Juana Felisa Isabel culturizándose

15 junio 2015

Al gallego, que lo echen ya

Este país lo aguanta todo. Bildu ha estado cuatro años gobernando en San Sebastián hasta que los votantes los han echado. Y San Sebastián sigue ahí. Hecho unos zorros, verdad, pero sigue apareciendo en el mapa.
Está por ver lo que ocurrirá en Madrid y Barcelona”.
Los empresarios relativizan el mensaje del miedo que les hacen llegar las palomas gubernamentales y advierten al Ejecutivo un tanto dolidos de que ahora no les vengan con árnicas, de que los puentes con el mundo del dinero se rompieron hace tiempo, que en Moncloa ya no los reciben, que es más fácil desayunar con Merkel, comer con Hollande y cenar con Cameron que robarle los minutos de la basura a Mariano Rajoy.

Dicen los del Ibex que los peperos “tienen que pasar a la ofensiva, empezar a rodar cabezas, ser contundentes contra la corrupción”. “Tienen que poner a alguien fuerte de política que sepa comunicar y que nos anuncie bajada de impuesto tras bajada de impuesto. No queda tiempo para más. A estas alturas, algunos ministros del Gobierno todavía no se han dado cuenta de que, por mucho que crezca la economía, la capacidad adquisitiva de los españoles está por los suelos. El problema no es la macro, sino la micro”.

La debacle del PP también lo es del PSOE. El uno se está suicidando con la jeringa del otro. A diferencia de la Monarquía, que ha logrado atajar con éxito ese bisbiseo antiversallesco que empezó a germinar tras el 15-M, los dos grandes partidos continúan cegados por esas anteojeras que les impiden ver más allá de sus narices.
España es así. Lo es hoy y lo ha sido siempre. Un país cainita, autodestructivo, el único del mundo que dedica un año entero a crear obras de arte (véase las Fallas valencianas) para luego quemarlas.

Los españoles disfrutan más viendo los ninots en llamas que confeccionándolos. Y en este rudo arte de prender fuego a todos los logros obtenidos hasta ahora, los nuevos concejales de Madrid y Barcelona se muestran muy duchos en la materia, a tenor de todos los tuits que han circulado estos días.

(Nacho Cordero)

NOTA.
Rajoy desde el pasado sábado gobierna para menos de seis millones de españoles y la izquierda para 20.


10 comentarios:

  1. Lo malo es que en un futuro más que inmediato cada españolito se va a convertir en un ninot en llamas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO DE FILIPINAS
      Siempre que los dirigentes del partido popular no cambien de jefe, algo que sucede o debiera de suceder en todo partido. El sentido no autocrático de ver la designación de los jefes. A cualquiera y a todos los adictos al partido Popular debiera de preocuparles que con el Jefe indio que tienen les lleva camino de arder como una falla.

      Es una lástima que aquí crean los afiliados populares que el pedir cambio de dirigentessea un ataque a ese Partido, cuando en realidad lo que se pretende es evitar que desaparezca bajo las garras de los zurdosos más extremistas.

      Eliminar
  2. El PP abandonó todos sus principios desde aquella mitica visita de Rajoy a Mexico. Luego vino el congreso de Valencia, etc, etc. A raiz de ahi, el rosario de traiciones a los suyos (Maria San Gil), a sus votantes y a su historia, ha sido rampante. Y de forma paralelea, se ha corrompido, no diré como el PSOE, cosa imposible por mucho que digan los del "todos son iguales", pero si a velocidad de vertigo. El PP es imposible se regenere con Mariano dentro. Y la purga deberia alcanzar a toda la cupula directiva, cosa siempre harto imposible en las partitocracias.

    De Madrid y Barcelona, lo dije: tengo mis sacos de palomitas. Ayer, espectaculo a cargo de ese orate llamado Zapata, y de las barbaridades de su posible sucesora. Ya entiendo lo del "derecho al olvido"; lo que querian decir era "derecho a que no os acordeis de lo que dije e hice".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Vaya, tampoco yo entendía qué era eso del "derecho al olvido" y me lo has aclarado. En Castilla había un refrán que lo venía a expresar ="Donde dije digo, era Diego".
      Ese mameluco tramposo de Rajoy ha, como lo expresas muy bien, traicionado todo los principios elementales de su partido para terminar siendo un simple OPORTUNISTA y un Goucho Marx para cada ocasión.

