VERANO

25 marzo 2013

Mark Knopfler, novela negra

Entre 2004 y 2005, los policías de la UCRIF, los agentes que controlan, entre otras cosas, el tráfico de mujeres, detectaron una poco habitual entrada en España de jóvenes de origen ruso, bielorruso, ucranio o kazajo…

Todas ellas trabajaban como prostitutas en clubes donde antes había mujeres rumanas o sudamericanas. Los dueños de los clubes tienen muy bien catalogado y aquí empleamos los términos duros e inhumanos con el que hablan ellos “el género” con el que trabajan, es decir, las mujeres, y que aprecian mucho a las que proceden de las antiguas repúblicas soviéticas…

 El aprecio es porque son menos rebeldes, menos imprevisibles, en términos generales. Vienen de países donde la violencia contra ellas es tremenda y en los que están continuamente amenazadas, así que es muy difícil que se atrevan a denunciar a sus proxenetas.

Ellos dicen que las rumanas son las mujeres que más animan un local, que no esperan sentadas al cliente, que bailan, que se mueven continuamente, que son muy vivas y que, además, desde hace unos años, son ciudadanas de la Unión Europea, así que no tiene problemas de estancia irregular.

Dominicanas, brasileñas, venezolanas, colombianas, ecuatorianas, últimamente también paraguayas… Esas mujeres contraen una altísima deuda con sus traficantes y por eso es más fácil que intenten escapar de las redes y denuncien a los proxenetas.

Volvamos a las mujeres rusas y a esos años –2004-2005– en los que la policía se da cuenta de la llegada de muchas de ellas para ser explotadas como prostitutas. Esas jóvenes rusas llegaron a clubes de Madrid, Cataluña, Aragón, Baleares, Andalucía, Murcia y Cantabria.

Los investigadores analizan sus pasaportes y se dan cuenta de que casi todas ellas han llegado a nuestro país por la misma vía. Casi todas salen de Rusia y pasan luego por Polonia, Hungría o Finlandia. Y desde allí han viajado hasta España con visados de turista o con falsas ofertas de empleo y en vuelos baratos a Madrid, Barcelona o Málaga. La policía se da cuenta de que los visados se consiguen en los consulados abiertos en Moscú de Polonia, Hungría y Finlandia y que los tramitan siempre las mismas agencias de viajes, en paquetes de entre diez y veinte.

Entonces empieza la verdadera operación policial, que en esta ocasión se llamó Arcano, y que empezó por una labor complicadísima, a veces imposible. Es un trabajo muy difícil: hacer hablar a mujeres que están aterrorizadas y a las que poco se las puede ofrecer, además de arreglarle los papeles. Pero lo cierto es que lograron hacer hablar a unas cuentas mujeres, a las que convirtieron en testigos protegidos.

Y lo que les contaron es algo que jamás habían oído los policías, una historia casi más propia de una red de espionaje que de una organización de tráfico de mujeres. Lo contamos tal y como lo contó una de ellas, a la que llamaremos Natacha.

Natacha tiene 22 años y reside en Vladivostok. Responde a un reclamo publicado en una web de anuncios en el que se solicitan mujeres para trabajar en España. Natacha sabe que no va a ser empleada de hogar, ni administrativa, sabe a lo que viene. Envía un par de fotos carnet y una foto de cuerpo entero y sus datos a un apartado de correos de Moscú. Es decir, que en este caso las mujeres o al menos muchas de ellas saben que van a trabajar como prostitutas. Pero seguramente no saben bien las tremendas condiciones en las que van a trabajar, pero sí lo que van a hacer.

En dos o tres meses, Natacha recibe una respuesta: un billete de tren a Moscú y la dirección de un hostal y un número de habitación al que debe acudir. Cuando la mujer llega allí, tiene un pasaporte a su nombre con un visado de turista para entrar en Polonia, algo de dinero, un billete de autobús con destino a Varsovia y un teléfono sin saldo, que solo sirve para que la llame una persona que le da instrucciones desde un número oculto.

Natacha tiene que alojarse en otro hostal, donde le espera otra tarjeta de teléfono para que le funcione en Polonia. Pero ya está en territorio Schengen, ya puede llegar hasta España sin ningún control aduanero. Y nuevamente la llaman desde un número oculto para decirle que en la recepción tiene un billete de avión con destino a Málaga. Allí le esperará una persona con un cartel con su nombre que la llevará a su destino: un club de alterne.

