Juana Marisa Isabel culturizándose

20 marzo 2016

La "clase media" está desapareciendo

Aquellos que pensaban que si uno trabajaba duro, si era honrado, disciplinado, ahorrador y decente, el porvenir le iría bien y podría ofrecerle a sus hijos una vida mejor, están totalmente perdidos.
Esa regla, ese pacto implícito que tenía la clase media con el resto de la sociedad, se ha hecho trizas con la crisis.
Todo parece indicar que estamos ante uno de los mayores y más inquietantes cambios sociales de la historia y que marcará a las nuevas generaciones.

El modelo de vida que imperaba en Europa desde mediados del siglo XX (casa de tamaño razonable, educación para los hijos, sanidad pública y una pensión asegurada)  se está convirtiendo en un dominio exclusivo de los ricos.
Pregunten a cualquier jubilado que haya cotizado más de 40 años: le responderá con espanto que sus hijos, por los que tanto se sacrificaron, viven y vivirán peor que ellos. En su lugar, se habla ya del surgimiento de otra clase, la de los "vulnerables", según la ha definido el Banco Mundial, o la clase Ryanair, una nueva sociedad de bajo coste en la que el futuro es oscuro e incierto.

Aunque nunca ha tenido conciencia de clase como la obrera o la aristocrática, la mayoría nos identificamos con ella.
¿Tú qué eres?, le preguntas a un comerciante. "Clase media". ¿Y tú? (a un empresario): "Clase media, aunque empobrecido".  Hosteleros, periodistas, abogados, funcionarios, administrativos, policías... Todos somos clase media.

Ortega y Gasset la definió con un realismo apabullante en su artículo El error Berenguer (El Sol, 1930): Los de clase media se distinguen por sus maneras, por su lenguaje, por sus gustos, por sus inclinaciones y hasta por su aspecto.
Es la familia, las vacaciones en agosto, el piso a plazos, la boda para la niña y la universidad para el chico, el coche de gama alta financiado, el temor, el esfuerzo, el ahorro, el trabajo para toda la vida. 

Eduardo Ladrón de Guevara, periodista y guionista de series emblemáticas como Cuéntame o Médico de Familia, que retratan esa clase media urbana venida del pueblo y reunida en torno a una mesa camilla delante de la televisión, confirma el cambio de 180 grados que ha dado el paisaje social español. "Cuando era niño, a finales de los 50, gran parte de la clase media vivía en barrios de aluvión. La aspiración era acceder al frigorífico, a la televisión, a la lavadora, que se pagaba a plazos con mucho esfuerzo. Recuerdo a mi padre trabajar de sol a sol para comprar esas cosas que se recibían en casa como un acontecimiento".

JUBILADOS
España ha dejado de crear hogares al ritmo en que lo hacía desde hace décadas. En 2007, en pleno boom del ladrillo, se creaban 125.000 unidades familiares trimestrales. Pero en 2015 la cifra se estancó en sólo 1.500 hogares nuevos en el primer trimestre, lo que equivale únicamente a una nueva familia por comunidad autónoma. Según la proyección que ha hecho el INE siguiendo esta tendencia, en 2029 los hogares de tamaño medio habrán disminuido un 7,3%. Los de cinco o más personas, que en los años 60 eran mayoría, se desplomarán un 30%. Las familias de más de cuatro miembros serán algo tan pintoresco como la tele en blanco y negro y el seiscientos.

Los "vulnerables" de los que habla el Banco Mundial avanzan a un ritmo imparable y peligroso, según demuestra la última encuesta de calidad de vida del INE.
El 24,5% de los españoles con educación superior no pueden permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año. El 22,3% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos. Y un preocupante 6,5% ha tenido retrasos en pagos relacionados con la vivienda principal  (hipotecas, agua, luz, gas, comunidad).

