaba a los asistentes a esas reuniones para que no se perdieran buscando el piso de Tierno.

Lo curioso es que los mayores antifranquistas resultaron ser todos aquellos escritores falangistas de 1939 como Laín Entralgo, Julián Marías, el profesor Aranguren, Torrente Ballester y Jaime Campmany. Además de Ridruejo.



8 comentarios:

  1. Hay un dato que se suele ignorar en España, por parte de los progres, nacionalistas, y en general todos estos que van repartiendo carnet de demócratas a los demás, o usando Franco o falangista como comodines morales capaces de acallar a tanto acomplejado y botarate.

    El falangismo tiene muchísimo que ver con el socialismo, tienen muchísimos nexos en común, y alguno si se leyera algún programa electoral de estos falangistas, lo mismo se llevaban un SUSTO.

    No por nada, muchos falangistas acabaron adscritos al PSOE (ellos, o sus hijos).

    Ahora, lo de este personaje que nos ocupa, tela. Hay que tenerlos bien puestos para llevarle la contraria a Paco la culona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Sí, es como dices : tanto Musolini como Primo de Rivera copiaron del socialismo y tienen por tanto la misas raices u objetivos. Y a ambos les copió el Peronismo hasta el punto de que Castro ( se ha observado con detenimiento el tema) ha soltado discursos que eran originales de Musolini.

      Pero lo de Ridruejo, como dices, tiene muchos guevos : nada menos que en 1942 le escribió al Invicto una carta poniéndolo a parir.

      Yo recuerdo que en los años 60 disfrutabamos los que teniamos entre 20 y 30 años con los artículos suyos contra el Franquismo y era un época en que aún no se movía una mosca en España. Los Felipe Gonzalez y pandilla estaban missing.

      Eliminar
  2. sabrosa la entrevista y sabrosa también la nota, Tella.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Me satisface que te haya ilustrado en algo la figura de este personaje ya olvidado pero que, pese a ser un falangistón de primera hora, fue de los primeros que exigió a Franco un sistema democrático, jugándose la piel por ello.

      Eliminar
  3. Por más que te esfuerces, en la burrez nacional, el término facha será aplicado a los falangistas por parte de necios que no saben ni de qué va la cosa. Sin embargo, para los que, como yo, no conocemos muchos de los detalles que se explican en el post, resulta interesante y enriquecedor.

    En cuanto a los herederos sociatas, será por inercia pero no les veo ni con la fuerza ni con la disciplina de un verdadero falangista -de chicha y nabo hay muchos sueltos por ahí- Bono sería el ejemplo más hilarante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Los falangistas surgieron como consecuencia de una burguesía que estaba amilanada y acongojada por fuerzas violentas y extremistas de izquierdas. Y su lema no era precisamente muy alentador : LA DIALÉCTICA DEL PUÑO Y LAS PISTOLAS.

      Pero los primeros que se metieron ahí fueron hijos de burgueses con espíritu de lucha y hacer frente a los anarquistas y comunistas. Luego Franquito los sometió y se transformaron en el preludio de los actuales sociatas. Tu ejemplo de Bono es típico, hijo de padre falangista.

      Tuvieron al principio un increíble apoyo de la intelectualidad más brillante de la época, tales como los escritores que cito arriba y variados más. Luego se desinflaron y sin embargo los buenos idealistas como Ridruejo se enfrentaron también al Invicto. Los demás se afiliaron a Tierno Galván y sus mariachis de mahonesa con tomate.

      Eliminar
  4. nteresante semblanza biográfica de un personaje representativo de un sector importante de la sociedad española de los años 30.
    Creo que Dionisio Ridruejo además de todo fue una persona decente y fiel a sus ideas aunque como casi todos sus correligionarios, empezando por su Jefe, José Antonio, tenían una considerable "empanada mental".
    Con respecto a sus relaciones con Franco, no se por que se me antoja que fueron muy similares a las que hubiera tenido el General con Jose Antonio, si este hubiera sobrevivido.Me parece que se trata de dos biografías paralelas, las del fundador de falange y D.R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F.J.EUGENIO
      Estoy de acuerdo con lo que dices : Franquito dejó que fusilaran a Primo de Rivera porque estaba claro que ambos aspiraban a ser los JEFES. Y Ridruejo debía de ser una copia de su fundador de partido.

      Creo que lo que sobresale en Ridruejo por encima de TODOS sus commilitones era SU HONESTIDAD PORSONAL, tal como comentas.

      Respecto a las ideas, ya sabemos que habían copiado a BENITO y por tanto su ideología era más propia de la época de castillos y armaduras.

      Eliminar