VERANO

13 marzo 2013

Ufff..... fumar

Los sociatas, brillantes ellos además de esnifadores de cocaina, prohibieron a los ciudadanos fumar y sacaron un eslogan muy de Tianamen :
"Cualquier ciudadano puede denunciar, como se ha hecho hasta ahora con cualquier otro tipo de supuestos delitos o incumplimientos de leyes".

Menos mal que hemos dejado atrás la dictadura de Franco, ¿eh?

Al final, los talibanes del antitabaquismo se han salido con la suya prohibiendo la presencia de los que fumamos en los espacios públicos para no tener que elegir entre bares con nuestra compañía y bares de no fumadores. Es probable que muchos de ellos logren, gracias a la ley, vivir muchos más años que yo y tengan así más tiempo para aburrirse soberanamente tomando whiskises y tequilas . .

Que no crean que me dan ninguna envidia. Lo único que les espera es llegar más o menos vivos, asediados de achaques, a los noventa (con el cerebro como un corcho por otras drogas) y que, al primer constipado, los apiole un discípulo del doctor Montes al amparo de otra ley también muy progresista.
Y mientras llega ese entrañable momento, que disfruten libres del tabaco, con las cacas de perro que ensucian las aceras de sus ciudades, de la peste a sobaco que se respira en los autobuses durante el verano y de la contaminación que producen sus escapes.

Fumar es de derechas. Eso dijo Zapatero. ¿Será por eso por lo que lo prohibió?

¿Qué quiere decir que fumar es de derechas? Bien, es una elección personal y, como tal, un acto sospechoso a los ojos de un izquierdista. El progresismo quiere hombres y mujeres dóciles y colectivizados para una sociedad perfectamente idiota en lo igual. Y allí, los vicios privados, como fumar, están proscritos.

Especialmente porque el tabaco no invalida el cerebro.

Si fumar es de derechas es porque es claramente antiprogresista. Nada que ver con esnifar cocaina o inyectarse heroina, actos que, como todo el mundo sabe, son de izquierdas.

Y ahora viene lo "pior" : fumar es individualista. Y hay que acabar con ello. Es necesario que la sociedad se acomode a vicios y costumbres que se dicten desde la El Gran Salón del Pueblo. Costumbres que deben de ser cumplidas colectivamente.

Nada de coches individuales en que cada uno pueda ir a donde quiera. Todos al autobús y al tren o a los viones, que esos modos de trasladarse ya los controlaba el Gran Timonel, useáse, Rubalcaba. Y Rajoy, el "probe", no va a oponerse a lo que decretó el Gran Imbecil no vayan a calificarlo de "franquista".

No se puede permitir que cada uno piense por su cuenta.

Tellabeltz


12 comentarios:

  1. Ya lo dijo Sara Montiel: "Fumar es un placer, genial, sensual..." Y viendo la foto de esa chica que adorna esta entrada, es evidente que tenía razón.
    Los talibanes del antitabaquismo, como bien define, no son más que antiguos fumadores que dejaron de hacerlo y les revienta que ciudadanos libres hagan con su salud lo que les de la real gana. En definitiva, envidia cochina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Sí, señor, LO FIRMO todo lo que contiene su comentario. Cochina envidia porque cuando hablan de olores de tabaco ni se acuerdan de las pestes de colonias pachulí que llevan encima o de las provenientes de sus zapatillas deportivas "todo terreno".

      Decía Julio Cesar que "cuidado con los virtuosos porque te clavan un puñal en cuanto te descuidas" y se refería a los que llevan fama pública de ser ascetas en la vida privada pero son cabrones en su intimidad.

      En el fondo no es otra la cuestión que la de no permitir la LIBERTAD INDIVIDUAL de cada quién.

      Eliminar
  2. Añado, para los que dicen que a los fumadores se nos debería negar hasta la asistencia sanitaria pública, que con los impuestos que pago con cada cajetilla mantengo yo sola, al menos unos tres sindicalistas al año.

    Eso es lo que más me molesta de ser fumadora...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Pues es cierto lo que afirmas : con los tres euros por lo menos en impuestos sobre cada cajetilla, tú y yo, y le metemos al Capi también, pagamos a media docena de sinverguenzas sindicalistas que no saben lo que significa la palabra "trabajo".

