Juana Felisa Isabel culturizándose

08 octubre 2014

La doña asustada

Comenta M. Calleja que la ministra de Sanidad, Ana Mato, ha tardado unas 30 horas en reaccionar y pedir una comparecencia en el Congreso de los Diputados para hablar de la crisis del ébola. Demasiado tiempo, porque dada la alarma social tenía que haberlo dicho en el primer momento, en esa rueda de prensa fatídica, espantosa, terrorífica…

Por partes. Ante una crisis de estas características, que origina una gran alarma social inmediata, la primera obligación de un gobernante es informar, comparecer, contestar las preguntas y enviar un mensaje de calma, tranquilidad y serenidad. Es decir, justo lo que no hizo Ana Mato.

La ministra compareció vestida de negro, dio una imagen oscura, lúgubre, inquietante, con un gesto de máxima preocupación, de no controlar la situación. Y los que la acompañaban no mejoraron esa sensación.

La comunicación no verbal  resultó terrorífica, como para echarse a temblar. Respecto al contenido de esa primera rueda de prensa, llamó la atención el silencio de la ministra. Se limitó a leer un comunicado oficial, y no respondió ninguna pregunta, ni siquiera sobre si piensa presentar su dimisión.

Al final de la rueda de prensa la alarma social había crecido mucho más, como se pudo comprobar en el entorno, en las redes sociales, en la calle…
O se remanga y lo da todo dando la cara aunque se la parta, o me temo que esta crisis podrá con ella.



18 comentarios:

  1. Hola, Javier:

    Creo que las declaraciones de la señora Mato no han sido afortunadas. Tampoco esperaba otra cosa.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA DON XESÚS
      Esta señora nunca, que se sepa, ha conseguido decir nada afortunado. Es una especie de Carmen Chacón o de aquella Maleni, sociatas, con mucho tupé y poca sustancia. Estaría mucho mejor dedicándose a gerenciar una tiendita de ropa.

      Eliminar
  2. Penoso como están gestionando este asunto, pero no por elcontagio de la enfermera solamente, sino desde el principio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Estoy contigo : en ningún momento el ministerio que dirige, es un decir, ha entendido de qué va lo del ébola, y de ahí que tiemblen hasta los ladrillos de ese hospital.

      Eliminar
  3. Las montañas de demagogia que esta moviendo este asunto, son para escribir un libro. Que la Mato salga con esa cara, me parece normal, la cosa no está para bromas

    Y es que se podrán discutir si los protocolos son adecuados, si estamos preparados o no, pero que desde el minuto CERO se ha haya echado la culpa de todo a la ministra y al gobierno es tan solo el segundo Prestige, una BASURA moral e intelectual de calibre bíblico

    Tenemos por un lado la actuacion de la enfermera, que diria no ha sido muy profesional y que no parece siguiera los protocolos; aunque cabe preguntarse como a una persona que acaba de estar en contacto con ese virus, la dejan irse de vacaciones al dia siguiente, acojonante. O mas alucinante, que cuando va al medico cabecera, olvida contarle algo tan "inocente", como que acaba de estar en contacto con un enfermo de ebola. No importa, culpa del gobierno tambien.

    Y la guinda fue lo del perro, himalaya del desproposito y espejo de una sociedad infantil y estupida hasta la nausea. No veia yo tanta estupidez cuamndo por una gripe aviar se sacrificaban de una tacada 320.000 gallinas; o cuando por cualquier peste porcina se apiolan al instante decenas de miles de cerdos. Por no hablar de comparativas con aborto; igual toca declarar que los fetos humanos son perritos, a ver si asi logramos dejen de estar indefensos.

    Madre mía.. no se si el ebola nos matará, pero la tontería que se respira me está quitando años de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Que haya una excusa zurdosa para meterse con el gobierno, pues es lo habitual. Pero que el ministerio que dirige ea señora es la que responde de si se contagia o no gente que rodea a enfermos de ébola, no tiene vuelta. Y lo peor es que esa señora y sus "asesores" están más callados que los enterrados, dado que no tienen puñetera idea de lo que es procedente hacer con los enfermos de ébola.

      Esas dos muestras que mencionas, la de la enfermera que se va de vacaciones tras haber estado en contacto con el enfermo, y la del perro al que para colmo tratan de evitar su sacrificio esos imbéciles de siempre. Y como bien recuerdas por ejemplo en Gran Bretaña sacrificaron a casi toda la Cabaña vacuna del país cuando el asunto de las "vacas locas".

      Eliminar
  4. Yo creo que si el jaguar transparente no acabó con ella, esto tampoco lo hará... tiene la piel muy curtida en aguantar carros y carretas.... por lo demás, la gestión del ministerio mala, los supuestos protocolos inexistentes, pero al final la culpa es de los sanitarios, o son tontos o unos temerarios. Hoy mismo se lee que el medico de Alcorcón se queja de que el traje de seguridad le iba corto.... No entiendo nada, lo normal es que si el traje te va corto no te lo pongas o lo resuelvas de forma que no importe que va corto, o si no tienes otro remedio y un espíritu de héroe que te arriesgues e inmediatamente te pongan en tratamiento....

