Paisaje relajante

10 abril 2016

Baldomera Larra, precursora de Bankias y similares

El célebre refrán de "Nadie regala duros a pesetas" fue para Doña Baldomera, hija de Mariano José de Larra, la inspiración de uno de los timos más famosos de la historia de Madrid.
La pícara protagonista de esta historia jugó con lo que siempre hace caer en la trampa a todos los timados: beneficios rápidos y una avaricia ingente. Con ella manejó a su antojo quien, según algunos historiadores, fue la inventora de las estafas piramidales que han llenado las páginas salmón de la prensa económica.

Todo se remonta al año 1876 y a la apertura de un nuevo banco que ofrecía, precisamente, pingües réditos de un real al mes por cada duro depositado. Los beneficios participaban de la explotación de una mina gestionada por su esposo en Sudamérica que nunca existió. El interés era de un 60% anual.

Hubo labradores que vendieron sus yuntas para dedicar el dinero al negocio de los intereses. También hubo quien enajenó sus fincas para entregar cantidades desorbitadas de capital que desgraciadamente perderían más tarde. Cuentan que hasta hubo niños que llevaron sus huchas.

¿Pero cómo consiguió esta mujer engañar a medio Madrid?
La buena señora cumplió a rajatabla los supuestos beneficios a los impositores durante meses. Entre mayo y octubre de 1876 su banco dio salida a cerca de 6 millones de reales que dieron una gran alegría a los confiados inversores. Sin embargo, el 4 de diciembre de 1876 el castillo de naipes levantado por Baldomera se derrumbaba, dejando al aire una de las estafas más sangrantes de la historia.
Desvelado el asunto, Doña Baldomera cogió un día los siete millones de reales que amasó en apenas 7 meses y huyó. La estafadora ordenó a su cochero coger el camino de Pozuelo para huir con nocturnidad, en el tren de Francia, hacia Suiza. La justicia ordenó su búsqueda y captura pero de nada sirvió.
Sin embargo, el día 15 de julio de 1878, la hija de Larra regresó a Madrid y fue detenida. Los años siguientes los pasó en la cárcel. Finalmente murió enferma y sola en un hospital. El dinero nunca regresó a sus incautos dueños.

A. Delgado

13 comentarios:

  1. Y seguimos igual, los espabilados y los que se creen espabilados y se ven sin un duro de la noche a la mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Y seguiremos. Los timados siempre son los avariciosos que pican en cuanto les ofrecen un chollo. Y de eso sobra en el país.

      Eliminar
  2. Lo que no cambia es que aunque trinquen al chorizo, el estafado no ve ni un duro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO.
      Eso sigue igual. Nadie devuelve un céntimo de lo robado estafando.

      Eliminar
  3. Hemos evolucionado mucho. Ahora estos ladrones no entran en la carcel, o entran y salen en nada si tienen el adecuado patrón: un partido politico.


    Los pecados humanos no han cambiado basicamente, son inherentes a nuestra sociedad y a nosotros mismos. No cambiamos apenas pese al transcurso de siglos y el conocimiento acumulado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Tal como comentas ha cambiado la penalización de los timantes, que ya ni entran en la carcel, pero el espíritu timador y el afán de ser timados de las gentes SIGUE IGUAL.

      Y mira que esta viejísima historia viene repitiéndose por siglos. Hace poco eran los grandes Bancos los que estafaron con este sistema, usando la venta de "PREFERENTES", auténtico timo a simple vista de analfabeto, pero picaron cientos de miles.

      Eliminar
  4. Seguimos igual, pero con timadores más inteligentes y especializados en estafar al panoli avaricioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA-
      Cierto : los timadores ahora son más sofisticados, hasta tienen carreras universitarias y masters.
      Pero la fauna avariciosa que gusta de duros a peseta sigue siendo igual o mayor. La carne de cañón de timados ahora lo son los jubilatas en general y especialmente los de menos estudios.

      Tenemos exceso de "BALDOMERAS".

      Eliminar
  5. Lo que no acabo de entender es para que volvió a Madrid solo año y medio después de salir huyendo.... la memoria en España es corta, pero no tanto...

    ResponderEliminar
  6. Lo que no acabo de entender es para que volvió a Madrid solo año y medio después de salir huyendo.... la memoria en España es corta, pero no tanto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Sería porque ya sabes que "De Mdrid al cielo", y eso tira mucho.
      Pues, la verdad es que no tengo ni idea pero probablemente porque en Suiza se sentía incómoda.

      Eliminar
  7. Mira que lista la Baldomera...

    Para estafa piramidal el sistema de pensiones en Apaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA.
      Como ves, la Baldomera se adelantó a todos esos bancos actuales que estafan vendiendo humo a jubilatas tontos.

      Estoy de acuerdo en que el timo padre es el de las PENSIONES. Habiendo una Caja exclusiva para las aportaciones de los cotizantes, los gobiernos (todos) echan mano de esa HUCHA para financiar lo que no tienen presupuestado con los ingresos por impuestos.

      Eliminar