      Eliminar
  3. Que discusiones he tenido por la ley antitabaco. Soy no fumador, pero me declaro en contra de esta ley. Que discusiones intentando hacer ver a tanto cabecicubo que la libertad individual y la responsabilidad individual deben primar, intentando hacer ver el absurdo que supone prohibir al DUEÑO de un negocio, el que se pueda consumir esa substancia legal en su local.

    La sociedad es intelectualmente inane y ajena a la responsabilidad individual, elige siempre lo cómodo pese a que esa comodidad sea moralmente detestable. Que tiempos tran tristes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Sí, es muy triste que la sociedad tenga que ser regida cuarteleramente para que haga o deje de hacer algo. Para convencer a la mayoría de que "no es bueno fumar" se recurre a prohibirlo, que viene a ser como si "el cepillarse los dientes" hubiera que imponerlo a base de multas y denuncias para que la población lo hiciera.

      La sociedad en general sigue metida en esquemas medievalizados.

      La pura lógica enseña que si se empieza con el tabaco, a prohibirlo, se termina con imposiciones sobre qué color de ropa hemos de vestirnos. Precisamente es la idea básica del Constitucionalismo de Jeferson en Usa : la mínima ingerencia del Estado en los asuntos privados de cada quién, lo que se debate en este tema.

      He solido preguntar con frecuencia a bareros y dueños de cafeterías si observan que la chavalería de 14 a 20 años fuma mucho o no, y la contestación unánime es que se "trafica mucho con drogas".

      Eliminar
  4. ANCHA ES CASTILLA, así que a fumar a la puta calle, y ni eso, esa foto sería perfecta si desapareciese el cigarro y hubiese un plato en la mesa rebosante de croisantitos, yo paso de cargarme mis pulmones con nicotina de los demás, pero no me importa obstruir arterias con ingentes cantidades de mantequilla de los croisantitos.

    Como buen demócrata, liberal y férreo defensor de las libertades individuales hay dos cosas que jamás permitiría hacer a mi hija, echarse un novio inmigrante (sobre todo un moromierda) y fumar.

    addenda - estamos tan tranquilitos en el curro, salen los talibanes a fumar a la terraza y es súper agradable el pestuzo a tabaco que inunda la oficina... si se quieren matar lentamente que lo hagan lejos de mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Bueno es saberlo. Que te encantan los perjúmenes del tabaco y que lo adecuado es encender un habano cuando se está junto a tí de tertulia.

      A mí, que soy "tolerante", no me importa nada que los virus colonialistas de los pichicastizos madrileños contaminen mi indumentaria ya que al volver a casa hago tres días de ejercicios espirituales en un Batzoki.

      Estoy de acuerdo en que a la princesa le enseñes a NO FUMAR, pero por favor no seas guardiasibil con bigote y tricornio para imponerselo. Voy contra las imposiciones de lo que sea. Y si hemos de asumir esas imposiciones quisiera que se extendieran en el temario, por ejemplo la prohibición de salir a la calle de las GORDAS.

      Eliminar
    2. Pues Tella, si éstas van con mini camisetas enseñando ombligo secundo la propuesta... y falta poco para que veamos ese espectáculo por nuestras calles

      Eliminar
    3. DON ISRA
      Hay un principio de la Física Inorgánica que dice = "Cuanto más tonelaje acumula una mujer, menos ropa lleva encima".

      Y además, lo tengo comprobado con estadísticas de Letras Exactas, que las GORDAS son el animal que más mala leche acumula. Con que si resulta ser jefa de algo, más vale hacerse minero, porque en la minas no entran.

      Eliminar
  5. presumen de ampliar derechos cuando son prohibicionistas a tope, además en un contexto de crisis le dieron la puntilla a un sector básico de la economía q NO puede protestar: los bares de barrio y los cientos de miles de familias q de ellos vivían y van cayendo uno tras otro, en vez de dejar libertad.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Los zurdosos, desde que el Marx inventó la majadería suya, son PROHIBICIONISTAS de entrada y salida.
      Han hundido, como dices, a los bareros con esta idiotez del fumar. Los que no son fumadores debieran de tener opción de elegir entre bares de NO fumadores y bares de fumadores. Y resuelto el asunto.

      Eliminar