24 abril 2010

Una de "feroces y temibles" gudaris

Faltó sólo el clásico grupo de danzas que se encargara de bailar un aurresku de bien­venida y que una fornida neska (doncella) le entregara en bandeja de plata las llaves de la ciudad y la maquila de plata al vencedor para que todo hubiera resultado "exqui­sitamente delicioso".

El 19 de junio de 1937, al tiempo que el Gobierno de la República ordena demoler la zona fabril y crear focos de resistencia en Bilbao, el batallón Itxas-Alde, con su co­mandante al frente, se traslada delante del hotel Carlton de la capital vizcaína.

En el momento en que las primeras tropas franquistas, comandadas por Ra­fael García Valiño, entran en la ciudad, se encuentran con un espectáculo inespe­rado. El comandante del Itxas-Alde ha mandado a formar a sus gudaris, desarma­dos, y dirigiéndose al jefe del hasta hace unos minutos Ejército rebelde, le rinde honores y le grita:
-¡Sin novedad, mi coronel! Le hago entrega de la ciudad intacta y, desde aho­ra, me pongo a sus órdenes.

Celebrada la infame ceremonia, en la que los vencidos en lugar de acogerse a los convenios internacionales de rendición sobre la guerra, decidieron pasarse al enemigo, y los soldados del Itxas-Alde se dedican a desarmar a los escasos reductos de pobla­ción que quieren ofrecer resistencia. Useáse a sus compañeros de armas.

A continuación piden su ingreso en el Ejército de Franco , llenando las hojas de filiación y sometiéndose a los tri­bunales de depuración. Casi al mismo tiempo, otros 16 batallones se rinden a la I y V Brigadas de Navarra y otros dos a la VI en idénticas e indecorosas condi­ciones.

En total, cerca de unos diez mil gudaris que tras calarse la boina roja de los carlistas serían trasladados en su mayoría, bajo mandos de los requetés de Nava­rra, a engrosar las filas nacionales en las batallas de Teruel y del Ebro donde, en contra de lo que aseguran los peneuveros, hubo batallones enteros de gudaris polikarpianos luchan­do contra la República, en vez de en su defensa.

Con la mitad del Ejército Vasco cambiado de bando, el jefe del Ejército del Norte reunió a varios de los jefes de los batallones nacionalistas, entre ellos a Pa­blo Beldarrain y a Francisco Gorricho Bilbao, y les ordenó demoler las empresas de armamento militar y las industrias pesadas de la margen izquierda del Ner­vión.

Como temía ser desobedecido llegó incluso a comunicárselo por escrito: "Ministro de Defensa de la República reitera vivamente la inutilización absoluta de toda industria militar que, en manos de los facciosos, pueda contribuir a au­mentar su potencial bélico y suponer un serio revés para la República. Ordeno a usted cumplimiento inmediato de estas instrucciones."

Beldarrain y Gorricho aparentaron obedecer las instrucciones, construyeron galerías en los muros de las principales industrias y adosaron paquetes de explosi­vos a sus paredes. Sin embargo, en el momento de proceder a su voladura se en­frentaron abiertamente al comisario político comunista Jesús Larrañaga y al ge­neral Gámir.

Hicieron incluso algo peor. Ordenaron a los batallones Martiartu y Gorde­xola que emplazaran sus ametralladoras en puntos estratégicos de Altos Hornos de Vizcaya, La Vizcaya, Echevarría, La Basconia, Astilleros del Nervión, Babcock Wilcox, Talleres Zorroza y la Universidad de Deusto y dispararan contra quienes trataran de convertir en escombros la zona fabril.

De esta manera, una sección del batallón anarquista Malatesta y un grupo de dinamiteros asturianos que trataban de colaborar en la demolición tuvieron que desistir de sus propósitos ante la amenaza de ser "pasados por las armas".

-El que vea con un cartucho de dinamita en la mano es hombre muerto - -amenazó Beldarrain.

Debido a esta actuación, los comandantes Beldarrain y Gorricho, entre otros, fueron condenados a muerte por alta traición por el Frente Popular, se puso pre­cio a su cabeza y no pudieron pisar Cataluña durante el resto de la Guerra Civil.

