Juana Felisa Isabel culturizándose

19 octubre 2015

El solar de los vascones

El vascón era el pueblo que ocupaba, a grandes rasgos, la actual provincia de Navarra. Su límite occidental era el territorio várdulo  (Guipúzcoa). Al Suroeste lindaban con los berones, habitantes de buena parte de la actual provincia de Logroño. Sus vecinos del Sur eran los celtíberos del valle del Ebro. El límite por el Este no está muy claro, pudiéndose establecer, con variaciones según cada autor, en un poco hacia el Este del actual territorio provincial navarro, penetrando en las actuales provincias de Huesca y Zaragoza, a partir de donde lindaban con un conglomerado de pueblos tales como los ilérgetes, edetanos y otros.

El solar vascón, correspondiente en gran medida al actual territorio NAVARRO, no estaba ocupado por un pueblo étnicamente homogéneo proveniente de un único tronco racial y lingüístico. La arqueología ha registrado una intensa presencia celtibérica a lo largo y ancho del territorio vascón, además de la toponimia céltica, encontrable profusamente en todos los territorios actualmente vascófonos.
Tanto en las actuales tres provincias vascas como en la navarra, aunque se hable parcialmente en ellas el grupo de lenguas preindoeuropeas que conocemos como vascuence, es muy intensa la indoeuropeización registrable en la arqueología, en la onomástica, en la toponimia y en la lengua. El primer conocimiento que los romanos tuvieron de los vascones fue consecuencia de su ascensión por el valle del Ebro, vía de penetración de la invasión hacia el Norte peninsular.

De los vascones en la época de la conquista se conoce muy poco de fuente romana, pues los autores apenas se ocuparon de un pueblo que no causó conflictos a los conquistadores. Por ejemplo, no se conoce cuándo se produjo la ocupación romana del solar de los vascones, señal de que pasó desapercibida.

Los autores coetáneos prestaron mucha más atención a los lusitanos,cántabros o astures que a los vascones, fundamentalmente por que aquéllos causaron un sinfín de problemas bélicos. Se detuvieron en la descripción de sus hechos y costumbres y narraron con bastante detalle las circunstancias de su sangrienta conquista. Tampoco consta causaran los vascones problemas o rebeliones durante toda la dominación romana. Los vascones estuvieron ausentes de los relatos romanos hasta la época de Sertorio, momento en el que se atiende a ellos como aliados de las tropas de Pompeyo.

Los límites arriba señalados variarían en época romana por la expansión que experimentarían los vascones de la mano de sus aliados romanos. Estos límites volverían a cambiar en los últimos tiempos Imperio y primeros de la época visigoda, pues los vascones, a causa su expansión hacia el Oeste sobre los territorios de várdulos(guipuzcoanos), caristios (alaveses) y autrigones(vizcainos), empezaron a aparecer en las fuentes como contiguos de cántabros.

Es un lugar común atribuir a los vascones un aislamiento singular a lo largo de la historia, haciendo de los actuales vascos los descendientes de un pueblo siempre ajeno e independiente del devenir del de los pueblos peninsulares, pero lo cierto es que los vascones pasaron a formar parte, y no marginalmente, del mundo romano que dio comienzo a la forja de la Europa actual.

La romanización de Álava y al menos dos tercios de la actual Navarra fue tan intensa como la zona que más de la península, lo que ayuda a explicar en gran medida la sustitución de las lenguas anteriores por el latín ya desde hace dos mil años, y la subsiguiente aparición de romances autóctonos en tiempos medievales.
La mayor parte del territorio vascón se romanizó intensamente a partir del siglo I, cubriéndose de villas, explotaciones y poblaciones romanas. Pocas zonas del Norte peninsular evidencian una concentración parecida de restos romanos como la actual provincia de Navarra, solar vascón por excelencia, y su vecina Álava.

