Paisaje relajante

06 octubre 2014

Requetés, para los que no saben lo que eran

OFICIAL CARLISTA O REQUETÉ
La designación de "requeté" hace referencia a los soldados carlistas que lucharon durante la Primera Guerra Carlista y, posteriormente, a las fuerzas navarras que participaron en el bando nacional durante la Guerra Civil. El nombre de requeté procede de uno de los primeros cuatro batallones carlistas que se formaron en el otoño de 1833 al iniciarse la Primera Guerra Carlista.

Las expediciones desde el territorio vasco-navarro mantuvieron el conflicto encendido durante casi todo el siglo XIX La Primera Guerra Carlista tuvo lugar entre los partidarios del Infante Carlos María Isidro de Borbón (y de un régimen absolutista), y los isabelinos, defensores de Isabel II , apoyados por corrientes liberales. Y aunque nunca pareció probable la victoria carlista, las continuas expediciones desde el territorio vasco-navarro mantuvieron el conflicto encendido durante prácticamente todo el siglo XIX.

No en vano, sólo en la Primera Guerra Carlista hubo cerca de 200.000 muertos. Una de las razones por las que la derrota de los isabelinos nunca se pensó posible fue porque los carlistas no contaban con la estructura logística y los recursos necesarios para sostener un choque directo y continuado.

El origen de su prenda más distinguida, la boina roja, da prueba de la precariedad de sus tropas y su material. A causa del pobre equipamiento de los voluntarios carlistas, cada cual acudía al combate con ropas pagadas por sí mismo dando lugar a tropas completamente heterogéneas. Los voluntarios encontraron en la boina, en su origen de color blanco, un elemento común para distinguirse en la batalla.

Con el paso del tiempo, las boinas blancas quedaron reservadas para las mujeres del carlismo, las "Margaritas", y el rojo se impuso entre los soldados. Tras la batalla de Oriamendi, acontecida en dicha localidad el 16 de marzo de 1837, las huestes carlistas adoptaron mayoritariamente el rojo como color de sus boinas, pero no en detrimento del color blanco que continuó empleándose entre sus filas.

ERTZAINAS DE AHORA EN UNIFORME NORMAL
No obstante, los primeros en llevar la boina colorada fueron los soldados de la milicia de voluntarios liberales de Guipúzcoa. Pero cuando la boina se convirtió en un símbolo del Carlismo, el general liberal Baldomero Espartero prohibió en el año 1838 llevar esta prenda a toda clase de personas, tanto militares como paisanos. Con el tiempo, las boinas volvieron a campar entre la población.

A la llegada de la Transición, el Partido Carlista, que tenía 8.500 militantes en 1977, no pudo participar en las primeras elecciones al parlamento español, por no llegarle el reconocimiento a tiempo, lo que no impidió que pidiera el voto positivo para la Constitución de 1978. Sin embargo, una parte importante de los militantes y simpatizantes del partido optaron por entrar en movimientos nacionalistas.

El Uniforme de la Erzaintza, creado por los nacionalistas peneuveros, está inspirado en los carlistas. Los uniformes rojos de la Policía vasca tienen características muy parecidas a las vestimentas carlistas. Enésima muestra de que el Carlismo sigue vivo (con su absolutismo e integrismo) en las actuaciones de los nacionalistas actuales.

TROPAS CARLISTAS

NOTA DEL BLOGUERO
Durante la insurrección carlista contra Isabel II, apoyada por curas y prebostes ricos locales vascos y navarros, cuando los requetés llegaban a una localidad obligaban a los mozos a alistarse en sus tropas y lo único que les daban era una escopeta, un escapulario  y unas alpargatas, con cuyo equipo los mandaban al frente a morir contra los "demoniacos liberales". Los pobres aldeanos vestian su ropa de labranza y para uniformarlos es por lo que se les impuso la obligación de llevar la BOINA ROJA.

A propósito del ultra-catolicismo de los carlistas, Don Pío Baroja ironizó con la siguiente frase : "No hay animal más peligroso que un requeté recién comulgado".