El resultado de su acción fue que la ciudad más próspera e industrial de Es­paña, Bilbao, con su gran puerto, uno de los principales de Europa, sus entonces inago­tables minas de hierro, sus astilleros y su poderosa industria pesada, especialmen­te la siderurgica y de armamento, pasaron a manos de Franco sin disparar un solo tiro.

Ya ven vuesas mercedes que las historietas que narran los capitostes peneuveros a sus prosélitos, sobre sus heroicas acciones guerreras contra Franco,  jamás se parecen a la realidad. Los cuenta-cuentos, calibre korkorekas, son más fantasiosos que los de Bagdad.

Tellagorri


23 comentarios:

  1. Sr.Tellagorri, me ha gustado el articulo, desconocia estos acontecimientos en la guerra del norte, conocia lo del cinturon de hierro, una linea fortificada de bunkeres de hormigon fuertemente defendidos, pero que fueron destrozados en el año 37 gracias a que uno de los arquitectos se paso a los nacionales con los planos; independientemente de eso, siendo los señores del PNV, miembros de la burguesia, mas rancia y derechista, no me extraña que se cambiaran de bando con tal de mantener sus intereses, creo recordar que San Sebastian, fué lugar de descanso de la Legion Condor y de los jerifaltes del régimen, no obstante el mismo franco veraneaba alli, codeandose con la alta burguesia, y pocos se atrevian a levantar la voz,muy al contrario, algunos estaban complacidos de hacer negocios, sobre todo con los alemanes, con la venta de carbon, y acero.
    Y ahora van de patriotas, codeandose con los señores de HB,y luciendo pedigri. Cuanta desverguenza y engaño se oculta tras los muros de la memoria.
    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  2. sera porque soy de santoña pero este es uno de esos capitulos que aqui no se olvidan pese a los esfuerzos del pnv de presentarse como victima del franquismo y adalid de libertades
    http://es.wikipedia.org/wiki/Pacto_de_Santo%C3%B1a

    ResponderEliminar
  3. DON MANUEL

    Los peneuveros y sus "aguerridas tropas" no hicieron otra cosa que correr desde que llegaron los navarros a Irún. De Irún a Bilbao estuvieron corriendo hacia atrás hasta Bilbao. Rindieron Bilbao tal como se muestra en el post, y se dirigieron a Cantabria. Allí, en Santoña, rindieron todas las fuerzas a Franco, a través de un general italiano, a cambio de que se permitiera el perdón y huída de los jerifaltes (Lehendakari Aguirre, Leizaola, Ajuriaguerra, etc., etc.)
    Las tropas gudaris rendidas muchas fueron a campos de concentración, pero los Jefes quedaron todos INTACTOS. Incluso trabajaron en el Régimen franquista para el Estado.

    Franco veraneaba en San Sebastián con mucha más tranquilidad que si lo hiciera en Mallorca, durante 40 años.

    ResponderEliminar
  4. TRASMERANO

    Sí, lo de Santoña, gestionado por el cura Onaindia en el Vaticano y en el cuartel General de Franco en Salamanca, fue la rendición de todas las tropas vascas a cambio de INMUNIDAD para los jefes.

    Pero lo del post de hoy es anterior a Santoña.

    Ya voy a mirar la dirección que me das.
    Siguen los peneuveros de VÍCTIMAS del franquismo, porque el nacionalismo tiene como esencia ser víctima de alguien.

    ResponderEliminar
  5. Maestro Tellagorri diran lo que quieran pero que,en guerra, los peneuveros fueron unos cobardes y unos meapilas lo sabe hasta Wikipedia:
    Desde la primavera, antes de la caída de Bilbao y de las últimas plazas que controlaba el gobierno vasco, Juan de Ajuriaguerra, presidente del Bizkai Buru Batzar, había estado negociando, durante varios meses, un acuerdo de rendición con la mediación del Vaticano que llegó a oídos del gobierno de la República al interceptar un telegrama:
    "11126 sss CInA DEL Vaticano 1 200- 199 8 1340 ETAT- Su Excelencia Aguirre, Bilbao - tengo el honor de comunicar a vuestra excelencia que los generales Franco y Mola, interrogados expresamente acerca del asunto, han hecho conocer ahora a la santa sede las condiciones de una eventual rendición inmediata de Bilbao. 1: se empeñan en conservar intacto Bilbao. 2: facilitarán la salida de todos los dirigentes. 3: completa garantía que el ejército de Franco respetará personas y cosas. 4: libertad absoluta para los milicianos soldados que se rindan con las armas. 5: (...). 6: serán respetadas la vida y los bienes de aquellos que se rindieren de buena fe, aun para los jefes. 7; en el orden político, descentralización administrativa en la misma forma que la disfruten otras regiones. 8; (...), el Santo Padre exhorta a vuestra excelencia a tomar en atento y solícito examen dichas proposiciones con el deseo de ver finalmente cesar el sangriento conflicto. Cardenal Pacelli"

