VERANO

27 febrero 2013

Corinna zu Sayn-Wittgenstein

Un personaje entre Mata-Hari y Marlene Dietrich cantando La Madelón, que apareció en el corazón de África cuando se había levantado la veda del elefante y del Rey de España. Un personaje que, como ahora, la cosa del espectáculo parecía que decaía la han traído, de nuevo, a la actualidad para darle al tema algo de morbo.

Y es que, con ello, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la misteriosa princesa alemana y 'entrañable amiga' de don Juan Carlos, se ha convertido en la protagonista de todos los dimes y diretes de la Villa y Corte. Y en un santiamén.

 ¿Y que aporta la rubia a la trama? Creo que poco. Creo que sus declaraciones son más sobre lo que pudo haber sido que sobre lo que fue en realidad. Creo que ha pintado poco en toda esta historia aunque vaya aparentando pintar mucho. Pienso que si fuesen verdad las cosas que dice no las diría.

Creo que quiere convertirse en súper-vedette cuando, como mucho, ha sido una corista. Una chica del coro a la que le hacen una entrevista y se cree Addy Ventura. No tiene sentido que diga que el Rey le pidió un trabajo para su yerno, teniendo como tiene, a un simple golpe de teléfono, a Botín o Alierta, por poner solo dos ejemplos.

¿De qué está hablando esta mujer? No tiene sentido que diga que el Rey le pidió un trabajo para su yerno

Pero ¿quién se puede creer que ha trabajado para el Estado en asuntos "confidenciales" y "secretos" y temas de naturaleza delicada que, según sugiere, estarían en relación con las más altas esferas?

Yo creo que esto debe ser consecuencia de problemas con el idioma. Yo creo que se referirá a otros secretos. De alcoba, quizá. Pero poco más. No se cree nadie que el Estado le encargase temas delicados... Es imposible.

Aunque puede que Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, princesa alemana, soñase en algún momento que era Jeanne-Antoinette Poisson, duquesa-marquesa de Pompadour, y que aún no se haya despertado...

Pero ¿en qué cabeza cabe que alguien, en su sano juicio, le encargase a esta buena mujer la solución de problemas importantes o la expansión de importantes empresas por el mundo?

Y anda, Corinna, acuéstate y di que te has caído.

 La Avispa


8 comentarios:

  1. Anda don Tella ¿¿usted no sabe que acabar de conceder una entrevista para el Hola???????. Lo que faltaba...y no se lo pierda...lo dijeron en el telediario!!Increible.En fin...fueron de safari!!
    Unnnn besito don Tella!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MIDALITA
      Cuánto me alegro de verte por aquí. Da gusto leerte.
      No, no sabía que había dado una entrevista para HOLA, pero esa puede hacerlo con la revista que le dé la gana. Está muy poderosa. Incluso ha viajado en compañía del Borbón a actos oficiales de Europa yendo ella como si fuera la reina de España.

      Un millón de besos, galeguiña.

      Eliminar
  2. Si vaya, será una cortesana boba pero aquí cada vez que abre el pico uno de estos ejemplares sube el pan. Y la prima de riesgo...

    Esto ya no es cuestión de insultar ni de agarrar cabreos, me apunto al socorrido Primperan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Es verdad, por cada jilipollez de una de éstas nos suben el pan y la sal, y terminamos todos sin saber muy bien si "semos" tontos completos a o media jornada.

      Eliminar
  3. Este escrito tiene mucho salero.

    A mí si te digo la verdad más que a Marlene Dietrich me suena más a Marlene Morreau o como se escriba.

    Pero cómo se le ocurre a nadie encargarle nada siendo mujer y rubia, por favor, o sea, te lo juro...

    Qué penita todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA
      Sí, se parece más a la Morreau esa en sus mejores tiempos y no tiene aspecto de ser muy fiable.

      Lo de "encargarle nada a una mujer......, le sobra lo de rubia, y por una vez estamos de acuerdo : sois muuuuu peligrosas las féminas, y lo sabeís.

      Eliminar
  4. Ese "zu" que en casa de los Larsen la cuna le negó lo halló Corinna dejando Escandia en la cama de Wittgenstein el tedesco.

    ResponderEliminar