VERANO

12 diciembre 2012

Estampa censora de los cincuenta

Con la supresión de las cartillas de racionamiento, en 1952, y de las de fumador, en 1953, la Jefatura de Abastecimientos y Transportes ha trasferido mucho personal a otros servicios.

Al camarada Diego Medina Jódar lo han colocado en el Negociado de Censura del Servicio Nacional de Prensa del Ministerio de Información.
Apenas instalado, su inmediato superior, don Tancredo Rivas Ponce, lo convoca a su despacho.
-¿Da su permiso, don Tancredo?
-Pase, pase.
Don Tancredo es un hombre de mediana edad, delgado, de rasgos afilados, nariz aquilina y voz un poco chillona. Sobre la mesa tiene una foto enmarcada en la que aparece trece años más joven uniformado de azul, estrechando la mano del Caudillo recién terminada la Gloriosa Cruzada de Liberación.
-El camarada Canales, su jefe anterior, me informa excelentemente de usted en cuanto a fidelidad al Caudillo y al  Movimiento.
-Favor que me hace, camarada jefe.
- Éste es un puesto de peligro, ésta es la portería de la patria en la que sus enemigos, la masonería, el liberalismo, el comunismo, el  enciclopedismo, la anti- España, quieren meter goles. Y, dígame, camarada, ¿es usted aficionado al balompié?
-Sí, camarada.
-Del Real Madrid, supongo.
Diego titubea un segundo, pero responde:
-Sí, camarada.
Excelente! -sonríe su superior satisfecho-, nos entendemos: yo también pertenezco a la hinchada del equipo nacional. Pues bien, si es usted aficionado al balompié sabrá que el equipo que encaja más goles es el que pierde. En este puesto que va a desempeñar su labor consiste en afinar la malicia para que no nos metan goles, ¡porque los goles que nos meten a nosotros se los están metiendo al Caudillo!
¿Comprende, camarada?
-Sí, señor, perfectamente.
-Mire: aquí llegan las informaciones de las agencias oficiales Efe, Cifra, Mencheta y el sursuncorda, además de revistas y periódicos de variado pelaje, desde la del Sagrado Corazón de Jesús, editada por los jesuitas de Bilbao, a la del Círculo Cultural Agrícola de Huesca.Nuestra labor es examinadas con lupa y cuidar de que no se cuele nada. Luego están los libros: las imprentas nacionales continuamente dan a la estampa libros. Cada uno de ellos es una peligrosa sima y donde se juntan muchos libros huele al azufre del infierno, como dice fray Justo Pérez de Urbel, buen amigo mío.
-¿En las bibliotecas huele a azufre, don Tancredo?
-No, no me refiero a las bibliotecas patrias -responde don Tancredo con un gesto de disculpa.
- Afortunadamente, a raíz de la Cruzada de Liberación, hicimos un buen expurgo en las bibliotecas y quemamos los libros disolventes, libertinos y anticatólicos en la pira purificadora. Me refiero a los libros que se publican ahora. ¡Que no se nos cuele ninguno contrario a la Iglesia o al Glorioso Movimiento! La Iglesia ya hace una buena criba en ello antes de concederles el preceptivo níhil obstar, pero ello no nos exime a nosotros del deber de volverlos a examinar por si se hubiera pasado alguno.
Ya sabe la gentuza que son los escritores en este país. Que no nos cuelen palabras malsonantes como, por ejemplo, "sobaco". ¿Qué trabajo les costaría escribir "axila" que es mucho más elegante? Y no digamos "pechos", o, peor aún, "tetas", con perdón. ¿Qué trabajo les cuesta poner "senos"? Lo mismo que "braga". "Braga" es que no debe ni mencionarse.
-¿Qué se pone en lugar de "braga", camarada? -inquiere Diego.
-Nada. No se pone nada: es que no hay necesidad de ser tan minucioso. Si la mujer se pone unas bragas, con perdón, se dice, por ejemplo: "La dama se vistió." Si, por el contrario, se despoja de esa prenda, se escribe "se desvistió",  nunca "se desnudó", ¿eh?. Y así sucesivamente. Toda palabra que pueda ser pecaminosa se sustituye por una equivalencia inocente o se suprime. 


