VERANO

29 octubre 2013

Otra vez con los Alauitas

En el aniversario de la Marcha Verde, hay un médico forense español dispuesto a poner al descubierto todas las fosas comunes en las que el ejército marroquí sepultó a saharauis asesinados.
Francisco Echevarria, muy popular tras el caso Bretón, tiene ese gran empeño.

 "Dónde está el Frente Polisario? ¡Dame tu carnet de identidad!". Mohamed Mulud Lamin, beduino pastor en el Sáhara, no tiene respuesta. El oficial del Ejército marroquí le dispara al corazón. Es 12 de febrero de 1976. Del mismo modo, dispara a Abdelahe Ramdan.

Unos meses antes, sobre estos días de octubre, hace 38 años, Marruecos ha iniciado su Marcha Verde. Miles de saharauis, que ya están siendo borrados del mapa  por Marruecos con una lluvia de fósforo y napalm, han comenzado un éxodo hacia un exilio cuya huida requiere de ingentes cantidades de agua, elemento fundamental para la supervivencia de cabras, camellos y estos nuevos desplazados en un desierto cuyas temperaturas alcanzan los 52º C.

Francisco Echeberría, el médico forense quizá más activo en la participación de exhumaciones, que certificó el suicidio de Salvador Allende o la presencia de restos óseos en el caso Bretón, tampoco piensa que hayan sido los únicos asesinados. Lidera un grupo de arqueólogos e historiadores que se ha propuesto destapar cuanta fosa común cavase en su día Marruecos. No cree que las dos sepulturas que el pasado junio revelaron la existencia de un total de ocho cuerpos de desaparecidos (dos eran niños), sean los únicos restos que encuentren.


Según datos de esta organización, en este conflicto hubo más de 4.500 desaparecidos en total, cifra que Marruecos negó.

La labor de localización y desentierro, pues, podría ser larga.


Para añadir un poco más de tensión al viaje, las fosas se hallan muy cerca del muro conocido como de la Vergüenza, una defensa de 2.720 kilómetros de longitud que separa Marruecos de los territorios liberados. A sus pies están los soldados, un despliegue estimado en 100.000 hombres, y por delante de estos, una alfombra de minas plantadas lejos de protocolos que se extiende, caótica, a lo largo de todo el desierto.

En noviembre regresan. Entregarán los primeros restos que encontraron el pasado mes de junio a las familias. Quieren que haya presencia internacional que dé cuenta de lo que pasó y de lo que podría pasar. Que nunca más un suéter de talla infantil aparezca en una fosa con un agujero de bala a la altura del corazón.

Por R. Hernandez

MURO MARROQUÍ DE CASI TRES MIL KMS

10 comentarios:

  1. Creo que este artículo del digital "republica" puede resultar interesante:
    http://www.republica.com/2013/10/28/acaecio-en-el-sahara-1976_717815/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FJ de C.
      Muy clarificador ese artículo que citas y del que copio un par de párrafos =

      "Me llamó la atención el caluroso recibimiento que la población saharaui les ofreció. Infinidad de banderas del Reino de Marruecos, así como del Frente Polisario sacadas no sé de dónde, eran portadas por aquellos con quienes hasta ayer departíamos amigablemente en la ciudad."

      Eliminar
    2. DON FJ de C.
      Sigo con la respuesta =
      "No, los disparos que habíamos oído la noche anterior no eran de festejo. Y tampoco de los soldados marroquíes. Simplemente ajustes de cuentas entre saharauis. Los Polisarios o los que querían “ganar puntos” ante los marroquíes habían asesinado a algunos de los supuestos españolistas. Apenas dos días después de la llegada de la columna Dlimi pude observar en la distancia desde la atalaya, de lo que otrora fuera Residencia del Tercio, como un grupo saharaui era masacrado en El Aargub por fuerzas mauritanas con apoyo marroquí. Lo que pasó en los años posteriores ya es conocido de sobra.


      Eliminar
  2. Esos saharauis eran ciudadanos españoles que abandonamos a su suerte. Otro porrazo a la memoria histérica de la izmierda, que JAMAS se ha preocupado por las fosas donde fueron enterrados estos españoles. Si los hubiera apiolado Franco, sería otra cosa, pero claro, apiolados por la morisma, ¿a quien le importa?.

    Y así se escribe la historia, que lamentable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Efectivamente, "La Ley de Memoria Histórica" del imbecil de las "Sandalias" ( ese no llega a saber arreglar zapatos) no abarca los más recientes casos en los que Franco ya había muerto y no eran víctimas suyas.

      Estoy leyendo un libro estos días sobre la vida en la JAIMAS saharaueis de Argelia y recuerdan a los campos de trabajo de Tío Josiph en Rusia : rige la dictadura total del Polisario, comunista ya de entrada y totalitario.
      No me gustan los alauitas ni un pelo pero tampoco los que dirigen a esos pobres bereberes ( que no moros) que eran pro-españoles y están ahora bajo doble bota : la totalitaria del Polisario y la de los Mahomed de Rabat.

      Eliminar
  3. Me pregunto qué hace Bardem que tanto lucha por los saharauis, que no está ya mismo, gritando para que tengan en cuenta a este señor....
    ¿Estará enfermo...:?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      Será que es ciclotímico y por el momento sus entusiasmos están algo dormidos.

      Esos saharaueis que viven en los campamentos de Tinduf y otros parecidos son los que me dan pena porque están en las mismas condiciones que los que vivían en el paraiso soviético con Stalin. Y la causa de esa forma de vivir no es por culpa del "capitalismo" sino por su contrario.

      Eliminar
  4. Chafa, Bardem está esperando a que a su madre le pase la regla para coger la pancarta.

    ResponderEliminar
  5. Supongo que los saharauis ya habrán perdido las esperanzas de que los españoles les ayuden y se estarán buscando la vida. Si aún confían en nosotros, van aviados.

    ResponderEliminar
  6. DON BWANA
    Por lo poco que sé y que estoy leyendo sobre el tema, todos aquellos saharaueis de cuando la Marcha Verde eran pro-españoles y odiadores del marroquí. Ahora están bajo la bota comunista y totalitaria del Polisario los de la "zona liberada", en campos de concentración argelinos a los que llaman "campamentos", y otros muchos se han sometido a las leyes y modos de vivir impuestos por el Mohamed Alauita.

    Esa es la causa de que tanto Bardem y jilipogre pida ayuda para los "probes saharaueis" de los "Campamentos": para que prospere el proyecto a lo Castro cubano en las arenas del desierto.

    Y es curioso que entre ellos, entre los saharaueis, cultivan el ESCLAVISMO. Compran y venden niños sin padres y los utilizan al modo que los hacendistas sudamericanos del XIX. Para acarrear agua de las fuentes a la Jaima, a veces recorriendo 6 kms. de distancia con cántaros, y para cuidar a las cabras y camellos.

    ResponderEliminar