    ResponderEliminar
  6. DAMS
    Sí, conozco el tema.Un tal Oyarzabal ha desempolvado los archivos franquistas de Salamanca y los del Vaticano y ha llegado a la conclusión, demostrada, de que nada más iniciarse la Rebelión de Franco el 18 de Julio de 1936, el Euzkadi Buru Batzar buscó rendierse a Franco, mientras comunicaba a Azaña que "ellos harían la guerra con la República".

    ResponderEliminar
  7. DAMS
    Addenda: Por eso, tras la rendición en Santoña (pactada con el Vaticano y Franco) entregaron las armas a un general de Musolini y quedaron los jefes inmunes.

    Bajo protección de Franco, el Lehendakari Aguirre se fue a Berlín y los nazis le ayudaron, tras varios meses de vivir allí, a tomar un barco en Noruega en dirección a New York, en donde se puso a disposición de la Cía para denunciarles las actividades de los comunistas españoles en Sudamerica.

    El gran jefe del PNV, AJUARIAGUERRA, vivió durante todo el franquismo en la calle Henao de Bilbao y trabajando como ingeniero para el ESTADO.
    Te pongo una dirección de este blog en donde trato del tema de Aguirre en Berlín =

    http://tellagorri.blogspot.com/2007/05/lehendakari-aguirre-visita-hitler.html

    ResponderEliminar
  8. Pero qué bueno Tella, cuando estaba esperando un desenlace del tipo "pasaréis por encima de nuestros cadáveres" leo "sin novedad mi coronel".

    Qué grande, y al respecto del tema ¿cómo es la versión del PNV? me imagino que dirán que la traducción falló o que los toruraron antes... no sé, me gustaría conocerla, o lo mismo dicen que eso nunca ocurrió.

    Cómo me gustan estas historias de la historia que desmontan el chiringuito nazi del PNV.

    ResponderEliminar
  9. Como siempre, señor Tellagorri, sus entradas y los blogueros con sus comentarios son un lujo. Las recopilo todas en un archivo especial que me he abierto. Muchas gracias a todos por el blog.

    ResponderEliminar
  10. Excelente resumen.
    El PNV podría cambiarse el nombre y ponerse partido de la traición y la mentira permenentes, que con tal de seguir en las poltronas abrazan la causa que haga falta.
    La hipocresía es su divisa.

    ResponderEliminar
  11. ¡Adelante que son pocos y cobardes! Me imagino que este sería el grito de batalla cuando se encontraban con los peneuveros en aquellas batallas cruentas y donde moría hasta el último hombre luchando por la libertad de sus dirigentes que no su tierra. Y mientras estos dirigentes tomando una "cafelito" en algún que otro café de París ¡oh, la, la!.

    Más o menos igualitos que los de ahora, al final si voy a creer en la reencarnación, sobre todo en la de peneuveros, donde cuando uno la "espicha" se reencarna en otro Polikarpo, porque son tan idiotas que los cortan a todos por el mismo patrón y la misma ideología cobarde y nazi.

    ResponderEliminar
  12. Amigo Tellagorri, en primer lugar te saludo de nuevo después de mis vacaciones, alargadas más de la cuenta, pero en mi caso con enorme alegría, por el famoso volcán islandés.

    Segundo, como siempre, y como ya sabemos, los polikarpianos que siempre se inventan sus maravillosas historias de gudaris luchando contra el fascismo franquista no son para nada ciertas, sino todo lo contrario, muchos de los que luego se pasarían a ETA, a través de PNV, son de origen requeteniano, y es como dudarlo, el carlismo estaba firmemente afianzado en aquellos lares, y el carlismo como sabemos, DIOS, PATRIA Y REY, era muy pero que muy fascista y de él deriva el PNV, para quien no lo sepa partido fascista por excelencia.