Lo principal es extremar las precauciones con la malicia de los escritores y hasta con la de los linotipistas y cajistas de imprenta. ¡Queda mucho rojo emboscado que se pasa el día meditando maldades! 
Por ponerle otro ejemplo, con la palabra "ceño"" hay que tener especial cuidado porque la oración gramatical "cuando conoció la infausta noticia, la señora marquesa frunció el ceño", que es de lo más inocente y sólo expresa la lógica preocupación de una dama sensible, puede transformarse, mediante maliciosa errata, en "cuando conoció la infausta noticia, la señora marquesa frunció el coño".
¡Imagínese!
-¿ y qué se puede hacer en esos casos?
Ahí es donde se requiere un talento creativo del censor! -señala don Tancredo-: se pone "el entrecejo". "La señora marquesa frunció el entrecejo", y ya está. Lo mismo le digo de palabras delicadas debido a sus connotaciones revolucionarias: "obrero" que no aparezca nunca. Se pone "productor" o "trabajador"; y de las de contenido moral, un cuarto de lo mismo. Es mejor que no aparezcan "adúltero", ni "suicida", ni "homosexual".
-Entendido, camarada jefe.
-Bueno, muchas cosas las irá aprendiendo con el tiempo y con ayuda de Lupiáñez. Ahora vamos a un caso práctico. Coja un periodico de ese estante, el que sea.
-¿Éste?
-Bueno es. Mire la página de sucesos.

Diego busca la página de sucesos. En el ángulo inferior dereho descubre una noticia tachada con unos trazos de lápiz rojo.
-Léame el titular -ordena don Tancredo.
-"Condenado por abusos deshonestos y ofensas al jefe del Estado" -lee Diego.

El jefe de Negociado cierra el periódico y cruza los brazos sobre él.
-En obsequio de la brevedad, le resumiré la noticia: un mozo de la localidad extremeña de Oliva compra una moto Ossa de segunda mano e invita a la novia a dar un paseo. La prometída del interfecto, una muchacha de familia afecta al Movimiento, de derechas de toda la vida, de moralidad intachable, obtiene el pertinente permiso de la madre. Extremando la modestia, la muchacha se monta a mujeriegas en el trasportín del vehículo, despliega un púdico pañuelo sobre las rodillas y avisa al novio: "Cuando quieras".
Él arranca, mete gas al motor, petardea un poco por la plaza del pueblo espantando a las gallinas y, con el pretexto de que quiere ver cómo se porta la Ossa en carretera, sale del pueblo y lleva a la novia hasta un lugar solitario, donde corta el gas detrás de una propicia tapia, y le espeta a la novia: "Bájate, que hoy no te salva ni Franco".
Ya se puede imaginar lo que sigue. Cuando el Juez lo manda a declarar, el tío alega que ella había dicho "cuando quieras" ante testigos.

Diego comprende.
Claro, leyendo el texto uno capta la situación -prosigue el aspirante a censor-, pero el titular de la noticia, tal como está redactado, mueve a pensar que el que fue objeto de abusos deshonestos fue ... el Caudillo.

-¡Exacto! -aprueba don Tancredo-. ¡Ha dado usted en el clavo! ¡Imagínese la enormidad: el Caudillo víctima de abusos deshonestos a manos de un gañán de la dehesa extremeña! ¡Sólo pensarlo produce alferecía!"
-¡Qué barbaridad! -exclama Diego imaginando la escena.
Equilicuá! -corrobora el jefe de Negociado-. Esos errores, a lo mejor bienintencionados, se corrigen con multa. ¡Sin apelación, sin piedad! Hay que curarse en salud, que en los periódicos a pesar de las cribas efectuadas tras la Gloriosa Cruzada, queda mucho rojo infiltrado y mucho gracioso que luego se pavonea de que nos la ha colado, y el recorte con la noticia pasa de mano en mano por las tertulias de los cafés.

-Quedo enterado - camarada jefe- asiente Diego.

Tellabeltz


19 comentarios:

  1. Estampas de otros tiempos que, sin embargo, no nos quedan tan lejanos ni nos suponen algo extraño. Ciertamente es un artículo peculiar, con el transfondo de una realidad que nos llevó, en su día, a la casi irrealidad.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEDRO
      Dices que aquellos tiempos tenen un transfondo de irrealidad y así resulta desde la óptica actual, pero eran bien reales entonces. Fíjate cómo han cambiado los tiempos en apenas 50 años. Cambiado en cuanto a mentalidades me refiero.

