Juana Felisa Isabel culturizándose

14 abril 2016

Para las feministas leninistas



Las llaman 'mujeres sobrantes' ('sheng-nu') porque tienen más de 25 años y están solteras. Viven con el estigma de no tener pareja en China, un país en el que el número de hombres es muy superior al de mujeres.
En la cultura nacional, no casarse es una falta de respeto, acaso la mayor afrenta que puede causarle una mujer a su familia.
La culpa es de un corto documental en el que varias mujeres chinas cerca de la treintena cuentan las dificultades que enfrentan cada día por no tener pareja, lo incomprendidas que se sienten y la presión social que deben aguantar. A su lado unos padres que, lejos de aliviarlas, elevan la angustia con sentencias como "sólo moriré en paz si te casas".

La toma del mercado del matrimonio expone esta problemática en poco menos de cinco minutos: mujeres bellas, inteligentes y con las ideas muy claras que se derrumban cuando sus progenitores les imploran que se comprometan. "Debes encontrar un marido. Sólo moriré en paz si te casas", dice el padre de una de las protagonistas.
El problema está tan enraizado en la cultura china que también para esto han creado una solución. O así al menos lo ven ellos: un mercado de matrimonios en Shángai.
Las imágenes muestran una enorme plaza abarrotada de personas, padres e hijos que publican sus perfiles en una suerte de tómbola del amor: cuánto ganan, en qué trabajan, si tienen casa propia o vehículo particular. Todo sirve para 'vender' el producto: el mercado es un escaparate y los jóvenes su mercancía.


6 comentarios:

  1. La verdad es que manda huevos. Tiendo a pensar porque diablos esta sociedad -aquí o en China- tiende a moverse tanto, y en tantos aspectos, en los extremos. La sociedad ejerce una presión sobre el individuo, eso está claro, pero las posiciones extremistas a veces nacen en lo cultural, y otras en lo político. Lo primero entra en lo natural (otra cosa es que sea deseable), lo segundo me parece execrable y antidemocratico.

    En todo caso, lo politico, lo que debe crear, son ayudas que garanticen la libertad del individuo, pero me da que solo se dedican a lo contrario, a asegurarse control y dominio sobre el mismo, igual que lo que la sociedad china ejerce sobre estas mujeres.


    Joder con la prima saludable, a ver si la llamo esta tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      De acuerdo con lo que comentas es cierto que las poblaciones están sometidas a presiones que a veces, como en China, son EXTREMAS.
      Lo de estas chicas por razón de tradiciones y políticas gubernamentales, es el colmo de una situación cuasi-selvática : el exterminio de la libre elección individual en montones de actividades personales.

      Que vayan las feministas radicales locales a China a proclamar su catecismo anti-machista o, lo que es lo mismo, su HEMBRISMO.

      Eliminar
    2. Lo de las "mujeres sobrantes" de China va aterminar sucediendo aquí por razón de que las féminas actuales, o algunas de ellas, están consiguiendo que los hombres no quieran acercarse a ellas en base a sus feminazismos o lesbianismos.

      Eliminar
    3. DON LUIS
      Entre lo que argumentas como rechazo de mujeres por hombres, hay que añadir que cada día hay más varones homosexuales, no sé si como consecuencia del HEMBRISMO imperante entre muchas de ellas.

      Eliminar
  2. Si hay déficit de hombres y sobran mujeres, no veo más solución que despenalizar la bigamia. Entre la abundancia de féminas y el alto porcentaje de varones interesados en su mismo sexo, lo tienen crudo las señoritas casaderas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Está claro que lo que vuestra merced señala se está dando y terminaremos teniendo una sociedad en la que los heterosexuales casados o arrejuntados van a ser una ANORMALIDAD. "Probe" sociedad futura.

      Eliminar