De la época de impuestos mínimos del franquismo hemos pasado a un sistema que se ceba con las rentas medias. En los años 60, la presión fiscal española era de tan sólo el 14%, frente al 25% de media de los países desarrollados. Todo cambió a partir de la reforma de Enrique Fuentes Quintana en 1977, que nos equiparó con los países europeos y la presión tributaria comenzó a escalar hasta el nivel al que estamos hoy: el 34,4% del PIB.


El fin de la clase media es una capa social "proletarizada" cuya disolución es inevitable. En su lugar surgirán dos variantes: la burguesía del conocimiento, compuesta por tecnócratas con alta remuneración y, la clase de masas de consumidores de usar y tirar, sin identidad social y cada vez menos gobernable.

En España, esta clase social moribunda se aferra ahora a los dos nuevos partidos en busca de soluciones mágicas.  Podemos es un nuevo radicalismo que puede conectar, como el republicanismo de izquierdas en los años 30, con la frustración de una clase media en plena lucha por sobrevivir y que busca una salida fuera de los circuitos políticos tradicionales. La clase media funcionarial también habría derivado hacia Podemos, al ver en riesgo su estatus por la reducción de empleo público.
En el otro lado, la clase media profesional (compuesta sobre todo por autónomos), que mantiene al Estado con sus impuestos, habría conectado mejor con Ciudadanos.

La realidad es que el fin de la clase media es un fenómeno que se esta dando mundialmente, y no solo en nuestro querido país. Mas que nunca, las dictaduras democráticas, desde hace tiempo exportan y proponen la disolución de la familia y los principios morales, la inestabilidad laboral y económica mediante "burbujas" de todo tipo.
Quieren mano de obra barata, pero la quieren tener aquí, por eso nos empobrecen. Todo menos estabilidad en esta vida.
Al final se darán cuenta que en realidad si la clase media se empobrece no tendrán quien compre sus productos y ellos también se empobrecerán. La pescadilla que se muerde la cola.

C. Caballero)


20 comentarios:

  1. Todo se ha ido al carajo cuando se ha visto que en esta cultura del pelotazo gente sin estudios con una pequeña jugarreta se han forrado para toda la vida, y otros que se han dejado literalmente los cuernos estudiando y trabajando ni siquiera llegan a fin de mes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO
      Así es.
      Las políticas de ZP y de Rajoy han aumentado, como nunca había sucedido, las diferencias económicas entre la gente normal y las clases altas. Unos pocos son muchísimo más ricos y el resto se ha empobrecido a niveles de rozar el estado económico de los obreros.
      Hablo de toda la gente que compone ese compendio de funcionarios, abogados, médicos, economistas, comerciantes individuales, etc. que formamos lo que se denominaba CLASE MEDIA.

      Eliminar
  2. Es un error achacar a la cosa economica todo lo que esta pasando a la clase media. La clase media es o era una clase muy independiente, y con valores propios. Al poder no le interesa tal cosa y se juntan varias confluencias:

    - La cosa economica citada
    - Ataque a los valores cristianos y/o clasicos para destruir la familia tradicional.
    - Socialdemocracias cada vez mas hambrientas de poder y dinero. Mas burocratas y burocracia. Mayor control social a todos los niveles.

    El individuo, aislado, es mucho mas manejable. Y si se logra hacerle depender de subsidios, pasara a ser un esclavo. Y es que poco a poco, vamos al comunismo, aliñado con el peor nihilismo europeo. La mezcla es una debacle total. Maxime cuando lo juntamos a otros procesos como el inmigratorio, de manos de inmigrantes refractarios a occidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Lo has diseccionado de maravilla.
      Entre la reducción de ingresos por trabajo, la deshumanizaciçon y desculturización de la sociedad de clase media, y la creación de dependencias estatales al mayor número de personas, se consigue una sociedad en la que la clase media es lo más parecido a la población actual de Cuba.
      Los aristócratas y los ricos por herencia ya se las arreglaran para convivir o para fugarse del lugar.

      Por tanto el futuro de tus hijos y de mis nietos va a ser bastante tenebroso si alguien no le pone remedio al asunto.

