Juana Felisa Isabel culturizándose

03 marzo 2016

Los sombríos britannos

Es lo que tiene vivir en una isla. Y más si la isla está sobrepoblada (65 millones). Y aún más si la isla  vive bajo un techo gris de nubarrones, expuesta a todas las horas a un clima desapacible y cambiante, que forma ya casi parte del carácter nacional.
Kate Fox, antropóloga y autora de "Watching The English", no cree que el determinismo geográfico-histórico-climático sirva por sí solo para explicar por qué los ingleses son tan "suyos".

El Eurobarómetro no miente: los habitantes de las islas británicas siempre se han considerado "otra cosa" y la grieta se ha ido ensanchando en los últimos años."La gran mayoría de los ingleses, y aún más de los escoceses, no se consideran europeos", sostiene Fox.  "Hace un año hice un estudio y descubrí que sólo uno de cada cinco ingleses conoce por su nombre a los vecinos y que tres de cada cinco no se presenta a nadie cuando cambia de barrio... ."Digamos que Europa es nuestra vecina y estamos contentos de ser "buenos vecinos", pero con las usuales precauciones y cautelas...
Desde su mirador en el Centro de Investigación de Asuntos Sociales (SIRC) de la Universidad de Oxford, Fox ha observado el comportamiento de sus compatriotas.El humor, asegura Fox, es uno de los tres "reflejos" básicos (los otros dos son la moderación y la hipocresía) con los que los ingleses combaten su "enfermedad social congénita". A saber: "una combinación de autismo y agorafobia, un malestar y una incompetencia en las situaciones sociales, una vergüenza y una "rareza", un estreñimiento emocional y una falta de habilidad general para tener una relación directa y franca con otros seres humanos".

"Intentamos ser siempre corteses, y no antipáticos, pero hemos perfeccionado lo que los sociolingüistas llaman "cortesía negativa".
Los británicos hemos desarrollado toda una cultura en torno a esta idea: juzgamos a los demás desde nuestra óptica, pensamos que todo el mundo comparte nuestro deseo patológico de privacidad, vamos a lo nuestro y cortésmente ignoramos a los otros".

KATE FOX

14 comentarios:

  1. Bastante realista el análisis de Mrs. Zorra, pero le ha faltado la guinda del pastel que define, perfectamente, a sus compatriotas: los británicos son, fundamentalmente, anglocabrones.

    Y D. Javier, modérese hombre que estamos en cuaresma y sus primaaaas... ¡caray!

    Abrazo gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TANN.
      Lo más curioso de los britannos es que hace siglos que dejaron de serlo por haber sido tragados por los germanos y los bretones franceses. La tribu germana era la de los sajones. Por tanto de anglos ya no tienen nada y para colmo sus reyes son tambiém germanos desde la reina Victoria, y para disimular (cualidad extremadamente cultivada por los habitantes de las islas) se hacen conocer como los WINDSOR, algo absolutamente ajeno a ellos pues su real apellido es HANNOVER.

      "Ansí" que esos sajones tienen perfectamente ganado el sobrenombre que citas = ANGLOCABRONES.

      Las primas están muy sanas tanto de frente como de retaguardia, lo cual satisface si uno es amante del bienestar ajeno.

      Un fuerte abrazo, Don Tann.

      Eliminar
    2. D. Javier, yo no me refería a la heráldica ni a la genética de esos hijos de la Gran Bretaña que tan correctamente ha expuesto, sino a su condición humana que efectivamente, es fruto del gazpacho sanguíneo, por Voacé indicado.

      Por cierto, se me había olvidado decirle que salude a sus primas de mi parte, especialmente a Colette que parece estar muy sola, porque eduvigis, en cambio debe tener prisa, pues se está yendo.

      Otro abrazo gordo.

      Eliminar
    3. DON TANN.
      Sí, si lo había entendido pero mi contestación venía a remarcar que son lo que son porque ni ellos saben quienes son por mucha Royal que le echen a sus banderas cuando salen de casa.. Lo que tú llamas acertadamente GAZPACHO SANGUINEO.
      Nosotros, al menos, "semos" carpetovetónicos.

      Daré muchos y afectuosos saludos tuyos a Prima Colette, que está para mojar pan.

      Eliminar
  2. Se lo tienen bastante creido sí. No puedo criticarlos demasiado y es que me siento un poco hermanados con ellos por eso de la mierda de clima que tenemos en Vitoria. Dicho esto, ni saben comer, ni disfrutar de la vida.

