Juana Felisa Isabel culturizándose

25 junio 2015

La solución está en las Academias ad hoc

La falta de interés del ciudadano en lo concerniente a la política se puede interpretar desde la perspectiva de costes y beneficios. Para la mayoría de los ciudadanos, poder comprender a fondo de la actualidad política y poder formarse una opinión acertada es costoso, pues requiere bastantes tiempo y esfuerzo; y se percibe como poco beneficioso, dado que la probabilidad de cambiar la situación, e influir en la gestión de los asuntos públicos, a través de su voto es muy escasa.

Si alguien se ve en la necesidad de ir a comprar un detergente, podría encargar a algún experto una investigación detallada y completa de todas las marcas, o hacerla por su cuenta, para saber cuál es el que lava más blanco… Pero a nadie se le ocurre tal cosa, pues cuesta tiempo y/o dinero… La gente renuncia a efectuar una investigación o encargársela a un laboratorio; simplemente porque resulta muy caro, y tiene la idea de que no le compensaría, “no valdría la pena”.
Recurre en tales casos a alternativas más baratas como preguntarle a sus amigos, o dejarse influir por la propaganda.
En Política el ciudadano acaba optando por ser voluntariamente ignorante para dejarse llevar y actuar “ciegamente” al dictado de otros, o abstenerse de participar (votar).
En unas elecciones generales como las que tendremos a final de año, la probabilidad de que un voto bien meditado e informado llegue a ser determinante, influyente en el resultado de las elecciones, es prácticamente cero. 
La ignorancia voluntaria de los ciudadanos, o su falta de juicio en cuestiones políticas, lo cual no guarda relación con el nivel de educación o la formación académica de cada cual, no se soluciona apabullando, o abrumando a la gente con más información.

Solución posible : creación de ACADEMIAS subvencionadas para aprender a votar.
Por ejemplo : A tí lo que te gusta es que las pensiones suban y los precios bajen, y la Educación a los niños sea objetiva así como que los ambulatorios tengan estupendos médicos gratuitos.
Bueno, pues, la Academia puede enseñarte que lo mejor  es que te vayas organizando para ser nacionalizado luxenburgués. O quizá también ciudadano de Liechtenstein.

VADUZ

10 comentarios:

  1. Todos podemos ser engañados por los politicos, pero todos tenemos la capacidad de reconocerlo, y de no comportarnos como si hablaramos de nuestro equipo de futbol. Esto tan evidente, y que en realidad no tiene que ver con complicados conocimientos o de meter muchas horas de investigacion, falla en nuestra sociedad.

    La máxima es:
    ¿Te engañan?--> da lo mismo, les vuelvo a votar, porque si no vienen "los otros", y yo quiero ganemos "nosotros", o "los nuestros". Es esa permaadolescencia que tan bien conocen nuestros politicos

    Por no hablar de la gente que cree que mediante abstencion, voto blanco/nulo, se logrará algo. Ya.. ahá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¿Te engañan?--> da lo mismo, les vuelvo a votar, porque si no vienen "los otros", y yo quiero ganemos "nosotros", o "los nuestros". Es esa permaadolescencia que tan bien conocen nuestros politicos "
      Esa frase tuya es la clave de toda la Question.

      Se actúa en el voto exactamente igual que en las satisfacciones y discusiones de FUTBOL.

      Y sucede lo que sucede.
      La víspera de las últimas elecciones un chofer de autobús escolar me preguntó : ¿Oye, tú que entiendes de estas cosas, ¿a quién voto mañana, a Podemos o a PNV?. Fíjate que idea tenía el mozo de lo que son los unos y los otros. Le contesté que a los primeros ni borracho, y que a los segundos mejor no tenerlos cerca.

      Eliminar
    2. Si le oye el coletas, ¡Le da algo! ¿Como un currante puede siquiera plantearse no votarle?

      Yo le hubiera respondido que si no es capaz de distinguir a dos partidos tan diferentes, debe abstenerse.