Ahora han copiado aquel uniforme los de la Policia Vasca creada por el Peneuve. Los liberales siguen siendo, para los peneuveros, "demoniacos" y "anti-católicos" e incluso algo peor : masones. Todo esto es consecuencia de la influencia de los jesuitas en ese Partido.


12 comentarios:

  1. Hola,Javier:

    Salvando las distancias, siempre me cayeron bien los requetés. Incluso en una fotografía de cinco años aparezco vestido de pelayo. Con pantalón de pana de polainas.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON XESÚS
      No sabía que en Galicia también hubo brotes de carlismo. En general dominaban el País Vasco-navarro, Cataluña y el Maestrazgo o zona de Castellón.

      Los "Pelayos" eran niños uniformados en competición con los niños del Frente de Juventudes y de las Jons., tras la guerra civil.

      Lo curioso es que los requetés dieron para el pelo a los nacionalistas vascos y los derrotaron en toda la linea, y no obstante los peneuveros ahora copian a aquellos.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Hola, Javier:

      Fui pelayo en 1935 y 36, cuando vivíamos en Vigo. Realmente, no tenía conciencia, pero en casa eran tradicionalistas.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    3. DON XESÚS
      Recuerdo que el escritor gallego VALLE INCLÁN era un defensor acérrimo de los carlistas y de ahí deduzco que en Galicia también tuvo que haber tradicionalistas como los de tu familia.

      Eliminar
  2. De todas formas, no todos eran carlistas en las Provincias vascas durante el siglo XX. Las tres ciudades Vitoria, San Sebastián y Bilbao, junto a otras villas portuarias eran liberales. Habían experimentado una evolución política y social acorde a los tiempos, gracias a su comercios con las provincias españolas de ultramar y a la prosperidad de una clase burguesa y preindustrial. Por eso, algunas ciudades y villas vascas fueron atacadas por tercios del requetés que dirigía el general más representativo de estos cuerpos armados: Tomás de Zumalacárregui. Por el contrario, su hermano mayor, Miguel de Zumalacárregui era un liberal convencido y fue diputado por Guipúzcoa en las Cortes de Cádiz de 1812. Los dos extremos de una misma familia paradigmas de la realidad bipolar de la sociedad vasca del siglo XIX.

    después de algún tiempo en el exilio digital, Ilustrado te saluda de nuevo, apreciado Tellagorri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA DON ILUSTRADO
      Me alegra volver a verte por aquí.
      En efecto las provincias vascas eran carlistas salvo en Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Irún y Hernani las cuales eran liberales.
      Lo de los hermanos Zumalacarregui tiene también sus bemoles. Y lo curioso es que se llevaban muy bien.
      La verguenza es que ahora los peneuveros y batasunos han tomado a Tomás Zumalacarregui como modelo de "vasco rebelado por las armas contra España", y han llenado los pueblos con calles que llevan su nombre. Si el bueno de Ormaiztegui levantara la cabeza.

      Eliminar
  3. El nacionalismo se ha cogido lo peor de aquel movimiento. Ya no enarbolan cruces, sino diccionarios de euskera, pero es lo mismo, es esa necesidad imperativa de tener un ENEMIGO exterior.

    De esta forma prietas las filas y a ver la paja en ojo ajeno mientras se evita ver la viga en el propio. Que lamentable, que triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Estoy de acuerdo. Pero sigue siendo irrefutable que los creadores del nacionalismo eran CARLISTAS DERROTADOS en la tercera guerra. El propio lema peneuvero es una copia del Carlismo (Díos, Fueros y Rey) por Jaungoikoa eta Lege Zaharrak o "Díos y Fueros".

      Por lo demás, hoy mismo en el Euskadi Buru Batzar PARALELO ( el que de verdad manda en ese Partido) siempre ha habido uno o dos jesuitas dictando las tácticas a seguir. Pocos saben de la existencia de ese Organismo paralelo y sin embargo fué creado por el sucesor de Polikarpo el ínclito ZABALA. Y desde entonces dicho Presidium o Consejo Supremo es lo más oculto y subterraneo que partido alguno tiene.