El sufijo AIN, tan actual en la toponimia vasco-navarra es una derivación del latino ANUS, que servía para designar la propiedad correspondiente.(finca de Antonio, de Valerio,etc) Así, hoy se encuentran los topónimos Ballariain (Valerius), Brutain (Brutus), Astrain (Asterium), Barañain (Veranianum), Paternain (Paternanum), Beriain (Verianum), Marsain (Marsaeus), Mariain (Marius), Amatriain (Emeterius), Bariain (Vareius), Eristain (Evaristus), Muniain (Munio), Urabain (Urbicus) o Maquirriain (Macerianum),Beasain, Andoain.
Lo mismo sucede con el sufijo ANO, muy frecuente en Álava, como en Sendadiano (Sendadianum), Miñano (Minianum), Luquiano (Lucianum), Lubiano (Lubianum), Legutiano (Legutius), Ciriano (Cyrius) o Arriano (Arrius).
E, igualmente, con los sufijos -az, -ez, -iz: Albéniz (Albanus o Albinus), Apellániz (Ampelius), Estíbaliz (Aestivus), Gasteiz (Gasteius), Gordéliz (Gordelius), Marquínez (Marcus) o Petríquiz (Petrus).
E igual sucede con el término "iri" (población) del que provienen Irún, Iria Flavia (en Galicia), etc. y que hoy en vascuence se ha convertido en "hiri".

He señalado la expansión que experimentaron los vascones por el valle del Ebro de manos de sus aliados romanos. Su NO BELIGERANCIA con las tropas invasoras condujo a las autoridades romanas a colonizar con vascones zonas anteriormente belicosas para así asegurar su sumisión. Aparte de los testimonios contemporáneos, los restos arqueologicos y la toponimia claramente celtibérica de las comarcas riojanas y tierras de Calahorra, Tudela y Cascante evidencian que ésas no eran zonas de vascones y que pasaron a ser pobladas por éstos con posterioridad. Por ejemplo, todo indica que la celtíbera Calahorra, tras el exterminio de sus habitantes, aliados de Sertorio, fue entregada a los vascones. En siglos posteriores numerosos vascones calagurritanos participaron activamente en la vida militar, administrativa e intelectual romana.

Asimismo las ciudades de lacca (Jaca), Setia (posiblemente Ejea Caballeros) y Graccurris (Alfaro), fundada en 179 a. C. por T Sempronio Graco sobre las ruinas de la antigua Ilurcis, fueron entregadas a los vascones tras la muerte o esclavización anteriores pobladores. Este cordón sanitario a base de establecimiento de pobladores no conflictivos fue una política habitual de Roma.

Los várdulos, caristios y autrigones, pueblos bien diferenciados hasta ese momento, desaparecieron de la historia, y primero los várdulos y después los vascones comenzaron a ser mencionados en las fuentes como vecinos inmediatos de los cántabros. Muchos autores han buscado explicaciones a esta expansión, y las interpretaciones lanzadas han sido variadas. Una de las más aceptadas es la que señala la irrupción de los bárbaros germánicos (visigodos) en la península como el factor que habría obligado a los vascones a desplazarse sobre los territorios de los tres pueblos mencionados (Guipuzcoanos, Alaveses y Vizcaínos), con los que se habrían fundido. Éstos hubieron de ir adoptando la lengua de aquéllos, impregnándola de la suya anterior.

Por lo tanto, no hay una IDENTIDAD  entre los vascones de la Antigüedad y los vascos de hoy. Éstos son el resultado de la fusión de varios pueblos, y coincide que su denominación actual se asemeja a la de uno de ellos. Pero ello no quiere decir que vasco sea igual a vascón. Ni que los vascones fuesen los tatarabuelos de los actuales vascos en línea ininterrumpida y con exclusividad.

Aparte de lo sucedido en los dos mil años posteriores, naturalmente.


9 comentarios:

  1. Buenos días don Javier.

    Magistral lección de historia. No esperaba menos. Algunos datos ya los conocía, otros no.

    Está claro que algunos de los vascos de hoy en día no son descendientes de los vascones sino de los bárbaros del norte.

    Es curioso como los romanos les concedieron a los vascones ese "fuero" de lealtad. Supongo que ahí reside una de las claves por las que el vascuence ha sobrevivido hasta nuestros días.