Este testimonio de Natacha no sirve de mucho, ya que no puede decirle a la policía ningún número de teléfono porque siempre la han llamado desde números ocultos, no ha visto a nadie más que a la persona que la ha llevado hasta el club, que es el último eslabón de la cadena… Pero la policía sabe que como Natacha están llegando hasta España cerca de veinte mujeres a la semana y que las está trayendo la misma organización.

La policía extrema la vigilancia sobre los propietarios de los clubes en los que se coloca a mujeres rusas. La operación Arcano ya está en la Audiencia Nacional y el juez Eloy Velasco ha autorizado intervenir los teléfonos de algunos dueños de esos locales. Además, el enlace de la policía española en Moscú envía la identidad y la foto de un tipo al que muchos acusan de llevar mujeres, no solo a España, sino a otros países de Europa y a algunos emiratos. Es Igor Chernavsky y su foto, de veinte años atrás, según un policía que lo persiguió, “era la de un ruso cualquiera de hace 20 años”.


La misma persona tenía 16 nombres distintos y según con quien hablase usaba uno u otro. Era Mark Knopfler (el guitarrista de Dire Straits) para unos; el hombre invisible para otros; Albert Einstein para otros… Así se comunicaba con los intermediarios rusos y, excepcionalmente, con alguno de sus clientes españoles, con el propietario de algún club. Y esa fue su perdición. Su nombre real es Igor Chernavskiy y la policía cree que es el mayor traficante de mujeres.

La dueña de un club de alterne de Huesca, "La madame" quería algo muy concreto. Mujeres jóvenes, rusas. Pero tenía el teléfono intervenido y el respeto con el que hablaba a su interlocutor dio a la policía que pensar. Se citaron en la estación de Atocha (un sitio lleno de cámaras de seguridad). Casi al mismo tiempo, aquel Igor Chernavsky solicita un permiso de residencia para que su esposa pueda venir a vivir a España. En esa cita la policía le pone cara al hombre invisible. Ya saben quién es y gracias a su petición de reagrupamiento saben dónde vive: tiene dos casas en la provincia de Granada y se mueve extremando todas medidas de precaución: viaja en trenes y autobuses, sus contactos son siempre en sitios alejados de los clubes…

Pero las vigilancias y las intervenciones van haciendo posible demostrar sus implicación en la llegada de miles de prostitutas, a las que colocaba en medio centenar de clubes, que le hacían pedidos de manera regular, semanalmente.

La policía cree que Igor ha podido introducir en España unas mil mujeres al año durante los últimos ocho años. Nunca una sola persona había tenido esa capacidad. Finalmente, el pasado mes de octubre la policía le detuvo a él y unos cuantos intermediarios. Aún sigue encarcelado e imaginamos que la policía anda detrás del rastro de la fortuna que ha amasado durante todos estos años. Él no participaba en esa parte del negocio, él lo único que hacía era suministrar mujeres pero no se llevaba nada de los beneficios de las prostitutas; ese dinero es para los dueños de los clubes.

Parecía no mancharse demasiado en un negocio tan sucio, aunque imagino que aún así le salía rentable. Si hacemos cuentas: el viaje de Natacha, la chica de la que hablábamos antes, desde Vladivostok a Málaga sale por entre 600 y 800 euros. Siempre viajan en autobuses, trenes y en vuelos muy baratos. Y por cada prostituta, Igor cobraba a los dueños de los clubes una media de 2.500 euros, así que ganaba unos 1.500 ó 1.600 euros netos, y decimos netos porque obviamente es dinero negro, negrísimo, por cada chica.

Si colocaba unas veinte a la semana…. Haz las cuentas. No sabemos con precisión qué habrá pasado con Natacha, pero lo cierto es que tras convertirse en testigos protegidos muchas chicas logran tener su documentación en regla, pero siguen trabajando en el mismo oficio, aunque lejos de esos a los que denunciaron.

Por Manuel Marlasca y Luis Rendueles




18 comentarios:

  1. Estremecedor testimonio que, sin embargo, deja claro algo evidentísimo en nuestra sociedad. Sómos cada vez más puteros, drogatas y borrachos y eso a pesar de la crisis pues, si no hay demanda, la oferta decae y si, tal y cómo asevera el artículo se está incrementando la prostitución es, simple y llanamente porque cada vez hace falta más carne. Típico de un país en las últimas, con nula capacidad de razocinio, con un auge preocupante del machismo encubierto y cada vez más desesperados que no encontraran un trabajo pero tampoc renuncian a incrementar, cada vez más, su lista de vicios.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEDRO
      Pésimo panorama presentas pero creo que es muy realista.
      Podrás observar que el que se dedica como jefe a este tráfico de mujeres es un afamado músico que se camufla para sus negocios subterraneos y negros.