      Aquella España de siniestras sotanas dominándolo todo, desde el vestir al trabajo de cada quién. Creo que entonces eramos unos 28 millones los españoles y me da la impresión de que nos conociamos todos de vista.

      Eliminar
  2. Pues a mí me da la risa. Me recuerda a esa peli "Espérama en el Cielo" con esos personajes tan conseguidos e irreales que aún así consiguen introducirte en una época.

    Yo no he conocido esas siniestras sotanas, solo a unas monjas que tenían un genio de mil demonios pero eran más buenas que el pan, sobre todo la hermana portera que siempre estaba al tanto para, cada tarde, levantarme el castigo cuando marchaba la superiora, fueron pocos años, pero divertido, mucho.

    Ahora ya no existe eso, ni los curas de sotana, ni la hermana portera y, la verdad, es todo bastante más aburrido y crispante porque para sacarle un chiste a la realidad actual ya hay que tirar de humor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Todo esto es ahora un puro chiste o un ramalazo de humor. Y sí da risa porque los personajes aquellos eran totalmente risibles en sus haceres y pensares.

      Cuando digo "siniestras sotanas" me refiero a los de arzobispo para arriba, los Eijo Garay, Morcillo,Pla y Daniel, Segura, etc. que controlaban hasta a Franquito si no les dejaba encarcelar a unos cuantos que no iban a misa.

      Las monjas que citas probablemente eran bastante brujas a nivel de superioras pero unas "inocentes" las demás.

      Eliminar
  3. jajajaja me he partido la caja leyéndolo, lo de los abusos deshonestos es genial. Cela fue censor de esos, él que era un palabrotero, es cierto que ahí comía mucha gente a la que querían recompensar y no sabían donde meterlos.
    Pues Javier esto tiene ritmo e ingenio a poco que te esfuerces sacas libro al estilo de Wenceslao Fernández Flórez por lo menos.
    Saluditos.
    Ps: Muy tranviario estas últimamente, te contare un secretillo. Mi señor papa el primer trabajo que tuvo de contrato, seguridad social y nomina fue de limpia agujas en el tranvía de Madrid. Era la primera vez que no tenía que doblar el lomo para segar a hoz o hacer carbón de leña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Me alegro de verdad que te hayas reído con el relato porque de eso se trataba : de satirizar aquella España de censores falangistas, arzobispos con más mando que los Tenientes Generales y de pobres diables colocados en ministerios para sacar un misereble sueldo de pan y agua.

      Lo de tu padre tuvo suerte de encontrar un empleo en Madrid en aquella época y viniendo del campo o del medio Rural.
      Estoy sacando portadas con tranvias porque los antiguos me encantan y aún quedan activo unos pocos. Este es el del funicular que sube al Monte Igueldo en San Sebastián y es el más antiguo de España, tiene ciento y pico de años y sigue funcionando con los mismos vagones y sistema del inicio.

      Eliminar
  4. Hombre, leyendo la prensa catalana, donde todos los periódicos se ponen de acuerdo en firmar el mismo editorial contra una sentencia del Prostitucional, ¡que todavía no se había dictado!, o con la prohibición de rotular en español un negocio particular, la verdad es que no encuentro mucha diferencia.
    Por no hablar del riesgo de que te volaran la cabeza en las Vascongadas si te atrevías a poner mala cara al batasuno de turno.
    O de Andalucía, donde no te libra de ser perseguido, aunque seas un cardiólogo de fama mundial, por atreverte a criticar a la Consejería de Salud.
    Y así hasta el infinito.
    Y eso sin una guerra de por medio.
    ¿Progreso?.
    ¿Evolución?.
    Sí, la de la ameba al paramecio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAPI
      Sí, sí, todo eso que dices es tan ridículo como lo de los censores falangistas dedicados a expurgar periodicos y libros.

      Y por ello no cambia nada : tan ridículos resultan aquellos como los actuales ajilipollúas catalufos, batasunos o andalusiés analfabetos. Pero el nivel mental de la población en general sí ha evolucionado aún a pesar de existir tanto tonti-culo. Al menos no creo estar en esas ondas personalmente, y tampoco tú.