      Eliminar
  3. Ni crisis ni vainas (es todo trola. Esto es un contubernio judeo-mason. Como solía decir el del bigotillo. No andaba muy lejos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      Efectivamente es un CONTUBERNIO de ricos y explotadores mundiales para crear un tipo de sociedad al estilo de China : sumisa y pobre.
      No creo que los masones ni los judios tengan nada que ver con ese contubernio del que hablaba el Invicto. Y no soy ni una cosa ni la otra.

      Eliminar
  4. Algo de todo esto hay y, desde luego, parte de las llamadas fuerzas sociales (o todas), no se han adaptado a lo que los nuevos tiempos demandan. Partidos y sindicatos (al menos los tradicionales), andan a la deriva, dedicándose al trinque, y buena parte del descontento de la gente, viene de esa inoperancia en la que están cómodamente instalados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Ese cabreo generalizado creado por la corrupción proviene, tal como dices, porque los Partidos y los sindicatos están más descolocados que Belén esteban en el Palacio Real.

      Eliminar
  5. Querido don Javier,

    He leído tu artículo y tengo una mezcla de amargor y una cantidad ingente de sapos y culebras que soltaría por esta boquita ó escribiría con estas manos. Yo soy de esa generación de ex-clase media desaparecida y que vive peor que le ganeración de sus padres. La nueva clase pobre con estudios y empleo de cualificación pagado con cuatro duros y con los que mantengo una familia numerosa (el rango mínimo de FN).

    Nos han engañado, cada vez lo tengo más claro, todo el sistema partitocratico del llamado periodo democrático ha sido el timo de la estampita. A lo mejor la generación anterior no tuvo grandes lujos pero tenia unas bases muy claras, la cultura del esfuerzo y la base de la familia tradicional. Eso que ahora a la izquierda le asusta tanto, es la base de vida. Y creo que la religión (al margen de creencias) es la guía para una moral correcta y un buen-hacer de las cosas.

    Y la generación posterior a la mía, todavía está en peores condiciones que la mía

    Totalmente estafados, en una falsa libertad :~(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAVICHU.
      Al igual que tú debe de haber millones personas en este país que están YA HARTOS. Por sentirse estafados, y lo peor es que aún hay otros muchos que también han sido estafados y no se han enterado.

      Efectivamente una sociedad se conserva rica y próspera a base de fomentar la CULTURA DEL ESFUERZO, el arraigo de disponer de UNA FAMILIA a la que sostener, y de unos VALORES, sean religiosos o laicos que respeten los principios básicos de la honestidad, del respeto al ajeno, y distinguir entre lo que está mal y lo que está bien.
      Sí, nos han estafado todos esos lideres y sus sicarios de Partidos políticos y sindicatos.

      Y como bien comentas, VAMOS A " PIOR".

      Eliminar
  6. El problema está en cantidad de expectativas frustradas.... a muchos que no lo eran se les había convencido de que eran clase media y tenían poder económico para ir a la playa en verano y a esquiar en invierno, para comprar casa y coche de alta gama, para hacer vacaciones en el extranjero y para comprar y comprar y comprar sin fin en zara.

    Al igual que los políticos locales están convencidos de que todos podemos tener AVE, aeropuerto internacional, palacios de congresos y todas las instalaciones deportivas que se nos ocurran. Y dinero gratis desde el BCE o la reserva federal para endeudarse.

    Ahora hemos tocado de golpe con los pies en el suelo... (muchos de cabeza o de morros), pero no aprendemos en lugar de levantarnos y aprender del "baño de realidad", buscamos culpables fuera y alguien que nos devuelva nuestros "derechos".... El hombre tropieza dos veces con la misma piedra, o más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Ahora que lo tratas tú, recuerdo que efectivamente hace ya bastantes años me quedé extrañado de que mozos de 20 años condujeran BMWs, se fueran a Repúblicana Dominicana de vacaciones, y nunca dejaran de ir a esquiar en la época de Reyes. Porque sabía que aquellos mozos eran simples obreros sin cualificación alguna.

