VERANO

30 junio 2012

Manolo y su chollo

Manolo Heredia llevaba cuatro años en paro, sustentándose de las tortillas y del pollo con arroz que le mandaba su madre. No era una mala vida, pero, en un arrebato de responsabilidad, decidió buscarse una ocupación remunerada.

Se tumbó en el sofá, como si estuviese en la consulta de un psiquiatra de escuela vienesa, y se puso a calibrar las opciones. Al cabo de un rato, la que mejor le pareció fue la de meterse a banquero; que de siempre ha sido una  profesión muy socorrida, y en nuestros tiempos, además, muy rescatada.

Pensó incluso en un nombre para la entidad que él presidiría con mano de hierro, embargando, vendiendo fraudes preferentes y echando de su piso a los irresponsables que se arriesgaron a vivir por encima de sus posibilidades: Caixa Manolo.

Manolo se puso el traje de la boda y bajó corriendo al bar de su amigo Esteban:
"Esteban, voy a montar un banco. ¿Quieres ser el primero en abrir una cuenta? Te regalo un juego "de toallas portuguesas por una imposición de 1.000 euros".

Ante lo irresistible de aquella oferta, Esteban, como es lógico, cedió.

"Dame los 1.000 euros y ya te daré las toallas", le dijo Manolo, el flamante banquero. Pero Esteban, que olió el beneficio, le dio 5.000 euros, con lo que le corresponderian cinco juegos de toallas.

"Cuando abra la sede central de Caixa Manolo en Madrid, colocaré en el vestíbulo una placa de bronce que te conmemore como el primer cliente de mi banco".

Y Esteban vió en aquel futurible una via para ingresar en la inmortalidad.

Con sus 5.000 en el bolsillo, Manolo acudió a un vendedor de pollos asados. "¿Quiere ampliar su negocio?". El vendedor de pollos le dijo que no, que apenas vendía 10 pollos al día de los 15 que asaba y que no tenía sentido asar más pollos.

"No hay que estancarse, gran mago de los pollos. Aquí tienes 2.000 euros, a un 7,5 % de interés revisable. Con esto puedes comprarte otro chiringuito más moderno, y así, en vez de 15, podrás asar 30 pollos al día".

Seducido por el hechicero Manolo, el comerciante acabó suscribiendo el crédito.

Los 3.000 euros restantes los invirtió Manolo en alquilar un local, en imprimir folletos, en suscribirse un fondo de pensiones y en viajar a Madrid para cambiar pareceres con los grandes banqueros del país, sus nuevos colegas. Al cabo de una semana estaba sin blanca.

Esteban no solo le reclamó sus cinco juegos de toallas portuguesas, sino también sus 5.000 euros. "Ahora mismo no dispongo de liquidez ni de toallas", le informó Manolo. "Tu dinero está invertido en pollos".

Por su parte, el vendedor de pollos, que no logró vender más de 10 pollos al día, alcanzó a pagar los dos primeros plazos del crédito, pero al tercero entró en mora. Manolo aceptó cobrarse en pollos, de modo que, de recibir pollos de su madre, acabó regalándole pollos a su madre. "Este negocio va", se dijo Manolo.

Y en eso sigue. Esperando a los fondos que Rajoy le va traer de los "macroeconómicos" de Europa porque él ha hecho tambalear nada menos que al euro..


14 comentarios:

  1. Claro, la economía, en el caso de los Bancos, se convierte en la econosuya.

    Compran bonos del tesoro con dinero que le presta el Estado, el FROB, o el Banco Central Europeo, a un tipo de interés menor...

    La única manera de beneficiarse de ello es hacerse accionista de un Banco.

    FugisaludoS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FUGITIVO
      Cuanto tiempo sin saber de tí. Me alegro muchísimo de volver a leerte.

      Ya sabes que si hablas de Bancos es forzoso ir a la frase de Lenin : "tan delictivo como atracar un banco es fundarlo"

      Eliminar
  2. Una de pollos:
    Un señor esta viendo la tele en el salón de su casa; el locutor: según una encuesta reciente de la Comisión Europea, cada ciudadano de la UE ha consumido medio pollo al día este año.
    El señor le grita a su mujer que esta en la cocina ¡MARÍA ALGUIEN NOS HA ESTADO ROBANDO UN POLLO AL DÍA DURANTE TODO EL AÑO!.
    ¿Quien habrá sido?,¿Manolo Heredia? jijiji
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Lo mismo que ha hecho Manolo, exactamente lo mismo, lo han hecho durante muchos años los excelentísimos Botín y sus compas de profesión. Y creo que los aprendieron de los Bancos ALEMANES, tal como lo describías tú mismo anoche.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. DON GEORGE
      Esos insuflados señores que se suben a las tribunas con micro y nos hablan de primas o de "ratings" deficitarios, Moodyes, etc. lo hacen para ocultar la realidad. De modo muy similar a como gustan de hacerlo los médicos cuando detectan un cancer y no quieren que ni el enfermo ni sus familiares se enteren.

      Eliminar
  4. Ya. Si yo te comprendo...

    Pero es que queda un poco feo oir, a Krugman y a otros "eruditos" en la materia, hablar de pollos y juegos de toallas portuguesas. Además, está eso del arte en asegurarse de que la diarrea verbal camufle la simple realidad, no vaya y se enteren del timo los espectadores de la Noria..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA

      Muy bueno lo tuyo.

      Más les valdría a De Guindos, Montoro, Krugman y demás explicarlo así y a los espectadores de La Noria que les den.

      Eliminar
  5. A pesar de los años vividos y supuesto conocimiento del percal, esas nobles instituciones ya me han estafado en un par de ocasiones. La primera el 28 de diciembre de 1991, día de los inocentes, cuando la debacle de Banesto. La segunda en el reciente caso de Bankia, donde también coloqué parte de mis ahorros. Afortunadamente desconocía la existencia de Caixa Manolo donde, seguramente, habría colocado unos mil eurillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Nadie puede librarse, por mucho mundo que se recorra e incluso se llegue a vivir entre los Wayúu del Zulia y La Guajira o entre los Añú del lago Maracaibo, de ser estafado por algún banco o banquito.
      La Caixa Manolo no lo ha cogido a Ud. por un pelo porque estaba a punto de instalarse en Madrid pero Manolo aún sigue en los inicios de su expansión.

      Suerte de no haber perdido esos mil eurillos y las correspondientes toallas portuguesas, aunque las otras Cajas a mí sí me han cogido en alguna ocasión y especialmente hace años un directivo de Banco Vizcaya que desde dentro del Banco operaba para sí, sin dar cuenta a la entidad de sus actividades. Me vendió un inexistente seguro de vida y la pasta se la quedó él. Y lo peor es que cuando lo iba a denunciar se murió.

      Eliminar
  6. Si señor don tella, Manolito el del bombo jajajjajajajajaj.Caixa Manolo!!!!!
    Buena lección don tella.
    Mil besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MIDALA
      Ten mucho cuidadín con las Cajas y Bancos. Son peligrosos y rateriles.

      Eliminar