    Pero, hombre, los protocolos los pueden marcar los "expertos" del ministerio, de la OMS o de la FDA, pero el profesional que los sigue tiene que tener un mínimo de criterio, ¿o es que nuestros sanitarios son robots o niños de teta que no saben a que juegan?

    En mi trabajo de ingeniero, a veces que he ido a obras, por mucho casco, botas, chalecos y derivados, si la zona donde tenía que entrar a trabajar no cumplía un mínimo de seguridad, no entraba y no me puede mandar nadie a una zanja sin apuntalar, por ejemplo. Y eso no es un tema de protocolo, es de sentido común y de saber lo que estás haciendo.

    El protocolo puede estar mal, traer a los enfermos puede ser un riesgo inasumible, pero hay dos puntos que son las vacaciones de la auxiliar y el ir al médico por un catarro y no decirle que había estado con enfermos de ébola... es para darle de bofetadas, ¿o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Tienes razón, hay que tener un mínimo de sentido común individualizado y no trabajar en nada como si se fuera un meñeco por pilas.
      Ese médico que habla de su traje corto y la enfernera que se fue de vacaciones y con su perro debieran de ser colocados en trabajos ajenos a la Sanidad.

      Este país que siempre ha presumido de "individualista" es exactamente lo contrario : pura masa que necesita que le expliquen hasta cómo subirse a un autobús. Es por eso, probablemente que los políticos pueden robar hasta saciarse y que los empresarios pasan del todo de los sindicalistas.

      Eliminar
  5. Habría que hacer un test de estrés a los ministros, no quedaba ni uno, y de ahí para abajo.

    Si sólo tiene que ver cómo se dirigía Churchill a los ingleses, los estaban bombardeando y tras escucharle sabían que iban a dar por el culo a los nazis (o al menos lo creían, y se iban a la cama tan tranquilos).

    Quisiera pedir disculpas a la memoria de Sir Winston, mira que meterlo en un comentario relacionado con una ignorante supina.

    Por cierto, de pandereta lo del perro, y se lo dice uno que lleva 20 años con animales de compañía (realmente con los únicos que podemos considerar como tales, los majestuosos gatos, el resto, sobre todo los perros, son chusma), se le sacrifica y punto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Eso que cuentas de Churchill sucedía con gente muy acostumbrada a tener criterio propio y que confiaban en sus lideres. Aquí el que se fie de un político es que es tonto de remate y del bote.

      La distancia que hay entre Ana Mato y Churchill es muy superior a la que existe entre Alcorcón y Australia.

      Ya que hablas de suprimir perros dudosos, yo eliminaría también por incineración a todo el personal que trabaja en el Hospital de Carlos III. Un problema menos. Y de paso incluía en la lista a la Mato.

      Eliminar
  6. Que la pijis no da para mucho es notorio, pero lo que me está empezando a preocupar gravemente es la profesionalidad y la vocación de bastantes sanitarios presuntos y su corporativismo atroz.

    Y ya lo del chucho es la traca total del absurdo, para que luego se rían de la Mariló esa cuando media humanidad anda necesitando un trasplante cerebral urgente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBEL
      Estamos completamente coincidentes al respecto. La PIJI es evidente que no da para mucho, pero como dice el comentarista CSC esos sanitarios han demostrado una ausencia de profesionalidad que da pánico.
      Qué verdad es esa de que "media humanidad anda necesitando un trasplante urgente cerebral", dado que además surge una polémica como si se fuera a invadir Cataluña con tanques a cuenta de si habrá que sacrificar o no a un chucho.

      Lo que se deben de estar riendo los nazios con chistes sobre los "mesetarios" y sus problemas "vitales"..

      Eliminar
    2. No se crea que los nazios tienen mucho que reir, al menos los catalanes, alguno lo ha hecho pero llevamos varios meses con una epidemia de legionela en Sabadell, que ya se ha cobrado 10 vidas, desde septiembre de este año.... con lo que como para andar presumiendo, y más si se tiene en cuenta que en 2012 ya hubo otro brote con muertos en la misma localidad.... pero son cosas que como no tienen que ver con el "pruces" pués no son tan importantes.

      Eliminar
    3. DON CSC
      Bueno, es cierto lo que dices: no tienen los nazios mucho de qué reirse con eso 10 muertos por Legionella.
      Y creo que hay un porcentaje muy alto entre los cargos públicos con meníngitis aguda de esa que deja el cerebro como una papilla.

      Eliminar
  7. ¿Qué podía esperarse de un país chapucero que se atreve a importar enfermos de ébola? Lo que ha pasado no tiene que extrañar a nadie, conociendo la calidad de mandatarios y adláteres que disfrutamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Respecto a esto he recogido las opiniones de unso médicos militares de equipos preparados para ir a cualquier parte del Mundo a tratar enfermos de ébola, y dicen que la mayor majadería es TRAER al enfermo a España. Y que no se han utilizado esos equipos altamente preparados ni se han seguido los protocolos de trajes, guantes, etc..

      Trataré de insertarlo mañana.

      Hay aquí, como dice usted, una tal cantidad de ineptos dando órdenes decisivas que lo raro es que aún sigamos habiendo supervivientes

      Eliminar