VERANO

04 noviembre 2012

Juez Serrano

Sin necesidad de ser un jurista de baja intensidad, cualquiera que analice el caso del juez Francisco Serrano se da cuenta de que se encuentra ante un caso de exageración penal, por no decir de manifiesta injusticia. Dicho togado prolongó por un día la custodia paterna de un muchacho para que este pudiera acudir a la Estación de Penitencia de su hermandad de la Madrugada sevillana, tal y como era su deseo debidamente manifestado.

Cuando menos, puede considerarse un error de procedimiento, pero poco más. Al juez en cuestión, por haber tomado dicha decisión, siempre discutible, le han inhabilitado por diez años amén de cargarle con las correspondientes sanciones económicas.

Tiene su explicación. Francisco Serrano es una suerte de hereje. Es, como parece, un hombre de principios concretos en quien la Escuela Británica de Diplomacia jamás confiaría una clase magistral para sus licenciados.

Rebelde ante muchas de esas disposiciones de feminismos, Serrano ha sufrido persecución, difamación, desprestigio y no pocas embestidas por su terca discrepancia de la teoría comúnmente aceptada de que el hombre siempre es culpable por el principio elemental de las cosas.

En una sentencia, que más que una sentencia es una golfada, ha sido víctima de la corrección política. Dicha decisión no resiste la justicia comparada: si a Serrano le han apartado diez años de su carrera judicial por conceder un día más de custodia a un padre ante una madre intransigente, habría que preguntarse qué habría que haber hecho con otros jueces míticos de la progresía por haber tomado decisiones mucho más trascendentales en el discurrir de la justicia. No hace falta dar nombres.

En el Supremo se produjo el esperpento. Un abogado melodramático y extemporáneo y una madre milimétricamente dedicada a la persecución de su antiguo cónyuge consiguieron convencer a unos jueces –de comportamiento algo bovino y lanar– de que se había cometido una conspiración criminal para destrozar a una progenitora B. De no haber sido una cofradía de Semana Santa y de padre a madre, el caso no hubiera obtenido registros semejantes al disparate, en el que el mismo ponente que defendía una cosa en otro proceso bien conocido defendía lo contrario en el presente.

Repito: se trata de un día más de custodia a un padre, nada más. No ha excarcelado a narcotraficantes, no ha sido sobornado por delincuentes, no ha abierto causas generales que no le corresponden, no ha grabado conversaciones privadas de abogados. Solo ha permitido que un niño saliera de paje en una cofradía, tal y como era su deseo. Eso se salda con diez años de inhabilitación.

carlos@carlosherrera



8 comentarios:

  1. Y que dé gracias de que no se lo llevaran a dar un paseito. O que no lo encerraran con una jauría de feministas rabiosas (que por otra parte es su estado natural).
    Aplicar la lógica a la justicia, en España, es como pretender entender la física cuántica explicada por la Sánchez Camacho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAPI
      Pero qué cruel y sádico eres al deseae algo a otros : el escuchar a la Sanchez Camacho hablar, simplemente, es ya una tortura peor que caer en manos de la Gestapo.

      Pues si aplicar la Justicia, por los del Supremo que han sancionado a Serrano, va a suponer lo mismo que oir a la lora esa, apañados estamos para unas décadas.

      Eliminar
  2. Y ahí sigue la Ley de Violencia de Género, bonita camarilla de alelados y sinvergüenzas que aún tienen el valor de pedirnos paciencia. Pobre hombre, suponiendo que llegue ahasta Estrasburgo y gane le han amargado la vida, y bien.

    En Perú no decían que era como elegir entre el SIDA y el cancer, pues aquí es lo mismo más un granuloma maligno que es UPyD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Esperabamos, los ingenuos del país, que cuando viniera Rajoy nos iban a solucionar todas esas majaderías del ZP y sus girls, y resulta que el mutiko no ha tocado aún ni la norma que exige ponerse pijama para dormir en Moncloa.

      Es muy para el caso lo del peruano : elegir entre SIDA y un tumor cerebral. El que un ropón que funciona y es ecuánime, como exige el Derecho, no sea sancionado, mientras que a los que sueltan a los narcos los ascienden.

      Eliminar
  3. Es que lo que tenemos aquí no tiene nada que ver con la justicia. Vamos no se le parece ni de lejos. A este señor le amenazaron previamente las asociaciones feministas con cargárselo por sus opiniones con respecto a este y otros asuntos y efectivamente se lo cargaron montandole un caso que esperemos la justicia europea desmonte.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT

      Es como dices : llevan años las feminazis queriendo cargarse a este Juez, que creo que es uno de la media docena de ropones honrados en total que hay en España.

      A quienes hay que destituir de por vida es a los miembros del Consejo General del Poder Judicial y a los del Tribunal Constitucional. Los del Supremo empiezan a parecerse a los del Constitucional, también.

      Eliminar
  4. ¡Hombre! unos días ausente, y todo cambia... Ya no sé si este es el mismo blog de Tellagorri, otro complementario o un primo hermano. En cualquier caso, me he suscrito. no sé que tipo de problemas ha habido, o como decía el otro, qué movidas más gordas se han producido.

    Respecto al via crucis de este juez, Herrera lo ha bordado.

    La justicia, lenta, ineficiente, anticuada, dependiente. Todos los males juntos. ¿Qué le voy a contar a usted?

    FugisaludoS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FUGITIVO
      Soy el hermano siamés y "maketo" de Tellagorri pero no se lo digas "naide".
      Dado que en el Blog original me borraban cada día las imágenes que insertaba, he cambiado a un Blog nuevo, nombre y logo nuevo y a ver si me dejan en paz esos virtuosos del joder al prójimo. Mejor que no sepas de qué van los tiros para no complicarte la vida.

      Agradezco tu visita y más lo agradeceré si sigues viniendo aquí como ibas hasta ahora al OTRO.

      Un abrazo

      Eliminar