VERANO

31 mayo 2013

Sangre para fieras

"Voy a contar la historia de mi vida y, a partir de ahí, que cada uno piense lo que quiera". De esta forma tan franca arranca el relato del portugués Paulo de Figueiredo, un mercenario de los GAL que pasó 15 años en la cárcel por intento de asesinato en un "batxoki" y que decide contar a la cámara una vida llena de asesinatos, torturas y crueldades.

"Me gustaba el Ejército, me gustaba matar, me gustaba ver sangre", relata mientras mira con frialdad y despreocupación a los espectadores. "Para mí los asesinatos eran como beber un vaso de agua", dice.

Da detalles de cómo mató a un miembro de los Grapo, y de un atentado múltiple en el bar "Batxoki"; de cómo eran contratados por los comisarios Amedo y Domínguez, y pagados por la "Dama negra"; incluso cómo fue hasta Nicaragua para matar a dos etarras.

Por cada asesinato recibían 60.000 euros al cambio actual. Sonríe cuando cuenta cómo los batallones contrarrevolucionarios lanzaban granadas contra las chabolas angoleñas: "Nunca cogíamos prisioneros. Sólo muertos", dice sin inmutarse. O cómo dejaban restos de niños a su paso. O cómo actuaron por encargo de la CIA en El Salvador... "La orden era matar". Dice que llegó a visitar hospitales en tiempos de paz para poder oler la sangre.

Salomé Lamas, portuguesa, contactó con Figueiredo a través de un amigo y le propuso un trato: él le contaría su historia y ella haría una película con lo que le contara. Cinco días de entrevistas recopilados en pantalla.

 "Cuando Paulo se sentó en esa silla, sabía que iba a ser juzgado por la gente. Ese asiento era, al mismo tiempo, el banquillo de los acusados, o un potro de ejecuciones", relata la directora lusa.

Lo que sí que se observa es cómo alguien se puede llegar a convertir en mercenario: "En cualquier lugar del mundo, alguien tiene que hacer el trabajo sucio para que otros controlen el poder. Por eso siempre habrá mercenarios como Paulo", sentencia.

Hasta aquí la información de un diario. Ahora analicemos cómo eran estos mercenarios del GAL y como son los, también, mercenarios etarras  (ya que la mitad tienen apellidos no vascos). Ambos representan al mismo tipo de personas : asesinos natos  sin ideología alguna (sí, sin ideología porque los etarras aún no saben si mataban por Lenin o por  Polikarpo el Alucinado) y que disfrutan eliminando prójimos.

Vienen a representar  lo más rústico, agreste, inculto, montaraz de lo selvático.

Tellagorri


7 comentarios:

  1. siempre me choca de estos especímenes criminales que tanto últimamente abundan el exhibicionismo gore y truculento con el q desgranan ante la pantalla sus hazañas. Como si alguien al oido les soplara, más madera, cuánto más jevi, mejor. En fin, estos cerdos merecen... eso.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Estoy de acuerdo. Cuanto más bestias más ostentación de sus criminalidades hacen. Debe de ser como consecuencia de la basura cine-televisiva existente y que impera.
      Estos miserables-enfermos mentales debieran de haber sido pasados por la cuchilla de Mr. Guillotin. Y una porquería menos en el ecologismo.

      Eliminar
  2. Y Mister X, el p-t-e. no sabía nada de esto. Por eso ahora, desde su yate "bienpagao" puede seguir impartiendo sus cursos de moralidad sociata.

    Como reza el título de un ensayo que vive en mi biblioteca: "Aquellos enfermos que nos gobernaron"

    FugisaludoS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FUGITIVO
      Ya sabes que ni el Emperador de China ni el de Japón debían de saber nada ajeno a su divinidad, y el FELIPE formó TRIADA con ellos al considerarse también "divino".

      Ese ensayo tuyo tendrás que cambiarlo por otro que se titule "Los enfermos que nos gobiernan desde hace doscientos años"

      Un muy cordial saludo.

      NOTA
      ¿Te apetece estar el día 22 de Junio en ALCALÁ a las once de la mañana, y para una o dos horas de tertulia comiendo creoissantitos con café, las más bonitas y bonitos internautas de Internet? Sí es afirmativo mándame un email a
      javiertellagorri@gmail.com
      y te daré los detalles de asistentes y lugar de encuentro.

      Eliminar
  3. ¡Lo que hubiera disfrutado este vampiro como ayudante del Dr. Mengele en Auschwitz!

    Menos mal que el disgusto por recordar a estos bestias se disipa al completar las bellas facciones de Hortensia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      BIENVENIDO al mundo de los croissantitos y de las primas, cuyo rey supremo es ud., aunque otro diga lo contrario. Me alegra muchísimo saber que sus periscopios funcionan de nuevo....¿o era una excusa para ser mimado por esa doctora a la que tanta afición ha tomado?.

      El Figueiredo éste y otros similares debieran de ser expulsados de la categoria de seres humanos. Meterlos en jaulas y echarles zumo de tomate como alimento.

      Eliminar
    2. Muy amable de su parte pero le aseguro que no tengo la menor afición a que me pinchen el ojo derecho operación que, por otra parte, la realiza un reputado cirujano con toda la barba.

      Eliminar