VERANO

18 agosto 2013

Vergés, abogado de terroristas mundiales

Se especializó en defender  a famosos genocidas, nazis o terroristas.
Predicó al extremo la máxima de que "todo hombre es inocente hasta que se demuestre lo contrario" hasta el punto de acumular en su orla una auténtica galería del horror.

Por su despacho desfilaron terroristas, genocidas, dictadores, nazis y asesinos en serie. Los condenados por la Historia.

Apodado "el abogado del terror", murió en París a los 88 años de una insuficiencia cardiaca. Según L'Express, pereció en la misma cama que Voltaire, justo antes de sentarse a cenar.
Ojos rasgados, gafas redondas y puro en boca, él mismo se definía como un "bastardo brillante". Defendía una tesis, y así lo expresaba : "Todo el mundo debe tener derecho a una defensa legal". Decía que la profesión de abogado "no es sólo el ejercicio de una técnica, sino una manera de asumir la Humanidad de todo hombre, culpable o no".

Es difícil encontrar un letrado que haya defendido más villanos con tanta convicción. Entre sus clientes figuran ilustres por sus crímenes como Khieu Samphan, de los jemeres rojos; Klaus Barbie, jefe de la Gestapo en Lyon de 1942 a 1944; o el terrorista venezolano Carlos, el Chacal. Incluso ofreció sus servicios al ex presidente serbio Slobodan Milosevic.

Nació en Tailandia en 1925. De madre vietnamita y padre francés, creció en la isla de La Reunión. En 1945 ingresó en el partido comunista francés. Cogió la toga en 1955. Defendió a militantes del Frente de Liberación Nacional de Argelia e incluso se enamoró de una de ellas, a la que, dijo, "conoció a la salida de una sala de tortura" y con la que tuvo dos hijos.

Su modus operandi para defender al villano consistía en cuestionar el tribunal y el sistema judicial. Insolente, el letrado acababa acusando a los acusadores.

El Chacal dijo que le había escogido como abogado por ser más peligroso que él y cuando se le preguntaba si hubiera sido capaz de defender a Hitler, Vergès respondía que "hubiera defendido incluso a Bush, sólo a condición de que se declara culpable".

Este abogado del lado oscuro tenía también sus sombras y en los años 70 desapareció sin dejar rastro. Muchos creen que trabajó para los servicios chinos o que se unió a su camarada Pol Pot, aunque Vergès siempre dejó el misterio en el aire.

Nadie duda que tenía una inmensa cultura y una memoria remarcable. Autor de decenas de libros,  aceptó, con 83 años, exhibir su retórica tras el telón.

Jacques Vergès, abogado, nació en Ubon Ratchathani (Tailandia) el 5 de marzo de 1925 y falleció en París el 15 de agosto de 2013.

Por R. Villaecija

NOTA
Al parecer, los abogados todos de los etarras aprendieron de éste la técnica de recusar a los tribunales negándoles competencia alguna para juzgar a criminales "baskos".


6 comentarios:

  1. No hay duda que los abogados de ETA han t seguido un buen
    ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Es que es precisamente ese argumento, el de la INVALIDEZ DE TODO TRIBUNAL, el que argumentan los abogados de etarras siempre.

      Este Vergés era un comunista de la más amarga raíz, la del odio colonialista, y precisamente a los propios franceses que habían dominado su tierra de Camboya. Y vívía como un arzobispo en Paris. Así suelen ser los grandes farsantes.

      Yo lo comparo con Carrillo, otro miserable justificador de todas las atrocidades y autor de muchas.

      Eliminar
  2. Curioso elemento; supongo que defendió a alguna persona decente durante su ejercicio profesional, aunque, probablemente, sus clientes criminales le pagaran mejor. Tiene que haber gente "pa too".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      No sé nada de él como litigante o Letrado pero tiene todo el aspecto de ser un comunitoide de pro extremista, y además de la rama camboyana de los Pol Pot.

      Con tipos así la frase del torero El Guerra a Ortega cuando le dijo éste que era "filósofo", "tiene que haber gente pa too", no me convence. Suelen tipos elementos resentidos contra la sociedad en la que viven opulentamente.

      Eliminar
  3. Don Javier: Había olvidado felicitarle por el ramillete de flores con que está adornando su cabecera. Aquellos vacacionistas que nos han dejado solos en la blogosfera se lo están perdiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, DON BWANA. Ellos se lo pierden amontonándose en la playa de Levante de Benidorm o en Calpe, y además pasando tanto calor como en MadriZ.

      Este agosto nos hemos quedado pocos blogueros en el tajo pero soy de la opinión de que debemos de seguir con la rutina habitual. Y además no defraudamos a los que desde América nos leen diariamente.

      Eliminar