      El problema es que hay millones de votantes como el chofer del autobus, que deciden votar. Millones de votos aleatorios y no meditados que pueden cambiar gobiernos. Partidos que actuan - así lo manifiestan reiteradamente en sus declaraciones - asegurando que cada uno de sus votantes les ha votado porque apoyan al partido sin fisuras.

      Eliminar
    3. DON REPÚBLICA
      Así es. Hay en España millones de votantes que son como el chofer del autobús que cito, gente que no siendo ni analfabetos ni sin formación, carecen de toda idea de cómo son los diversos Partidos porque no les interesa el tema lo más mínimo.
      Y su voto lo mismo puede ir a la derecha que a la izquierda que a los extremos.

      Eliminar
  2. Ni con academias.... deberíamos volver a la democracia original, como la de los griegos.... o como las europeas del siglo XIX.... donde el derecho a voto sea exclusivo de los ciudadanos, nada de voto universal. Que si el que vota se juega su casa y su dinero vota de otra manera....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Sí, esa es la otra opción pero los zurdosos pondrian el grito en Júpiter. Y lo cierto es que en el País Vasco y Navvara, por razón de su autonomía de legislar por razón de Fueros, desde comienzos del siglo XVI hasta el año 1850 aproximadamente existiá el sistema selectivo de los "Millares" tanto para votar como para ser elegido.
      Entonces la cualidad de concejal marchaba unida a la posesión de cierta riqueza. El vecino que quiera ser elegido o ejercer su derecho de elección deberá comenzar por practicar una información acerca de su origen familiar y esta información era muy cara.
      El capital (en bienes inmuebles además) o de una cierta renta era preciso para ser elegido o poder elegir cargos.Lo que se pretendía era que el ejercicio de los cargos de gobierno se vinculara a unas disponibilidades económicas, equivalentes a unos requisitos de riqueza.
      Los"millares" constituyen el mecanismo de poder característico de la oligarquía que gobernó el País Vasco hasta mediados del XIX.
      En las Ordenanzas de las Villas, de 1606 (época en que la oligarquía se está formando), "se establecía que "1os alcaldes, jurados mayores, mayordomo y sindico poseyesen cada uno de ellos cien mil maravedis en bienes raíces".

      Todo eso supone que, como en Usa ahora, que unicamente pueden optar a ser ELEGIDOS diputados y senadores los que son ya previamente ricos por sus actividades privadas.
      En el País Vasco el sistema funcionó de maravilla y fue abolido con la llegada de la Costitución de Cadiz.

      Eliminar
    2. Es cierto que ese requisito establece una barrera antidemocrática puesto que solamente los que tengan un determinado nivel patrimonial pueden ser candidatos.

      Pero también tiene alguna ventaja, como que el futuro gestor ha demostrado ser un buen gestor. Actualmente un sujeto semianalfabeto que no haya gestionado ni 1.000 euros puede pasar de la noche a la mañana a gestionar decenas de millones de dinero de todos.

      Aunque existe una gran diferencia: En aquel tiempo ese patrimonio no eran empresas de "asesoría", sino empresas de la economía real. Hoy en día los políticos que tienen empresas siempre son "asesorías", nunca restaurantes, zapaterías, talleres mecánicos, ferreterías, viñedos,...

      Eliminar
    3. DON REPÚBLICA.
      Tienes mucha razón : no son exempleados de empresas de construcción de algo, sino simples teóricos de oficina que en su vida se han manchado las manos.
      El sistema vasco que pongo como ejemplo en la practica, y camufladamente o no, es el que funciona en Usa : los políticos tienen que ganarse los votos para sí por medio de su propio gasto personal y si ganan es cuando el respectivo Partido les respalda. Con lo que unicamente pueden dedicarse a pretender ser senadores o diputados los que disponen de grandes fortunas.

      Eliminar
  3. Por algo los políticos dedican mucho tiempo a desinformar y sembrar confusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPUBLICA.
      Entre otras razones porque tampoco tienen de casi nada.

      Eliminar