VERANO

18 junio 2013

Tippi Degré

Según I. Munera, Tippi creció en compañía de un elefante, al que consideraba su hermano, y de un leopardo, que se convirtió muy pronto en su inseparable compañero de aventuras.



Durante 10 años, Tippi Degré vivió rodeada de animales salvajes en plena selva africana como Mowgli, el protagonista de "El libro de la selva", del escritor británico Rudyard Kipling.

Nació en Windhoek, la capital de Namibia, y no tardó en acostumbrarse a la vida en libertad en la selva africana. Disfrutaba corriendo entre las dunas del desierto, jugando con elefantes, leones, leopardos, serpientes, monos o avestruces y cazando con los bosquimanos sin más ropa que un diminuto taparrabos.













La vuelta a la civilización no fue nada fácil para Tippi, acostumbrada a la vida salvaje. Además, sus padres se separaron y el pequeño universo en el que se había sentido protegida se desvaneció.

"Cuando me fui a vivir a Francia, traté de hablar con los gorriones, los perros, las palomas, los gatos, las vacas y los caballos. Pero no pude. No sé por qué. Creo que es porque mi verdadero país es África, y no Francia."

Tippi Degré tiene en la actualidad 23 años y es conocida por ser la encargada de la supervisión de los tigres en Fort Boyard, frente a las costas de Francia.

8 comentarios:

  1. No me extraña que su cambio fuese complicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Debe de ser muy duro para ella vivir en asfalto y casas de pisos, con tráfico de coches y todo lo demás.
      Además los animales trajeados son muchísimo más peligrosos que los de cuatro patas y los de taparrabos..

      Eliminar
  2. No se yo... todo esto es muy raro.

    Quiero decir, acercarse a animales salvajes pseudodomésticados ya es complicado según el caso, acercarse a un leopardo, a un elefante, etc... me da que hay bastante de cuento periodístico ,mezclado con una base que seguro es real.

    A los periodistas empiezo a verles como novelistas que deberían acabar muchos artículos con un "basado en hechos reales"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Ya veo que eres bastante excéptico respecto a lo real de estas imágenes en plena selva.
      Yo me fío del hecho de que los animales en general, por muy fieros que sean, respetan a los bebés y niños. Especialmente los muy poderosos como elefantes o leopardos. De una serpiente de esas no me fiaría ni con dos botellas de tequila ingeridas.
      En sí aquí se podría aplicar aquellos principios del ingenuo de Rouseau para el que "el hombre es bueno en estado salvaje y la civilización lo pervierte" pero explicado con los animales.

      No tengo ni idea de hasta qué punto todo esto es un bluff. O no lo es.

      Eliminar
  3. Me ratifico en mi calificación de este Blog: altamente educativo. Encima, esta entrada de hoy me hace recordar, con nostalgia, mis aventuras africanas. Los bosquimanos ya me comentaron cosas de Tippi, a la que consideraban una de los suyos, a pesar de ser albina. Nunca tuve la suerte de conocer a esta "Tarzana" a pesar de mis intentos; parece que no le gustaban los bwanas y prefería el contacto con los nativos y otros elementos de la fauna local. Me han dado ganas de volver a darme un garbeo por Namibia.

    PS: Esa maravillosa mansión de la cabecera, ¿es, por un casual, de su propiedad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Cuando iba colocando las imágenes del post constantemente pensaba en usted y en sus dominios selváticos en Africa. Lástima que los bosquímanos no quisieran revelarle información sobre la TIPPI.
      No tengo la menos duda de que en sus tiempos los leopoardos y leones se echaban al suelo al paso de BWANA en señal de respeto. Aún está a tiempo de darse un garbeo por Namibia y tomarse allí unos "quisquis" con los negratas, tan amigos del complutense.

      Respecto a esa mansión ha de saber que TODOS LOS PENEUVEROS tenemos una así en Les Landes de Iparralde (Euskadi Norte), que, como sabe, es territorio soberano del Partido. Lástima que la mía la perdí cuando critiqué a Zarzalluz.

      Eliminar
  4. No me gusta África, no me gustan los animales, no me gustan los negros, no me gustan los franceses, no me gustas los peneuveros...

    Ese reportaje tiene más trucos que la declaración de la renta de Bárcenas...

    Dicho lo cual me las piro, que ya no mesocurremás que decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Estás de lo más intransigente. Con lo grato que es vivir con bichos pegados tus pantorrillas, moscas cojoneras runruneando alrededor, y simpáticos negritos afiliados al peneuve sirviéndote hierbas cocidas.

      Si tiene tanto truco como las declaraciones de los jefes peperos, está claro que todo es puro truco.

      Eliminar