Paisaje relajante

19 octubre 2016

China se apropia de Galicia


Carlos Mouriño, está a punto de cerrar la venta del Celta al grupo asiático. La noticia fue un ciclón futbolístico, pero apenas una tormenta empresarial, ya que las inversiones de capital chino en España ya son habituales y tienen especial incidencia en Galicia, por lo general para hacerse con empresas emblemáticas para la economía local.
Según datos del Ministerio de Economía y Competitividad, Galicia es la comunidad autónoma que ha recibido más inversiones del país asiático en los últimos cinco años, con operaciones tan sonadas como la compra de Rodman Polyships, Albo y Gándara Censa.
Se da la circunstancia de que la venta de Gándara Censa, la mayor calderera de España, la realizó el mismo Carlos Mouriño que ahora cierra los últimos flecos de la del Celta.

El capital chino también llegó a Galicia para quedarse con los astilleros Rodman, uno de los grupos de construcción naval más consolidados de España. Lo hizo en alianza con Angola a través de China Sonangol, y con el polémico Sam Pa, ahora encarcelado por el régimen de la República Popular, como mediador. Pero antes de ese ingreso en prisión, hace ya un año, la alianza del capital chino con la paraestatal angoleña ya se había hecho con el 60% de los tres astilleros del grupo vigués a cambio de 72 millones de euros.

Sam Pa -también conocido como Sampa, Samo, Sam King, Sa Muxu, Xu Songhua, Xu Jinghua o Ghui Ka Leung, según un informe del departamento del Tesoro de Estados Unidos, es un habitual del aeropuerto vigués de Peinador, en el que su avión privado ha aterrizado en numerosas ocasiones para cerrar la operación de Rodman.
Pero los intereses que defiende van más allá del grupo empresarial gallego que preside Manuel Rodríguez.

En los últimos meses, Pa ha presentado propuestas por otros astilleros, los de Hijos de J. Barreras, y ha mantenido entrevistas con entidades financieras y empresarios de referencia en sectores como los de la alimentación, la hostelería y la sanidad para ampliar su cartera de negocios, siempre con el beneplácito de las autoridades autonómicas.

P- LÓPEZ


8 comentarios:

  1. No me importa que vengan inversores siempre que se dejen las cosas claras e impere la ley. Pero por otro lado no negare miedo, dada la casta politica que todo lo pudre y prostituye. A saber si hay mordidas como se suele decir y otras historias.

    ResponderEliminar
  2. SEÑOR OGRO.
    Claro que ha habido y hay MORDIDAS y demás comisiones tanto a nivel de cargos como de intermediarios.
    En sí las inversiones de estos grupos chinos benefician al país siempre que no suponga que Galicia o el Estado tengan que abonar subvenciones, como en otras ocasiones.
    En New York el edificio más emblemático del simbolismo capitalista yankee ha sido siempre el EMPIRE STATE o rascacielos, y es propiedad de capital chino.

    ResponderEliminar
  3. Dicen los gallegos " A nosa vaca ten o pesebre en Galiza e os tetos en Madrid = Nuestra vaca tiene el pesebre en Galicia y las ubres en Madrid".
    Pues, eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay otro galego, amigo Angélico, que dice "Coa muller e co diñeiro non xogues, compañeiro =Con tu mujer y con el dinero no juegues, compañero"

      Eliminar
    2. DON FRA ANGELICO
      Mucho que saben los galaicos para tener dichos así.
      Porque casi siempre los dineros terminan en MAdrí.

      Eliminar
    3. DON GETAIARRA.
      Dos cosas muy seria que pueden resultar peligrosas : No jugar a engañar a la mujer propia ni a nadie con los dineros.

      Eliminar
  4. Los chinos llegar con dinero fresco y eso abre puertas y doblega voluntades, no seré yo quien venga a predicar que se resistan a él, cada cual que haga lo que le plazca, pero es cierto que, en ocasiones, hay detrás de lo que sería el puro negocio, razones que se saben, cuando se saben, a toro pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Sí, las razones de esas inversiones casi siempre se terminan de entender A TORO PASADO.

      Eliminar