VERANO

27 diciembre 2012

Profesión, "abuelo"

En Estados Unidos, a principios de siglo había sólo 14 abuelos por cada 100 padres, mientras que hoy la proporción es de 48 por 100. Los abuelos ocupan un lugar destacado en la vida de los niños.

Según el psiquiatra infantil Kornhaber, "para un niño, sólo los padres está por encima de los abuelos en la jerarquía del afecto".
Los abuelos son como "libros vivientes y archivos de la familia", dice Kornhaber. Transmiten experiencia a sus nietos y les inculcan valores.

En palabras de un periodista "se aprende más de diez abuelos que de diez expertos en temas familiares."

Para los niños, cuando se hacen adultos, entienden que los abuelos son símbolos vivientes de la tradición y de las trascendencia. Por desgracia, las nuevas tendencias sociales y familiares privan a muchos niños de los abuelos. Cuando los padres se separan, los niños pierden dos abuelos, generalmente paternos, ya que suele ser la madre la que se queda con los hijos. Para la madre divorciada, la ruptura con el marido lleva naturalmente a cortar la relación con los suegros, como parte de su deseo de enterrar los antiguos vínculos.

Así, es frecuente que la madre impida que los padres del ex marido visiten a sus nietos. Lo que resulta doloroso para los abuelos paternos y para los niños, que siguen ligados con lazos de afecto y por tanto no ven las cosas del mismo modo.
Esto ha provocado que en Estados Unidos algunos abuelos acudan a los tribunales para que se les otorgue el derecho de visitar a sus nietos

Para el niño, los abuelos son objeto de cariño particular y está investidos de una autoridad distinta de la del padre. Incluso cuando no media divorcio ni unión ilegítima, la labor de los abuelos resulta obstaculizada por los recientes cambios del ambiente social. En primer lugar, ahora es más difícil que los abuelos vivan cerca de sus nietos. Las distancias hacen que la familia nuclear lleve una vida separada de los demás parientes.

La exaltación de la juventud como valor en sí mismo ha llevado a un cierto menosprecio de los mayores. Otro hecho que favorece la marginación del abuelo es la creciente tendencia a transferir a instituciones especiales la responsabilidad de cuidar de los ancianos, que tradicionalmente ha corrido a cargo de la familia.
Citando al historiador francés Philippe Ariés, "la muerte se ha convertido en un tabú, en una cosa innombrable". Se prefiere que el pariente anciano muera en el hospital, donde "saben que hacer en estos casos", en vez de en casa, rodeado de la familia, nietos incluidos.

La agonía y la muerte se han hecho casi invisibles, salvo para los profesionales sanitarios.



8 comentarios:

  1. La figura del abuelo se va difuminando con la desaparición, en general, de la sana vida familiar.

    Los ancianos que habían sido trasladados a asilos han vuelto a sus casas...ahora los hijos necesitan la pensión para sobrevivir. No solo somos testigos de la muerte sino de la degradación progresiva del ser humano, cosas del oficio...

    Personalmente siempre los he disfrutado en casa o muy cerca de ella, abuelas, abuelos, tatas...una bulla, pero el que no lo conoce no sabe lo que se pierde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Ys me parecía que tú eres una persona muy sensata y familiar, porque hoy la moda es meter a los viejos en asilos a los que denominan "Residencias" y dejarlos "colocados" allá se pudran.
      A mí me suelen dar una enorme pena todos esos asilados cuyos hijos se desentienden de ellos porque no pueden valerse por sí mismos.

      Hay que procurar llegar a viejo con dos condiciones básicas : valerte por tí mismo y disponer de medios mínimos necesarios para subsistir dignamente.

      También hay abuelos y abuelas dicharacheros que pasan el año de excursión en excursión del Inserso, bailoteando y ligando en el paseo de Benidorm. (En los cafés de ese Paseo).

      Ningún recuerdo es más grato, como comentas, que el de los abuelos y abuelas, etc. revoloteando alrededor de los niños. Y tapando las trapacerías de los enanos. Pero creo, como dices, que ese ambiente ya se acabó.

      Eliminar
  2. Muy de acuerdo, hay que valorar en su justa medida el amor incondicional de los abuelos, y ellos tienen que ostentar la dignidad que bien explicas.

    Aprovecho para transmitirte mis mejores deseos para el 2013, y que tu blog mantenga ese vigor que le imprimes.

    Fugisaludos Navideños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FUGI
      Es bueno coincidir en asuntos como éstos en que a determinados colectivos se les margina por "ser una carga" para los que gobiernan. Y creo que los abuelos pueden o podemos aportar mucho y bueno por la sociedad, especialmente por los niños.

      Gracias por atribuirme vigor en el mantenimiento del Blog y por tus deseos de un buen año 2013.

      Que los dioses te sean muy propicios en el año que comienza el martes próximo, porque va a ser un año bastante calamitoso según se ven las perspectivas económicas, políticas y de inestabilidades mundiales.

      Un abrazo navideño

      Eliminar
  3. Dentro de unos años, si la progresión sigue, la función que hoy realizan los abuelos la ejercerán los BISABUELOS, ya que los nietos habrán crecido lo suficiente para tener hijos y colocárselos a sus abuelos. A saber.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Sí, estoy de acuerdo. Antes, no hace mucho, los abuelos eran personas de 50 a 60 años porque con más de esa edad ya apenas vivía la gente. Ahora con las píldoras, los análisis semestrales de sangre, de tensión, de próstata o su equivalente femenino, y las caras simpáticas de las matasanos ( cuando toca así), hace que vivamos una media de casi noventa años. Las mujeres rondan los 100 y los hombres alrededor de los 95.

      Y cuando se popularicen los ordenadores que huelen, ven y sienten nos dirán hasta el largo de las uñas de dedo gordo de los pieses que deberemos usar para que no afecte a la artrosis o a la ciática.

      Eliminar
  4. simbólicamente el mejor sillón de la casa, siempre reservado a los abuelos,es ahora para el mimadísimo niño,auténtico rey tirano zanganote de la casa, q se cree con derecho a todo y sobre todos.
    saludos blogueros,Tella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      Cierto lo que comentas : el niños es el tirano más absolutista de cuantos puedas toparte, y casi seguro que se encapricha con el sillón del abuelo o con el mejor de todos.
      Es la forma de educar actual y pocos padres se atreven a tratar a sus niños como en otro tiempo nos trataban a la mayoría.

      Eliminar