    Creo que aun viven un poco, en cierta manera, en aquella gran bretaña imperial, aun mantienen la City y la libra. Con todo lo raro y cabrones que puedan ser, siguen teniendo un caracter nacional y pragmatico que ya quisiera ya para nosotros.

    Cabrones, sin duda. Pero.. anda que en el resto de Europa no andamos sobrados de dicha subespecie. En concreto en España saltan por cientos de miles, compartiendo sitio con los tontos de baba.

    ResponderEliminar
  3. SEÑOR OGRO.
    Me gusta tu defensa de los isleños en argumentario de COMPARANDO CON QUIÉN son más cabrones o engreídos.
    Y efectivamente hay una cualidad que tienen de la que se carece en España : siempre están unidos por el país.
    Claro que siguen anclados en su añoranza imperial de cuando dominaban el Mundo hasta la Segunda Guerra Mundial.
    En cualquier caso es interesante lo que dice la Fox de que son, a nivel individual y colectivo, poco amigos de tener relaciones con ajenos. Es decir, son la releche del egocentrismo.

    ResponderEliminar
  4. Por haber vivido una temporada en el país y trabajado varios años en una empresa británica, creo que tengo una opinión bastante fundada sobre los nativos de esas islas. He tenido la suerte de conocer muchos ingleses con los que establecí una buena amistad y que me parecieron tan amables y comunicativos como cualquier habitante de un país europeo latino. Que se consideran el ombligo del mundo y que quien no hable su idioma les parece despreciable, es cierto, pero que no saben comer, es una falsedad; en todo caso, no sabrán cocinar, pero comer....no hay más que verlos delante de una buena paella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Excelente información de entendido sobre esos "jamóndeyork" isleños.
      Opino lo mismo en los temas a los que se refiere. Pero no hay quien les haga perder la colectiva mala costumbre de estar siempre "disimulando" su realidad. Ya que mirando por encima del hombro a los que no saben inglés (hablar como si se tuviera la boca llena de patatas calientes), se duchan una vez al mes y se cambian de pijama semestralmente.

      Comer, comen de todo y les gusta casi todo, pero más allá de sus sosos pasteles de carne o de calabaza no alcanzan a cocinar.
      Me encanta de ellos, de los que son genuinos, su fino sentido del humor y su estoicidad ante una situación bochornosa o ridícula.

      Eliminar
  5. A pesar de no haber pisado nunca la Pérfida, he conocido a un buen puñado de hijos de la Gran Patraña, sobretodo turistas que venían a veranear a las costas tarraconenses, y viendo cómo beben, se desmelenan y miran con soberbia a los habitantes de la colonia, no puedo más que ratificar la expresión "anglocabrones".
    También he conocido a ingleses de la tercera edad que viven su jubilación al Sol de España, y eso ya es otro cantar. Si no fueran tan blancos y cursis en el vestir, pasarían por nuestros domingueros autóctonos.

    ResponderEliminar
  6. DON HEREP.
    Completamente coincidente tu apreciacion con la mia.
    Son CURSIS y horteras todos esos que viven al sol de España.

    ResponderEliminar
  7. El principal problema de esta gente es la soberbia.... pero como en todo, en eso tampoco son los únicos.... en Europa andamos todos bastante sobrados de sentirse por encima del resto por una cosa u otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Hola ilustre aragonés, no sé si maño ya que esa cualificación va por zonas en Aragón, me alegra leerte nuevamente.

      Sí, en esta Europa que siempre se ha sometido al imperialista de turno (Julio Cesar, Atila, Leovigildo, Napo, Adolf, Tío Josiph, etc.) la SOBERBIA impera por donde vayas, desde Estambul hasta los Urales.
      Pero hay clases o grados de soberbia y la de los british está en el máximo de la escala a pesar de que no saben comer ni cocochas ni chipis en su salsa, ni colocarse bien el CACHIRULO baturro.

      Eliminar
    2. Creo que la antropóloga hace un análisis certero. Por cierto que aire tan british tiene Ángela Lansbury en la foto.

      Eliminar
    3. DON TRECCE.
      Sí, eso creo yo también.
      Respecto a la dama de inicio no tengo ni idea de quién es salvo que tiene pinta de británica. Menuda vista tienes tú para saberte hasta su nombre y apellido.

      Eliminar