    Un saludo y aquí m tienes de nuevo para seguir luchando en el frente.

    ResponderEliminar
  13. Si se me permite, antes olvidé felicitar a Fray Sindulfo Alastaroth por su nombramiento. La Ciencia le ilumine en su labor pastoral.
    Me gustaría hacer una apostilla: el PNV es el único partido político europeo (que yo sepa) que luce una svástica. A otros los ilegalizan por ese motivo.

    ResponderEliminar
  14. Sin duda los gudaris polikarpianos y gentuza de similar pelaje, fueron y siguen siendo unos putos cobardes lameculos que se venden al mejor postor.

    Con ello no quiero decir que el pueblo vasco peque de cobardía, no vayamos a joderla, pero lo que sí es evidente que los bocazas y asesinos de hoy en día, armados con boina,capucha y Parabellum,son dignos descendientes de los antiguos bastardos que rindieron sus armas y traicionaron a la República y al propio pueblo vasco.

    ResponderEliminar
  15. ISRA
    La versión ACTUAL de los dirigentes peneuveros es que "todo eso es falso". Sin más. La de la postguerra, es decir la que contaron entre los años 1940 a 1975, es que la mayoría de "ellos" fueron fusilados, que los que se libraron estuvieron encarcelados en el Puerto de Santa María en Cádiz, y en el penal del Dueso, durante muchos más años que los que ahora cumplen los etarras, que fueron sometidos a torturas psicológicas y palizas, etc.

    Esa versión, extendida como un eslogan, entre los de Polikarpo, la contaron durante años a sus hijos y muchos de los etarras de los años 60 y 70 lo eran (confesado por ellos) porque sus padres les habían contado en "martirio" que habían sufrido con Franco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Franco,fue un Gran asesino en masa, de tipo nazistoide. de todo a quien sospechase minimamente pensante, solo dejo a los q aceptaron vivir Como zombis. Mejor ESP q la murrte, aumqie sea menos litetario. A ver q hubietas hecho Tu machote

      Eliminar
  16. HABIA UNA VEZ

    Gracias, por todo lo que dice, pero los agradecidos somos los blogueros a los que Ud. lee.

    Espero que no se canse de leer las cosas van saliendo en este blog aunque en ocasiones no coincida con su ideología.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  17. ASPIRANTE
    Los has definido muy bien : los peneuveros son, por esencia, un partido o Iglesia que se distingue por su sistematica traición a todo y su permanente mentira sobre todo.

    ResponderEliminar
  18. DON JAVIER

    La mayoría de aquellos dirigentillos se fueron al exilio unicamente por no ir al frente, porque tras ser recibidos como rendidos se le obligaba a seguir en el Ejército pero en el franquista, a pesar de que la mayoría de los gudaris se apuntaron voluntariamente.

    Y esos dirigentillos, como los padres de Anasagasti, se fueron a Venezuela, a México o a Francia. Cuando volvieron, venian tan frescos y "combatientes" como cuando se fueron porque nunca jamás encarcelaron a ninguno. Lo que viene a explicar su "lucha", de boquilla y a escondidas. No movieron un pelo de la nariz en 40 años.

    ResponderEliminar
  19. CAROLVS

    Bienvenido a casa. Me alegro mucho de volver a leerte, pues creía que te habías fugado y estabas en "busca y captura".

    En fin, los polikarpianos en sí son herederos del carlismo más ultra, pero no del de los carlistas de la guerra civil. Lo son de los carlistones que perdieron las tres guerras carlistas, gente integrista y totalitaria.

    Los que ahora son polikarpianos e hijos de padres requetés son unos hijosdeputa oportunistas, al mismo modo en que los que eran falangistas con Franco ahora son socialistas.

    ResponderEliminar
  20. Tranquilo Tellagorri, nunca abandono el frente, no va conmigo...ha sido solo un pequeño retiro espiritual para recobrar fuerzas para esta interminable lucha contra la mentira histórico-política.

    ResponderEliminar
  21. CAROLVS

    Hombre ahora que te iba caer una ABADIA y entrar en la Iglesia de la Libertad Ilustrada y Enciclopédica, en calidad de madatario, vas, coges y desaparece.

    Bueno, tranqui, que ya sé que has estado en la zona de Europa que denominan diversas formas : Madrid, Madrit, Madril, Madriz.

    ResponderEliminar