VERANO

22 agosto 2013

Flaktürmes nazis

El físico Miguel Rusadas nos cuenta en su blog lo importantes que fueron una torres que levantaron los nazis cuando iban perdiendo la guerra. Son contrucciones curiosas.

A medida que se fueron intensificando los bombardeos sobre el corazón del Reich, Albert Speer recibió el encargo de construir otro tipo de edificios muy distintos a los diseñados para la gloria del Reich de los 1000 años.

No es que estos nuevos edificios no fueran ni llamativos ni de dimensiones colosales, que si que lo eran, simplemente su función no era la de ensalzar la gloria del Tercer Reich, su función era la de mantenerlo con vida, al menos durante un tiempo.

Se trata de las famosas Flaktürme (Torres de protección antiaérea) que jalonaron algunas ciudades del Reich. El resultado de estos desarrollos ingenieriles fueron las celebres y casi indestructibles Flaktürme que se construyeron en Berlín, Hamburgo y Viena.

Las torres de defensa de Berlín con sus muros de hormigón armado de más de 3 metros y medio y con su capacidad de disparo de 8.000 rondas por minuto aparte de ser la pesadilla de los bombarderos aliados servían de refugio para las miles de personas que se apilaban en su interior cuando la situación así lo requería.



Tal era la capacidad de resistencia de estos castillos que las Flaktürme no solo fueron una pesadilla para los bombarderos sino también para las fuerzas soviéticas que tomaron Berlín en el 45 y que en la gran mayoría de los casos tuvieron que esperar a que se rindieran sus defensores por falta de munición o de víveres ante la imposibilidad de tomarlas al asalto.


Para alimentar los cañones antiaéreos las Flaktürme contaban con unos elevadores desde donde los soldados situados en el nivel inferior enviaban munición a los soldados de la azotea. Por supuesto se consideró que un impacto directo en la zona de recogida del elevador de munición podía provocar una explosión que podría destruir por completo la torre así que se diseño una cúpula blindada de acero de más de 50 toneladas de peso y de unos 80mm de grosor que debía de proteger la zona de recogida y aislar de impactos la zona inferior del almacén de munición.

Para que se hagan una ligera idea de la capacidad de resistencia de estos auténticos colosos observen con detenimiento la siguiente toma aérea de la ciudad de Hamburgo tras la rendición alemana y comparen el estado de la Flaktürme con el de el resto de la ciudad.
 

8 comentarios:

  1. Algo habia oido sobre estas construcciones. Tenia entendido que habian sido autenticos fuertes hasta la rendicion del nazismo, y que sus ocupantes muchas veces se rendian por falta provisiones.

    Si las llegan a construir las actuales constructoras de casas, se podrian haber derribado con tracas valencianas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Es lo que tiene la "grandeur" de lo dictatorial : todo es inmenso y como una pirámide. También en España aquellos edificios franquistas que construían para lucir Madrid como Telefónica o Sindicatos eran "fortificaciones de guerra" de la arquitectura.

      Luego vino el chanchulleo habitual y las casas decían que tenían ALUMINOSIS y 20 años después se caían. Como dices tú : no me fiaría mucho ahora de organizar tracas valencianas en según qué barrios.

      Eliminar
  2. curiosa e interesante aportación, don Tella. Elocuentes los testimonios gráficos. Da gusto siempre pasar por aquí.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSE ANTONIO
      Hombre, gracias, se agradecen tus flores sobre la bondad de pasar por este site.

      El mérito del testimonio y de las imágenes lo tiene el autor del Blog Rusadas que es quien ha dado a la publicidad el tema éste.

      Un muy cordial saludo

      Eliminar
  3. Enhorabuena señor Tella, una nueva lección magistral de historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Muchas gracias pero el mérito de esta información corresponde al bloguero "Rusadas", que es quien lo ha sacado.

      No nos vendrían mal unas cuantas edificaciones de esas llamadas Flakturmes para encerrar dentro, y tirar la llave, a los que nos gobiernan en España.

      Eliminar
  4. Está claro que salvo en España la historia la escriben los ganadores... lo de los bombardeos en Alemania fue un genocidio, a pesar de estas construcciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vor der Kaserne
      Vor dem großen Tor
      Stand eine Laterne
      Und steht sie noch davor
      So woll'n wir uns wieder seh'n
      Bei der Laterne woll'n wir steh'n
      Wie einst Lili Marleen.

      Unsere beide Schatten
      Sah'n wie einer aus
      Daß wir so lieb uns hatten
      Das sah man gleich daraus
      Und alle Leute soll'n seh'n
      Wenn wir bei der Laterne steh'n
      Wie einst Lili Marleen.

      ..............

      Frente al cuartel,
      delante del portón,
      había una farola,
      y aún se encuentra allí.
      Allí volveremos a encontrarnos,
      bajo la farola estaremos.
      Como antes, Lili Marleen.

      Nuestras dos sombras
      parecían una sola.
      Nos queríamos tanto
      que daba esa impresión.
      Y toda la gente lo verá,
      cuando estemos bajo la farola.
      Como antes, Lili Marleen.

      Eliminar