      Eliminar
  5. He escuchado entrevistas a actores, directores, etc, que vivieron esa epoca y tenian que lidiar con los censores franquistas, y muchos coinciden que habiendo censura, era tan caricaturesca como se destila en esta entrada. Tenian que hacer "trampas" para sortear a estos censores, y a menudo lo conseguian.

    En cualquier caso, claro que habia censura, era una dictadura, ¿cabia esperar otra cosa?.

    Dicho esto, para mi estas ventanas al pasado cobran sentido y valor cuando las comparamos con nuestro presente. ¿De verdad alguien se cree que hemos mejorado?.. uy que chungo suena esto, pero piensenlo:

    - Antes los censores eran unos señores dependientes del régimen, y que dentro de su totalitarismo, eran unos tancredos como los descritos.
    - Ahora estamos en democracia, pero el cuerpo de censores está conformado por múltiples capas: políticos, funcionarios, enchufados, grandes grupos privados de comunicacion, editores de periodicos, periodistas, televisiones y radios publicas...

    Todos conocemos el caso catalan, ¿pero creen que el caso vasco es mucho mejor?..¿y los medios andaluces?..¿y no pocos medios nacionales?. ¿Quien controla la adjudicadura de licencias y frecuencias sino aquellos que pretenden controlar el flujo de informacion?

    Señores, vivimos en medio de una salvaje censura con la que se controla a estratos enteros de la sociedad, o incluso a toda la sociedad española. Son medios, que a cargo de este o aquel CENSURAN LA VERDAD, torciendola, doblandola para adaptarla a los intereses bastardos de turno.

    Comparen esto con don tancredo y díganme que caso les parece mas sangrante. Hoy en dia solo nos salva internet, un medio por el que nos informamos UNOS POCOS, y por ahora, que ya veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Completaente de acuerdo con todo lo que dices.

      Hoy hay auténtica CENSURA, aquella que se pinta en el post era una ridícula idiotez a la manera de un colegio de monjas ursulinas. Y la prueba está, por eso la he traído, la de chuflas contra el Régimen que metía cada semana una revista de humor titulada LA CODORNIZ. A un margen del post viene una caricatura (que representa al director de esa Revista el gran Alvaro de la Iglesia y los otros podrían ser lo mismo Mingote como Mihura o Munoa).

      Hoy se censuran las IDEAS y aquello era un ejercicio de corrección de palabras e imágenes ( como cuando censuraron la pelicula de Grace Kelly en el que en vez de amante del protagonista aparecía como su hermana, con lo que la peli no se entendía nada).

      Tú lo describees mejor con tu párrafo que dice =

      "- Antes los censores eran unos señores dependientes del régimen, y que dentro de su totalitarismo, eran unos tancredos como los descritos.
      - Ahora estamos en democracia, pero el cuerpo de censores está conformado por múltiples capas: políticos, funcionarios, enchufados, grandes grupos privados de comunicacion, editores de periodicos, periodistas, televisiones y radios publicas...
      "

      Eliminar
  6. Muy bueno el artículo para recordarnos que, antes de estar en el extremo actual, estuvimos en el extremo contrario. Somos un país donde no existe el término medio y unas veces se prohibe a las mozas que enseñen la pantorrilla y, a la siguiente, pueden exhibir hasta la rabadilla.
    Lo que siempre permanece, en cualquier extremo, son las diputaciones provinciales y el afán por cosernos a impuestos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Qué verdad más gorda ha escrito : lo que siempre permanecen iguales son las DIPUTACIONES PROVINCIALES con sus tasas e impuestos.

      Qué diferencia entre aquellos "censores" de palabras de los 50 con lo que hoy dicen y conversan algunas ejemplares del sexo femenino. Si aquellos Don Tancredos lo vieran ahora y oyeran ahora se morian del susto.

      Este país es un paraiso para los extremos y los extremistas.

