VERANO

26 junio 2013

Peperos colorados

Marx (Groucho) lo dijo a su manera: "Estos son mis principios, pero, si no le gustan, en el cajón tengo otros distintos".
Bertrand Russell, más sutil, también aportó su análisis filosófico del alma humana: "De hecho, nosotros tenemos dos tipos de moralidad, uno cuando predicamos y otro cuando practicamos".

Miras el panorama nacional y se ve que somos marxistas, russellianos, incluso manchegos. Ahí están los sindicatos. Cuando toca manifestación, sus líderes se encasquetan sus gorras rojas, y a la calle.

El rojo empezó siendo un color represor, el de la bandera que daba la orden para masacrar a los revolucionarios franceses por las tropas de Luis XVI, y ha acabado en la corbata de Botín y en el estandarte sindical. Rojos, no, colorados.

Según la juez Alaya, los sindicatos UGT y CCOO se han financiado durante años a través de los ERE patrocinados por la Junta de Andalucía. A más despedidos, más dinero. Esto sí es revolucionario. Alaya merece un monumento y que la saquen de procesión por Sevilla.

Llevaba meses pensando en a quién me recordaba esta mujer hierática y valiente. Leyendo caí: es clavada a la María Magdalena que sea pasea en la colorida Semana Santa de Campo de Criptana. La Magdalena lleva ungüento en la copa para los pies del Nazareno. Alaya, grilletes en el carrito para los sinvergüenzas.

También son marxistas y russellianos los del PP, aunque su color oficial sea el azul, no el rojo. Su divisa en los Gobiernos de Aznar y en la oposición a ZP era la honradez. Ahora se sabe que todos estos años dirigentes del PP cobraron dos sueldos públicos: como ministros o diputados, uno, y otro en gastos de representación del partido, cuyos ingresos, al 90%, se obtienen de subvenciones. Algo así como si mi compañía me pagara dos veces: una por ir a trabajar y otra por trabajar.

Los gastos de representación del PP no eran un modustirandi, sino un modusvivendi. Robandi en versión del tesorero Luis Bárcenas.

Mellado.



6 comentarios:

  1. Poco se puede añadir a lo escrito, se acaban los adjetivos descalificativos cuando se habla de las distintas Castas.

    Yo como reflexión dejo lo de la juez Ayala. Se la han intentado cargar, y no han podido. Pero, ¿porque cuesta tanto encontrar un juez que haga de esta forma sus labores?. ¿Es Ayala una excepción? ¿son la mayoróa corruptas correas de transmisión del poder?

    Que la justicia es una mierda, no creo admita discusión, pero alguien cualificado debería poner las tildes sobre los jueces, un análisis serio y riguroso del sistema judicial, desde primeras instancias al constitucional. El Rey esta desnudo, los jueces tambien, toca señalar y criticar, la necesidad obliga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Todo empezó cuando un ropón fantasioso y adorador de lo estelar vociferó que los GAL tenían de jefe a un tal X.
      Al sentirse aludido el Felipón contestó aquello de "¿Quién controla a los jueces?

      Y ahí comenzó el pastel formado por todos los Partidos para cargarse la independencia judicial y se la cargaron. Y a partir de entonces cada ropón sabe que si quiere hacer carrera (ascender en el escalafón exactamente igual que los milicos) debía de NO EMBESTIR a los políticos. Los que lo hacen es porque aún saben lo que es la DIGNIDAD DE LA JUDICATURA. Los demás, no.

      Eliminar
  2. Usted perdone pero la última fotografía me ha causado tal impresión que me impide emitir una opinión independiente y temo soltar algún disparate que podría incomodar a sus lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Es lo imaginable que podría suceder : que no haya más comentarios tras la visualización de esa "colorada".
      Afortunadamente, encontré la foto tras haber insertado el resto.

      Eliminar
  3. Pregunto:
    ¿ Hay alguien que no haya trincado?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Al margen de tí y de mí, y de unos pocos amigos blogueros, sospecho que NO.

      Eliminar