Juana Felisa Isabel culturizándose

25 febrero 2016

La carne de soldado japonés muy del gusto de los cocodrilos

Acontecimientos que, según algunas versiones, tuvieron lugar el 19 de febrero de 1945 en la isla Ramree, en Birmania.
Cerca de un millar de soldados japoneses pudieron encontrar allí la muerte devorados por cocodrilos.

La conocida como 'Batalla de la Isla Ramree' se prolongó durante unas seis semanas entre enero y febrero de 1945, cuando el ejército aliado lanzó una ofensiva para recuperar ese territorio, controlado desde 1942 por el Ejército Imperial de Japón.

Tanto Ramree como una isla vecina llamada Cheduba eran considerados puntos estratégicos para la construcción de bases aéreas. Después de varias semanas de enfrentamientos en la costa, las tropas británicas lograron desembarcar en la isla Ramree; y en la noche del 19 de febrero de 1945 obligaron a los soldados japoneses a retroceder hacia el interior.
Una zona repleta de manglares, pantanosa, oscura y con un peligro latente: los cocodrilos de agua salada. Animales salvajes y hambrientos que no tuvieron piedad de los nipones, en su mayor parte exhaustos y enfermos.
Fue uno de los participantes en la batalla, un naturalista llamado Bruce Stanley Wright, quien difundió la versión que afirma que los reptiles se dieron un sangriento festín a costa del ejército japonés. Lo cierto es que sólo fueron capturados veinte de los entre 900 y 1000 soldados japoneses que había en la isla Remree.


8 comentarios:

  1. No se yo. No dudo los cocos se dieran un festin, pero que tampoco nos engañen esos 20 supervivientes de 900 japos. Era muy común entre los japoneses el preferir la muerte, el suicidio, antes que rendirse. Pero por mi cansado que este el soldado, un cocodrilo no es rival para un fusil.¿Que a mas de uno se lo zamparon?..fijo, no lo dudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Posiblemente sea una forma cómoda de explicar la desaparición de todo un regimiento militar.
      Pero nos da una estupenda pista para saber a dónde enviar de excursión a los que nos incordian en la vida : a la isla de Ramree, en Birmania.

      Eliminar
  2. Por los testimonios de quienes estuvieron en la Guerra del Pacífico, la idea que nos llega es que aquello fue un infierno en la tierra y este es uno de sus episodios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Si debio de ser una coleccion de atrocidades, pero lo sucedido a los japos no me da ninguna pena porque los mas bestias fueron ellos.

      Eliminar
  3. Pues se habrán puesto moraos.
    Por cierto muy bonita la Petri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA.
      Los CUCUDRILOS esos se pondrían "moraos" de la panzada que se dieron, tal como dices.

      Ya somos dos a los que nos gusta la PETRI.

      Eliminar
  4. No hay cosa más peligrosa que un cocodrilo de agua salada; tienen una mala leche impresionante. Por fortuna, no existe el tiburón de agua dulce, lo que sería espantoso para el pescador de truchas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      No entiendo de esas cuestiones pero creo lo que voacé dice. Por eso se comieron a los japos aquellos cocodrilos de agua salada.
      Para mí los peores, es cuestión de hace números, son los cocodrilos de la Política. Devoran hasta las telarañas de los edificios públicos.

      Eliminar