      Eliminar
  4. Uy uy uy Tella, ya sabes que este post es políticamente muy incorrecto, ¡¡ahora va a resultar que las guerras carlistas eran guerras civiles entre españoles!!... ya puesto capaz eres de decir que la guerra de sucesión española fue otra guerra civil y no una lucha de Catalonia frente al opresor estado español.

    ¿y qué será lo próximo? ¿que colón descubrió América pensando que iba a la India?, manipulador, español.

    Quiero que venga Perico ya, que le va a subir el sueldo a los profesores que han conseguido la generación de tontos más tontos de la historia (en el colegio nos comunican ayer que se van a pasar por el forro el programa de estudios que recomienda que los niños tengan 2,5 horas semanales de gimnasia y una de ciencias sociales y ciencias naturales... con dos cojones).

    Imagínate qué podrán estudiar de historia, de matemáticas o de nada, eso sí, tienen pizarras digitales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Bueno, uno es de la vieja escuela de cuando enseñaban estas cosas increíbles. Lo de Cataluña claro que era una guerra civil pero entre catalanes pro-borbones y catalanes pro Austrias. Pero llegó Franquito y los disolvió a todos fusilando a la mitad. De esa forma el Casanova se convirtió en Jefe de Centuria y de las Jons.

      Colón no descubrió América, sino que América se le echó enciam y creyó que estaba Cipango, lugar que ni él sabía lo que era.

      Con Perico los niños analfabetos de ahora van a parecer todos de Premio Nobel y mira eso que ganan los actuales. Aprender aritmética es tarea de tenderos y saber Historia es una chocholada porque impide ejercer la libre imaginación y la fantasía.

      No sé, no sé pero sospecho que tú ibas a disfrutar siendo requeté y civilizando al gentío a kristazos.

      Eliminar
  5. Son mas tontos los nacionalistas mediterráneos, aquí a la hora de hacerles el uniforme a los "mossos d'escuadra" en lugar de tomar un ejemplo del que fueran más o menos seguidores, como sus Peneuveros con el carlismo, nuestros próceres de Convergéncia en lugar de inspirarse en sus antecesores, que bien habrían podido ser los carlistas o los soldados de la guerra de cuba, o las partidas anarquitas de la guerra civil o cualquier otra cosa, se inspiraron en un cuerpo policial creado por los Felipistas una vez acabada la guerra de sucesión... Así que "Los Mossos d'Escuadra son de origen Botifler", aquí dejo un enlace para echarse unas risas, viendo lo cortos de entendederas que llegan a ser :

    http://elprincipatdecatalunya.blogspot.com.es/search/label/Mossos%20d%C2%B4Esquadra

    Aunque viendo las declaraciones que se hacen desde los sindicatos policiales, quizás es una suerte que tengan este origen y por eso los sindicatos de policías autonómicos han dicho que el 9-N estarán con la legalidad vigente. Con un poco de suerte se nos van a transformar en una guardia civil, eficaz y fiable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Muchas gracias por esa información que es deliciosa y muy descriptiva de la falta de conocimientos en todo de los jerifaltes de Convergencia.
      Basta leer los siguientes párrafos :
      "Los “Mossos d´Esquadra” se crean a partir de la victoria de las tropas borbónicas sobre las austracistas en 1714. Los colores de los “mossos” (azul y rojo) pertenecen a los de la corona francesa, que como relata Nuria Sales:

      A través de las épocas, quedan como constante en el uniforme de los mozos de escuadra los colores azul y rojo (colores borbónicos), el gambeto y la curiosa mezcla de alpargatas y sombrero de copa.
      Los “Mossos d´Esquadra” son un cuerpo policial que se creó como una fuerza monárquica y española.
      "

      No, si al final serán esos MOZOS DE CUADRA los que detendrán al Mas y a su cuadrilla, tal como comentas.

      Eliminar