      Eliminar
  7. Cualquier tiempo pasado, fue mejor, aunque ahora tengamos wasap, facebouk,twister XL,aquellos tancredos, se esmeraban en que no saliera una linea sin pulir, pero la inteligencia, siempre salia a relucir, sobre todo en aquella revista satírica «La revista más audaz para el lector más inteligente», donde escribía gente de la talla de Alvaro de la Iglesia, Mingote, Chumy Chúmez, Máximo, Gila, Serafín, Dátile, Oscar Pin (pseudónimo de Fernando Perdiguero Pérez), Perich, Ops; y un montón de gente del régimen, que escribían de verdad, no como ahora, que, entre que no saben escribir, que, no son críticos con la realidad, porque las subvenciones les tienes agarrados de las gónadas, y que, porque no decirlo, el nivel de inteligencia y creatividad no esta a su alcance, los periodistas y gacetilleros de hoy en día, no saben, mas que estar en tertulias y en programas de TV adeptos al régimen imperante, y se dedican a contar, verdades a medias, mentiras, medias mentiras, y si no fuera, porque una imagen vale por mil palabras, hoy en día, estaríamos mas desinformados que en aquella siniestra época de curas, mandilones, espadones, y jueces apesebrados, que, tan mal, nos lo hicieron pasar.
    Excelente post, hay que volver a los planes de educación del 52 de Villar Palasi, que al menos, nos hacían pensar, ya basta de mamandurrias. La inteligencia al poder.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, el plan de 1952, es de Joaquin Ruiz-Jiménez y Cortés, el de Villar Palasi es (LEY 14/1970 de 4 de Agosto)

      Eliminar
    2. Da igual, a los efectos, la precisión de fechas. Aunque es probable que fuera de Ruiz Jimenez que sí estuvo de Ministro de Educación por esos años 50. Y luego Franquito lo mandó de embajador ante la Santa Sede.

      Eliminar
  8. DPN MANUEL
    Cuánto me alegra volver a saber que está circulante por los madriles y especialmente por estos internetes. Es un auténtico placer volver a leer su opinión de viejo español que las ha conocido de todos los colores, como el que suscribe.

    Efectivamente su memoria supera por mucho a la mía y nos trae los nombres de todos aquellos genios que ni cobraban por sacar aquel ingenio de dibujos y palabras llamado "La Codorniz". Y lo curioso es que todos ellos eran, los más críticos con el Régimen, gente del propio Régimen, tal como dice. Ni eran sociatas (esos no tenian guevos para criticar nada), ni comunistas ( esos vivian en Paris), ni siquiera masones.

    Lo de ahora es más vergonzoso en cuanto a censura aunque los Don Tancredos aquellos nos parezcan unos tipos ridículos.

    No recuerdo de quien era el Plan de Educación pero es posible que fuera tal como dice, lo que sí tengo claro es que los que saliamos entonces del cole con el Bachiller parecemos ahora doctores en comparación incluso a los actuales universitarios.

    Mal veo ahora poner en práctica su proclama de "LA INTELIGENCIA AL PODER" porque ese bien es totalmente escaso en estos tiempos.

    Un abrazo, Don Manuel.

    ResponderEliminar
  9. Qué sarta de ridiculeces timoratas...claro que ahora por contra tenemos el libertinaje de expresión que también da para casos sangrantes como esa cosa de la que habla hoy "el isra" y que es una afrenta al sentido común y al buen gusto.

    Está claro que los términos medios no son lo nuestro y ya no digo más que luego dices que me desrriñono y no es plan que ya tengo bastantes achaques

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA
      Sí, todo aquello de aquellos años era una completa sarta de ridiculeces y lo malo es que los únicos que no se dabn cuenta de ello eran los actuantes.

      Respecto a Isra y su defensa de lo extremo de la cutrada debes de tener en cuenta que es lo suyo : cuando todos abominamos de las horteradas él las defiende por no parecer igual a los demás, ya que es complutense y por tanto con derecho a ser "único". Diriamos que es su "sentido de la contradicción". Y yo le respeto.

      Cuando te dije que te "desrriñonas" no lo hacía en sentido peyorativo porque respeto todas las ideas, pero he observado que cuando se tocan las "majaderías timoratas" de los peperos, procuras poner alguna atenuante a lo que es evidente malhacer. Y no te reprocho, pero, como tú misma dices, tengo derecho personal a considerarlos, a los peperos de ahora como una banda equiparable a la que formó ZP.
      Todos los hombres y mujeres, o a la inversa, de Aznar como Cascos, Rato, Espe, las hermanas Loyola, María San Gil, Alex Vidal Cuadras (éste sacrificado por el propio Aznar), Manuel Pizarro, etc. etc. el Rajoy los ha ALEJADO de mala forma para terminar siendo un pobre diablo.

      Eliminar
  10. Javier, gracias por recordarme la mejor portada de La Codorniz.

    ResponderEliminar