Paisaje relajante

28 febrero 2016

COLETAS, abuelo chequista y padre del Frap

MANUEL IGLESIAS  RAMIREZ
Es cierta su presencia en un tribunal militar que firmó centenares de penas de muerte. Pero eso podría entenderse como acto de guerra.
El abuelo de Pablo Iglesias fue condenado a muerte por participar en sacas, es decir, en la caza de civiles inocentes desarmados en la retaguardia en Madrid.

En concreto, por ser quien identificó y sacó de su casa para asesinarlos al marqués de San Fernando, Joaquín Dorado y Rodríguez de Campomanes, y a su cuñado, Pedro Ceballos.
Eso fue el 7 de noviembre de 1936 en la calle del Prado, número 20. Acudió allí Manuel Iglesias acompañado por Manuel Carreiro "el Chaparro", Antonio Delgado "el Hornachego" y otros milicianos armados conocidos como "el Vinagre", "el Ojo de Perdiz" y "el Cojo de los Molletes".

El abuelo dirigía esa ilustre compañía porque era él quien conocía a su paisano de Villafranca de los Barros, el desdichado marqués.
Este y su cuñado fueron conducidos a la checa en la calle Serrano, 43. Al día siguiente aparecieron ambos asesinados en la Pradera de San Isidro.

Detenido tras la guerra, Iglesias fue condenado a muerte. Sorprende que, conmutada la pena por 30 años de prisión, Iglesias saliera en libertad tras cumplir solo cinco y obtuviera además de inmediato un empleo en el Ministerio de Trabajo de José Antonio Girón de Velasco, un absoluto privilegio en la posguerra. No puso Manuel, como podría pensarse, una vela a sus benefactores Franco y Girón. Mantuvo viva la llama del odio en la familia.
Al menos uno de sus seis hijos fue miembro de la banda terrorista FRAP. Era el padre de Pablo.



Pablo Iglesias es un hijo legítimo del FRAP, aquella excrecencia criminal del PCE fundada en 1973 por su rama marxista leninista para asesinar policías y guardias civiles, maquillando los crímenes con la épica de la lucha armada contra la Dictadura de Franco.
En el FRAP (Frente Revolucionario Antifascista Patriótico) militó el padre de Pablo Iglesias, Javier Iglesias. Nunca lo ha ocultado, su hijo tampoco.

Pablo y su padre del FRAP

10 comentarios:

  1. El nieto también es chequista: recibe cheques de Venezuela e Irán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO.
      Muy acertado. Así todos siguen la tradición CHEQUISTA familiar, pero ete tipo de gentes son, como sucedía con ZP, los que tenían antepasados impresentables y para colmo son ellos los que se sienten AGRAVIADOS.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. DON BWANA.
      En este caso la genealogia criminal está muy clara y así se entiende ese afán de destruir todo lo que huela a corbata o zapatos. Son los "sans-culotte" manchegos generación tras generación.

      Eliminar
  3. En fin, no soy partidario de echar las culpas a los hijos por los pecados de los padres, pero es que lo de esta familia, madre mia, menuda banda

    Banda criminal, cuya unica obsesion parece ser la de matar, matar, y matar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Tal como comentas en esta familia se transmite geneticamente la obsesión de exterminar a todo lo que no huela a Lenín.
      Decian que el Invictos había eliminado a los zurdosos de su época pero no contaba con los descendientes.

      Eliminar
  4. ¿Qué esperar de una jauría que habla utilizando la jerga de principios del s.XX? Gente que habla de odios que cambian de bando, de miedos que provocan sonrisas, de tomar los cielos al asalto...
    Ellos no esconden nada, pero son muchos quienes no quieren creerse de qué va el cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP-
      Dices = "son muchos quienes no quieren creerse de qué va el cuento. ". Y esa es la clave de la realidad votante. Si supieran de qué va el objetivo real de estas bandas de odiadores sociales, saldrían corriendo porque no se salva de su odio ni los de la corbata de ir al Banco o a la oficina de Seguros, ni los conductores de buses ni los bareros de barrio. Todos esos son gente "capitalista" para éstos y por tanto a exterminar.

      Eliminar
  5. El Invicto también indultaba malos bichos, y una que tenía la idea de que lo hacía todísimo bien para cierta derechorra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA.
      Ya ves que también el Invicto tenía algunos sicarios poco cualificados. Porque lo que se imponía con gentuza como la del abuelo del Coletas era la de CAPARLOS antes de mandarlos a prisión.
      Estas cosas no le hubieran sucedido ni a Mao ni Tío Josiph. Creo que le fallaron los del Opus porque el ministro del Interior Don Camulo cuidaba mejor el castillo.

      Eliminar