      Lo del aumento de la demanda de meretrices es propio de sociedades sin estímulos de prosperidad, y eso es lo que tenemos : ausencia de esperanza de salir del negro agujero en que nos metieron los gangsters sociatas. Han eliminado el sentido de la dignidad personal y del respeto a los mínimos valores tradicionales.

      Lo otro, LOS VICIOS, son inherentes tanto a sociedades prósperas como miserables. Si miras con perspectiva verás que la madre de casi todas las desgracias sociales se halla en el aumento progresivo del consumo de drogas duras.

      Eliminar
  2. ¡Patético! A éso llamaban en mis tiempos "trata de blancas", pero creo le va mejor el calificativo de "comercio de esclavos", similar al trasiego de africanos hacia América de hace siglos aunque, tal vez, con mayor comodidad en el transporte del "género".
    Poco éxito vislumnbro a los que luchan contra esta criminal actividad, como tampoco lo veo en el caso del comercio de drogas. Hay mucho dinero en juego y gente ávida de metérselo en el bolsillo.
    Lamentable lo que ha dejado en herencia la URSS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Me quedo con su última justa exclamación = "Lamentable lo que ha dejado en herencia la URSS". Y así es sin paliativo alguno que poder aplicarle.

      Ese "comercio de esclavas" va a ser, como comenta, muy dificil de erradicar porque hay demasiado dinero de por medio, al igual que numerosos gobiernos y policias del Mundo entero están implicados en el de DROGAS.

      A mayor tecnología, con mayores protecciones legales de los derechos de las personas en papel escrito con forma de leyes, a mayores conforts de todo tipo en lo privado con electrodomésticos, vehículos privados para trasladarse, etc. etc., más infierno de maltrato a seres humanos, degradándolos, estamos viendo en esta sociedad sotifisticada hasta el colmo.

      Eliminar
  3. jajaj pero hombre Don Javier, pones la imagen de uno de mis artistas favoritos y me das un disgusto que es lo que me hacia falta ya.... Pues sí, nuestras ciudades en algunos puntos son de vergüenza, pero vamos a lo de siempre, esto se hace a la vista de todo el mundo. Se lo llevan muerto nuestros políticos de todas partes, de ahí también se lo llevan por eso no quieren regularlo, así de simple.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Será tu artista favorito el guitarrista ese pero resulta que es uno de los mayores traficantes de esclavas de Europa. Lo siento. Tendrás que mirar por ahí si hay otros guitarristas que te gusten.

      Claro, todo lo que se explica en el reportaje es consecuencia de las comisiones con que untan a los POLÍTICOS de turno de cada lugar.

      Eliminar
  4. Disculpe mi atrevimiento Don Javier, pero ¿podría dejar unos deías más a la vista esa maravillosa imagen de Prima Josefina? Da gusto pasarse por este Blog para echarle un vistazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Es un placer complacerle : podriamos dejarla hasta hallar otra parecida o mejor. Y vaya usted a saber cuándo sucederá eso.

      Eliminar
  5. Hay que ver, un traficante de mujeres calcado al cantante Knofler, manda huevos, no le debería ser fácil pasar por las fronteras.

    El esclavismo es un fenómeno mucho más común de lo que la gente cree pleno siglo XXI. Podríamos empezar en los paises árabes como Arabia Saudi, donde a las chachas se las maltrata de forma inimaginable, y donde el régimen esclavista está a la orden del día (sin olvidar el trato que dan a los obreros extranjeros que les construyen los edificios). Podríamos seguir por China, donde lo peor del capitalismo y lo peor del comunismo se conjugan para convertir al ser humano en una piltrafa.

    Y en nuestras sociedades occidentales tenemos esta lacra del tráfico del blancas, lamentable espectáculo en cualquier carretera, rotonda o whiskeria de casi cualquier parte de España. Yo no tengo problemas en que la gente se vaya de putas, pero digo yo, ¿no se puede hacer dentro de unos parámetros y cierta moralidad?. Sí, incluso para irse de putas se debe tener ética.

    Porque de putas se puede decir lo de aquel chiste, no tan chiste tal vez:

    - Oiga señorita, esta vd muy buena, ¿querría acostarse conmigo por 1 millón de euros?

    - Bueno, no se... bien.

    - Señorita, igual mejor lo dejamos en 100 euros.

    - Oiga vd, ¿por quien me toma? ¿que se cree que es una?