      Es una lástima que los afiliados al Pepé tengan un concepto "sacrosanto" y autocrático de la jefatura del partido, cuando en sí debiera de ser sometido a RENOVACIÓN cada cierto corto tiempo. Y revocarlo conforme perjudique o beneficie al propio Partido según el entender de la mayoría. Sin congresos "búlgaros" ni gaitas.

      Ahora es el momento clave para que los afiliados decidan echarlo y designar un equipo nuevo si de verdad tienen interés en conservar ese Partido. Rajoy es la piedra maestra que deben de sustituir si quieren que la catedral no se les venga encima.

      Eliminar
  3. Uno de los problemas del PP, es que no barre su casa en condiciones y, de ese modo, es difícil dar lecciones morales a cualquiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Eso que comentas por un lado, y es básico que se impida la corrupción entre los miembros del propio Partido. Pero lo imprescindible es que el Jefe sea leal a los votantes conforme a lo que haya propuesto antes de unas elecciones, y el gallego es un absoluto traidor a esos votantes que le eligieron para gobernar.
      Por ello se ha producido una rebelión o cabreo que han aprovechado los zurdosos extremistas para auparse ellos. Y la culpa es exclusiva del equipo dirigente del Partido Popular.

      Eliminar
  4. Deberían hacerlo, pero creo que no ahora sino a la vuelta de vacaciones. Convocar la fecha de las elecciones para lo más tarde posible y declarar que va otro (u otra) de candidato... Lo que no tengo claro es a quién pueden poner con un mínimo de credibilidad, que sea fiable como esperanza del cambio, y que no tenga ninguna "herencia". Lo suyo sería fichar a Susana Díaz que tiene una acreditada trayectoria en eso de nadar y guardar la ropa, y en salvar los muebles en momentos delicados... pero esta difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Da igual cuándo pero antes de las elecciones próximas.
      Y respecto a quién basta con que miren, los votantes peperos, a todos aquellos que Rajoy se cargó y que son muchísimo más válidos que él : desde Alex Vidal-Cuadra, María San Gil, Mayor Oreja hasta un largo etc.
      La Susanota vale lo mismo para un roto que para un zurcido y mejor se la dejamos dentro del rebaño de los zapatistas, los más parecidos en ineptitud al gallego de marras.

      Eliminar
  5. Mariano siempre quiso mirar "hacia adelante", como los burros con anteojeras, y ahora va a encontrarse con una izquierda que no va a ser tan dócil como lo fue él al llegar a La Moncloa y decidió no sacar los trapos sucios de los cajones. Mucho me temo que cuanto más tarde en convocar elecciones, peor: no habrá día en el que no nos desayunemos con algún escándalo y almorcemos con un Mariano echando balones fuera, estilo "sed fuertes, compañeros".
    Ante esto, congreso extraordinario y limpieza con salfumán (adiós a todos los Rajoy's boys), listas abiertas y un programa claro y realista, donde los problemas no se oculten y los españoles no puedan excusarse diciendo aquello tan nuestro de "yo no me había enterado de nada. Los periódicos, los periódicos..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Fenomenal, descripción perfectamente detallada de la MIDICINA que habría que aplicar al partido POPULAR. Pero que no lo harán.
      Nos esperan meses de escándalos y golferías, como comentas, y la clandestinidad de los gobernantes pues no darán la cara ante nada. Esos Rajoy´s boys and girls. Huirán como ratas de la cata del SALFUMAN, a la que están destinados si fueran responsables. El único valor que aprecian, más allá de la ruina o no del país y de la desaparicón de sus siglas, es el PUESTO que cada uno ocupa y al que se aferran como pulpos con mil ventosas.

      Por tanto, es previsible que en el futuro próximo las opciones electorales que queden a los españoles sean RIBERA e IGLESIAS. Los sociatas y los popuares se transformarán en lo mismo que los majentas de Rosita, en unos marginales.

      Eliminar