    En fin Don Javier, muchas gracias de nuevo por su magnífica lección de historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, DON JAVICHU.
      Muchas gracias por tus loas pero este tema es mío desde siempre, ya que me dedicado décadas a estudiar en muy variadas fuentes y obtener los más fifedignos datos históricos sobre navarros, vascos y aquitanos. La verdad es que trasladé muchas de ellas a una web que cree en 2000 y que se halla en "http:/vascon.galeon.com"

      Para las legiones romanas unicamente cabía considerar a posibles enemigos a conquistar o a posibles aliados para sus conquistas de Europa. Y las tribus vasconas navarras les ayudaron a exterminar a los cántabros.

      Lo curioso es la oscuridad que se ha establecido sobre el origen de esos vascones ya que es muy probable que fueran de origen bereber, y que luego se mezclaron con los celtas del actual País Vasco.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  2. Grandisima entrada, y es que siempre he abominado de ese presunto, cementino e intocable nucleo megavasco que el PNV lleva 30 años intentando imponernos.

    De toda la vida he preguntado a los nazios, que porque paran en su particular viaje en el tiempo en un punto, que por que no siguen cuando en la mayor parte del actual pais vasco, vivian otras culturas y gente no vascas. Porque no recuperar sus tradiciones, lenguas, etc. Naturalmente me responden los grillos.

    Al final, todo se reduce a uniformizar, a aplanar, a pasar la trituradora para imponer unas tesis, una cultura, un pueblo...es decir, nacionalismo sustentado en MENTIRAS, e imposiciones a la sociedad: una salvaje ingenieria social, que quieras que no, va dando frutos bien regada de dinero publico y con una educacion en muchos casos bochornosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Ogro, la historia está llena de ejemplos de esa ingeniería social. Pero es la única vía que tienen los nazios para imponer una mentira como dogma social

      Saludos

      Eliminar
    2. SEÑOR OGRO.
      La apisonadora ya la han pasado en los últimos 40 años y no queda a efectos sociales nada ajeno a sus inventos nacionalistas.
      En cualquier Universidad de España es posible hallar datos verídicos y autenticados sobre todo esto de lo que hablo y que no es más que un simple resumen.

      Otro tema es el del origen del fuerismo y del que se derivan, por decisión de los peneuveros, los famosos "derechos históricos". Y la realidad es que en los años 1.200 en adelante, cuando los guipuzcoanos, alaveses y vizcainos decidieron desatarse de su vasallaje al reyno de Navarra y ofrecerse como tales al rey de Castilla. A cambio, los reyes castellanos sucesivos fueron concediendo los denominados FUEROS en exclusiva para que se crearan VILLAS y con ellas los artesanos hacer frente a los jaunchos rústicos feudales. Tras la guerra civil castellana entre los partidarios de Isabel de Trastamara y los de la Beltraneja, en la que los vascos apoyaron a Isabel y a Fernando, se juraron y consolidaron dichos fueros y que basicamente consistian en : Hidalguía Universal o consideración de no ser pecheros y siervos todos los que llevaran apellidos vascos, en Exención Fiscal o abono de impuestos a las propias Juntas Generales de cada provincia, y Exención militar o libertad de no ser alistados en levas cuando Castilla entraba en guerras con lugares ajenos al País Vasco. Lo que entonces denominaban "Señorío de Vizcaya".

      Eliminar
  3. A quienes todos sabemos, les dará igual todo esto, porque tienen su propia versión adaptada a sus conveniencias y lo malo es que tienen los resortes para inculcarla a los jóvenes haciéndoles creer lo que no fue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Ya lo han hecho y han borrado la historia real para convertirla en una farsa fantasiosa.
      A estas alturas cada día es más dificil que los mozos puedan optar a tener una versión real de la verdadera Historia.

      Eliminar
  4. Ahora sí que me has "jodío" Don Javier....yo pensando toda la vida que Túbal era nuestro aitite...Buenos días.

    ResponderEliminar
  5. Don JUAN CARLOS.
    Tranqui.
    Tubal era nieto Aitor, el cual a su vez era hijo de un hermano de NOE, y de ese hemos heredado la aficion al chavoli y al pacharan.
    Por tanto es clara nuesta ascendencia casi desde ADAN, lo cual jode a los "españolazos".

    ResponderEliminar