    - Señorita, lo que es ya lo hemos establecido al principio, ahora estamos discutiendo el precio.

    Y esto es aplicable a hombres, mujeres de todo pelaje y condición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      El chiste es muy realista y práctico.

      Lo de las Casas de Putas de toda la vida es algo inevitable pero no el tráfico de seres humanos. Y creo, como dices, que los moros son los más practicantes desde ya los tiempos en que Cervantes se hallaba en prisiones de Argel, con los harenes de todos los que se creían "bajás" de algo.

      El comunismo ha terminado destruyendo la economía de todos los países por donde ha pasado, pero lo triste es que sus restos han envilecido a todo y ahora son los rusos y sus satélites los mayores traficantes de carne, de armas y de drogas.

      Eliminar
    2. Don Metalum, permita discrepe

      La mala praxis del comunismo no existía, existía el comunismo. ¿O es que existe algún pais donde el comunismo haya sido bien aplicado y haya funcionado? ¿o es que existe algun país comunista que no haya seguido las aberraciones de Engels, Marx, Lenin y resto de GENOCIDAS?.

      ¿Y neoliberalismo?..¿donde?, porque que yo sepa, no existe mercado mas intervenido que el económico; vía cajas de ahorros inundadas de politicos y sindicalistas, y vía sobre todo banco de españa, cuyo responsable es un cargo politico. ¿Que neoliberalismo existe?

      Eliminar
  6. queda claro que mueven un auténtico pastizal basado en la más sórdida explotación humana.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Eso es como las minas de diamantes del Congo en otro tiempo. En donde se reunian todos los mercenarios irtenacionales a tratar de llevarse su parte.

      Eliminar
    2. En base a dos frases de LENIN :
      "No hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria y viceversa"

      "Salvo el poder, todo es ilusión".

      Eliminar
  7. Ciertamente el relato de la rusa se asemeja mucho a una novela de espías, pero cuando la trama se volvía cada vez más interesante ha salido un dato que me ha chafado el resto, y es que me parece muy cutre esa referencia a una madame ¡¡¡en Huesca!!!, que poco glamour para tan exótica historia.

    Y discrepo con mi amigo Bwana, Josefina está muy necesitada de un buen bocata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Tú como eres un peliculero enseguida ves la vida en novela negra a lo Simenon y se te desencuadernan las neuronas en cuanto se habla de HUESCA. Pues, mira por dónde, las hay pero con acento maño profundo en vez de parisiense, y eso le da un encanto a lo Martinez Soria.

      Prima Josefina está como un pan recién hecho, crujiente. Tus preferencias a lo Lola Flores no las compartimos Don Bwana y yo.

      Por cierto estoy terminando INFORME MULLER y es una novela plena de intrigas, suspense, múltiples personajes y que deviene en una excelente obra de lo mejorcito de novela policiaca. No sé si nada de lo que contiene es real o no, pero dificil escribir una novela mejor de intriga.

      Eliminar
    2. Digamos que con un 90% de realidad crea una ficción ¡pero que ficción!, como el pasaje en el que Gestapo Müller debe encontrar un cuerpo que quemar como doble de Hitler y lleva por las prisas del bombardeo el cadáver de una joven a la que le falta un pie... como ves un pasaje muy cinematográfico pero que responde a una verdad como un templo y es la de unos investigadores norteamericanos que tras estudiar el cráneo que conservan los rusos y que dicen es de Hitler, dijeron que era de una mujer joven

      ¡Y ES SU PRIMERA NOVELA DE FICCIÓN!

      Eliminar
    3. DON ISRA
      Sí, el pasaje de buscar un cadaver para sustituir a un Hitler al que llevarlo al Tiergarten y encontrar sólo el de una mujer a falta de un pié porque los demás fiambres aún estaban peor, es impresionante. Pero lo es todo el relato, incluso el de los policias austriacos escoltando a la frontera al Gestapo MULLER porque antes ahbían sido subordinados suyos.

      Hace mucho leí que el Gobierno que crearon los yankees con Adenauer estaba formado por puros nazis ya que no había otra cosa en donde elegir en aquella Alemania de 1945, 1946. Pero después tampoco, y tantos austriacos como alemanes hoy en día siguen teniendo jerifaltes que son hijos de grandes nazis ideológicos.

      Muy calcadamente se montaron en España el Partido Socialista y el Partido de Fraga : con exfalangistas y neofranquistas convencidos. Y como decía un artículista brillante, La France actual es hija más de nietos de Petain que de Charles De Gaulle.

      Eliminar