VERANO

11 octubre 2012

Aquella semana de 1909

Hace ahora cien años, grandes columnas de humo oscurecieron el cielo de Barcelona, mientras ardían sus principales iglesias y conventos. Momias extraídas de sus tumbas eran paseadas por toda la ciudad. Lo que empezó como una huelga acabó convirtiéndose en un violento estallido de rebelión popular.

La semana trágica.

La semana del 26 al 31 de julio de 1909 en Barcelona se desencadenaron unos hechos terribles que han pasado a la historia con el nombre de la Semana Trágica. Un nombre que describe a la perfección la revuelta popular que empezó con una huelga general, convocada para impedir el embarque de los soldados reservistas españoles hacia Marruecos desde el puerto de la ciudad, pero que desbordó a las fuerzas políticas y acabó con la quema de un gran número de iglesias, conventos y escuelas religiosas.

Se recuerda el furor anticlerical (probablemente con mucha razón por parte de la masa) y las causas que concurrieron en aquellas jornadas revolucionarias.

La crispación ciudadana de las clases trabajadoras es, sin duda, una de los principales detonantes. Desde mediados del siglo XIX, las calles de Barcelona eran periódico escenario de huelgas y barricadas. Incluso en 1835 ya se había efectuado una violenta quema de conventos que conllevó varias víctimas mortales.

Bullangas y revueltas obreras jalonaron los años de 1840-50 para desembocar en las bombas y petardos anarquistas del fin de siglo. Además, la depauperada clase obrera demandaba constantemente una mejor educación. Sólo a partir de una mejor instrucción podrían elevar su nivel cultural y optar por mejores trabajos y salarios.

Pero la educación escolar estaba desde 1851 condicionada por el Concordato entre España y el Vaticano, y la iglesia ostentaba prácticamente el monopolio de la educación en España.

¿Porqué será que en este país el odio de los más miserables economicamente siempre es contra el CLERO en primer lugar, y contra la Aristocracia en segundo puesto?

A mi entender, porque siempre hemos carecido de una copia de la Revolución Francesa, en la que los burgueses quitaron de enmedio a la Nobleza y al Clero, dejando equilibrado el aspecto social.

Hasta el año 1931 (desde 1789 de los franceses) no hubo en España verdadera explosión social nacional y ésta fue manipulada por los socialistas y comunistas en beneficio propio. Y aquí esa revolución la hicieron los obreros (tanto en 1900 como en 1931) mientras que en Gran Bretaña (Oliverio Cromwell en 1653) y en Francia (los ilustrados 1789) los revolucionarios auténticos lo fueron los miembros de la BURGUESÍA.

En España nos saltamos la revolución de los burgueses para desembocar en la de los obreros anticipándonos a los rusos. Otro país en el que tampoco los burgueses se movieron y luego tuvo que sufrir la sangría feroz durante décadas de los seguidores de Lenin y Stalin.


Tellagorri





4 comentarios:

  1. Siempre hemos ido atrasados en todo... Menos mal que hoy en Barcelona también estamos viviendo algo histórico y mucho más agradable :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON GEORGE
      Si a lo que te refieres es a lo que la prensa dice de que "Miles de personas -6.000, según la Guardia Urbana; 65.000, según la Delegación del Gobierno y 100.000 según los organizadores- han llenado hoy la Plaza de Cataluña de Barcelona para participar en la concentración en favor de la unidad de España convocada por la plataforma ciudadana "De España y catalanes" bajo el lema "Cataluña somos todos". ", NO ME PARECEN MUCHOS.

      Eliminar
  2. ¿Lloviendo, con la sola convocatoria de las redes sociales, sin prensa, salvo alguna honrosísima excepción y no la de más cobertura, sin medios para desplazar gente de toda Cataluña, con toda la parafernalia institucional en contra y con las pandas de tíos de la porra y camisa negra?...¿pocos?.
    Legión me parecen.
    Y muy valientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CAPI
      A mí me recuerda a cuando mataron a Miguel Angel Blanco y toda la población vasca salió a la calle a la caza y captura de batasunos. Que se escondieron como ratas durante un par de meses.

      Aquel cabreo de los vascos de aquel momento, desmontado con astucia luego por los peneuveros, creo que llevaban hoy los catalanes que están hasta los mismísimos de tanto truhán salvapatrias.

      Eliminar