      En mi mentalidad los adecuados de siempre para esas acciones eran los habituales profesionales liberales ( clase media por supuesto) o los comerciantes dueños de sus negocios, incluso los agricultores con buena posición económica.

      Y, claro ha sucedido lo que comentas : se ha generalizado lo del mozo que citaba, que muchas veces no era otra cosa que un repartidor de Telepizza o un repartido de pan en furgoneta, y que a base de créditos bancarios o tarjetas de crédito hacían esa vida.

      Y ahora todo eso se acabó. Y además los poderes`políticos con ínfulas leninistas hacen todo lo posible para que tampoco los otros, los profesionales liberales o los comerciantes puedan ya pensar en hacer esa vida. Porque los de Hacienda ya han estrujado a fondo y los Bancos no dan créditos para esas juergas.

      Al final, tal como dices, serán "clase media" en sus modos de vivir los verdaderamente RICOS.

      Eliminar
  7. La "clase media" es dañina para todo plan totalitario, don Javier. Su independencia evita que pueda ser pastoreada hacia el servilismo y su moral consigue que rehuya la corrupción intrínseca al poder de las élites, razón por la que debe ser derrocada, ya sea mediante la prebenda en forma de renta básica o la ruina del reparto de la riqueza, ambas hitos de este "neocomunismo" que se extiende, como un fantasma, por todo el globo.
    Orwell no andaba desencaminado, no. Ante la tesitura de libertad o seguridad, la mancha humana opta por la segunda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      Sí, señor, está sucediendo lo que comentas y con mucha premeditación por parte de los que nos quieren convertir en una sociedad a la cubana. La independencia de criterio de la CLASE MEDIA porque además es la más abundante y con mayor cantidad de votantes, no les resulta tolerable a esos bolcheviques de taberna.
      A los otros, a los proletarios de toda la vida ya los manejan a su comodidad, pero a los que leen algo en vez de dejarse dirigir por las teles, había que meterlos en cintura.

      El modo de dominar a una sociedad es inculcando el TEMOR, algo que lo sabían todos los dictadores habidos, y ahora se difunde ese temor de forma difusa pero eficiente.

      Eliminar
  8. Pues hijo el Día del Padre hasta la cuarta no pillamos reserva en un restaurante para comer, y yendo a las dos porque había otro turno para las tres y media...que haya sufrido un severo castigo durante la crisis no lo duda nadie, que se retrajera el consumo por miedo también- del mismo modo que ya en plena crisis había gente gastando como si no hubiera un mañana por pura inercia o porque aún no había calado la idea de vacas flacas en sus meninges- pero tremendismos los justos, que aquí nos va esa cantinela una barbaridad y luego la calle no lo refleja.

    Eso sí, no desistamos que al final lo conseguiremos visto lo visto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA.
      Eso me recuerda a los tiempos aquellos de los años 70 en que muchos madrileños y de otras partes vendían hasta a la suegra con tal de poder decir a la vecindad que "se iban de vacaciones a San Sebastián o a Santander". Hoy les pasa lo mismo a muchos bilbaínos que antes morir que dejar de ser vistos en verano en las playas de Zarauz o de Donosti, aunque a lo largo del invierno se alimenten sólo de SOPAS DE AJO.

      Eliminar
  9. Por cierto, por si no ves la serie la familia de la foto es divertidísima, dentro de un rato la ponen en neox y la suelo ver todas las tardes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBEL.
      Hace varios años que dejé de ver, por el aburrimiento que me producían, las series y pelis de TVs, y unicamente miro los notiaciarios y los partidos de pelota a mano que televisan en la 2 y en ETB. Y lo hago desde el ordenata. Para no acomodarme en sillón y terminar atontado.

      Eliminar
    2. ¿Cómo se llama la serie? por curiosidad y para informarme.... veo poca tele.

      Eliminar
  10. Se llama The Middle, y va justo detrás de los frikis simpáticos del Big Bang, alrededor de las seis, si espera un poquito la pilla Don Csc.

    Pues las comedias que llaman de situación son mis espacios favoritos, puro entretenimiento y sonrisas.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar