VERANO

17 febrero 2013

Partido sin brújula


Resulta curioso que un sector representativo del "centro", ese espacio donde debería reinar la moderación y la templanza, esté compuesto de personas con problemas de distorsión cognitiva, por así decirlo. Pero así son las cosas. 

Los seres humanos, en particular los modernos, nos creemos racionales y llevamos a la espalda más prejuicios que un campesino medieval. Hay quien ve un crucifijo y no puede dejar de santiguarse, como nuestros pasados habrían hecho ante una blasfemia.

Se dirá que el motivo fundamental de la existencia de esta franja un poco lunática es la ausencia de un modelo cultural ajeno al progresismo, debida a su vez a la incapacidad de la derecha política para apoyar y ofrecer una alternativa ideológica a la hegemonía progresista.


El Partido Popular ha creído encontrar la solución embarcándose en un nuevo viaje hacia el seudo-socialismo. Desde las elecciones , se ha propuesto evitar a toda costa que se le pueda identificar con aquello que provoca la alergia inmediata de ese sector "progresista". 

 Los políticos debieran de bregar con realidades y esas realidades de una parte importante de la opinión pública española, les son ajenas por completo a los dirigentes peperos.
Photobucket

Y las realidades son que hoy las necesidades que el ciudadano europeo siente son muy similares a las de los estadounidenses : buena economía, buena protección social (centros sanitarios públicos buenos, justas pensiones a los jubilados, atención a los perseguidos por terrorismo, etc. etc.), que los tribunales sean efectivos y ajenos a la política, que los chanchullos y mangancias de las clases políticas sean castigados de forma similar a la de los delitos de homicidio para cortar por la sano, que el dinero de los contribuyentes no se dilapide en fantasias y subvenciones a vagos y dilectantes, y que en resumen se busque el bienestar de los votantes y no el de los políticos.

El PP corre el riesgo de perder los votos que parece creer asegurados, los de la derecha social y cultural que puede sentirse huérfana e incluso traicionada.


De seguir cultivando la ambigüedad y la indefinición, parece difícil que el PP consiga volver a atraer a esos votantes que buscan, justamente, claridad y rigor.
Como "parvenus" que son, nuestros políticos exacerban el celo vigilante y no se salvan de él ni las croquetas.

Las croquetas, ese producto tradicional, útil y familiar, han dejado de ser políticamente neutras. Ahora, puede resultar degradante hacerlas. Todo depende de quién las eche en la sartén. Si es "mi Puri", como ocurrió en ese spot del "Gobierno de España" que quisieron censurar las del Pepé en base a su feminazismo ejerciente (copiando a las Pajín y compañía) , se contribuye a perpetuar un  estereotipo. A quién se le puede ocurrir algo tan socialmente dañino cómo relacionar a la mujer con la cocina


Eso es anatema, señores.
 
Por Tellabeltz

Orio

9 comentarios:

  1. Objetivamente lo están haciendo bastante peor que los zapateriles con todas sus majaderías y chanchullos. Y ya era dificil superarlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ZALDUM
      Es que en resumidas cuentas, como comentas, lo único que hasta ahora hemos visto de actuaciones gubernamentales ha sido EXPRIMIRNOS a impuestos.

      Nada más ha hecho. Ahhh, sí, decir tonterías ante la inmensa corrupción descubierta entre sus lideres.

      Eliminar
  2. Los actuales partidos, todos, están unidos por algo mucho más fuerte que la democracia, el sentido del deber,etc; es la partitocracia, porque ese es el auténtico nucleo de cualquier partido español, de sus politicos y de sus movimientos: todo es para y por el partido. Y así nos va.

    Estos partidos usan las socialdemocracias para en base a todo tipo de triquiñuelas, sacar el dinero del bolsillo. Todo por y para el pueblo, dicen. Todo por el bienestar social, dicen: puta mentira. El bien social es la agarradera para clavárnosla a todas horas.

    La penúltima, los Goya, esa cosa execrable donde un grupo de INUTILES insulta a la ciudadania mientras viven del pillaje al erario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Lo de la "socialdemocracia" es, como dices, una máscara para cada extraernos más y más impuestos en exclusivo beneficio de los señoritos de cada Partido.

      Para colmo todo está podrido, desde la Jefatura del Estado hasta el más simple carguillo público.

      Lo de los premios GOYA se veía venir y usando ese cinismo muy en la piel de los zurdosos, osan hablar de ausencia de bienestar quienes viven a cuenta del Erario Público y nunca han demostrado capacidades para hacer pelis de taquilla.

      Eliminar
  3. Hay imbéciles que dicen, juran y perjuran que España es de izquierdas... que hay mucha gente que no se casa con partido alguno es claro, y son los que cambian las elecciones, cuando se movilizan, que es en pocas ocasiones, casi todo se debe a que los propios vayan o no vayan, las últimas las perdieron los sociatas porque muchos de los suyos estaba avergonzados de zp y los suyos y se quedaron en casa, no es que los pp fueran en masa a votar.

    ¿a donde voy con mi argumentación? sencillo, el pp va a desaparecer por:

    - sus votantes no son tan ultras como los sociatas
    - los más ortodoxos, después de la deriva ya no económica sino nacional del pp, no les van a volver a votar
    - los indecisos sólo se movilizan en contadas ocasiones y sólo cuando las cosas les van bien (mayoría absoluta de Aznar en la 2ª legislatura) y tal y como les han tocado el bolsillo no votan pp ni locos.

    El centro no existe, es para los cobardes, nadie quiere grises, blanco o negro.

    Esa manía de quitarse la etiqueta de franquistas será su tumba, aunque hiciesen una política socialdemócrata seguirían sin votarles (para eso está el psoe) y TODA la izquierda seguirían llamándoselo (curiosamente sigue dándoles millones de votos)

    addenda - para hacer la política económica que están haciendo no necesito estudios ni las dos clases de economía que le dieron a ZP, crujir a impuestos, eso lo hace mi hija y mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Buen análisis de la realidad actual y con el que estoy plenamente de acuerdo.

      Esos dos bandos de votantes en sí son tres o uno. El fijo de sociatas, como bien dices, y el de los que votan para quitar a los sociatas ( no a los peperos), más los que siendo entre dos o tres millones deciden el voto final cuando les da la gana de salir de sus casas, porque éstos últimos pasan de todo o están hartos de todos.

      Los gringos lo tienen muchísimo más claro aún siendo casi idénticos los dos partidos que tienen, porque unos son más defensores de que el Estado no se meta en los asuntos de los individuos (Republicanos), y los otros desean que el Estado financie la Sanidad y las jubilaciones (Demócratas). Si yo fuera gringo votaría a Republicano ya que su idea base es que el Estado debe de intervenir lo mínimo posible en la riqueza o la miseria de las gentes. Que cada quién se busque la vida siempre que haya jueces y policias honestos.

      Lo de la ECONOMÍA de los peperos es como dices : propio del niño de cuatro años que cuando se le acaba el dinero de los chuches, pide más o más gente. Simple e infantil el sistema.

      Eliminar
  4. en mi opinión o el PP y el PSOE entran a saco en el desmontaje de la Casta, no unos meros retoques epidérmicos, o les heredarán UpyD y IU.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Ten la seguridad de que ni los HUNOS ni los HOTROS van a desmontar lo que les mantiene en el estatus de señoritos finqueros ricos.

      Habrá de duceder algo muy gordo, por ejemplo encarcelar a unos miles de mangantes, para que las cosas cambien. Y no hay ropones que tengan ovarios para hacerlo.

      Eliminar
  5. Ahora el PP promociona al PSOE sin el menor pudor, que para eso no es un partido estrafalario, se necesiota ser idiotas. Y por supuesto que perderán a buena parte de su electorado mientras que el voto de izquierda no les llegará jamás.

    Pero lo preocupante es que, mientras sí mientras no, a España no la gobierna nadie y los españoles andamos esperando que cese el circo de las corruptelas y el "y tú más" y se pongan a la faena de una puñetera vez, que para eso les estamos pagando a los muy canallas.

    ResponderEliminar