14 julio 2010

Huaxi, comunismo capitalista

Mercedes y Audis, todos negros y con las lunas tintadas, se cruzan por unos amplios bulevares cuyos setos han sido cortados al milímetro. Con idéntica simetría se distribuye un centenar de casas unifamiliares de tres plantas, cuyo color rojo contrasta con las humeantes chimeneas que se perfilan en el horizonte. Y, junto a un parque con pagodas, se termina de construir uno de los rascacielos más altos del mundo.
Huaxi, un pueblo a 120 kilómetros de Shanghái en la provincia de Jiangsu, se enorgullece de ser el más rico de China porque sus habitantes tienen unos ingresos anuales de 80.000 yuanes (9.348 euros), siete veces la renta media nacional.

Dicho mérito se debe a Wu Renbao, el secretario del Partido Comunista que en 1968, y desoyendo las proclamas maoístas de la Revolución Cultural, montó en secreto una fábrica de aperos de labranza con el dinero que reunieron los 800 campesinos que vivían entonces en el pueblo. Desafiando a las autoridades, la fábrica fue un éxito empresarial que mejoró las condiciones de vida del pueblo.

Tras la muerte de Mao Zedong, cuando Deng Xiaoping inició la política de apertura y reforma a finales de los 70, en Huaxi ya sabían de qué estaba hablando: del capitalismo. En 1992, después de que el "Pequeño Timonel" proclamara que "enriquecerse es glorioso", Wu Renbao le pidió al Gobierno un millón de yuanes (116.942 euros) para comprar hierro, acero y aluminio. En los meses posteriores, los precios se dispararon por el "boom" de la construcción y Huaxi multiplicó sus beneficios.
Gracias a tal operación y la experiencia acumulada, Wu Renbao fundó en 1994 el Grupo Huaxi, un conglomerado industrial con 30.000 empleados que factura cada año más de 50.000 millones de yuanes (5.847 millones de euros) y tiene negocios tan diversos como la siderurgia, la confección, el turismo o la fibra química.

Pero la empresa sigue funcionando como una comuna socialista que divide sus beneficios en forma de viviendas, coches, arroz, aceite y prestaciones sociales a los vecinos originales que montaron la primera fábrica de Wu Renbao, quienes deben reinvertir un 80 por ciento de sus ganancias en la compañía.

A orillas de un lago artificial, éstos viven en una urbanización con 400 chalés de 500 metros cuadrados que parece sacada de una lujosa zona residencial a las afueras de cualquier ciudad europea.
La propaganda oficial asegura que la educación y la sanidad son gratuitas para los 60.000 habitantes de Huaxi, que ha engordado su población original de 1.500 personas (400 familias) al absorber 20 pueblos de alrededor. Pero lo cierto es que 25.000 son trabajadores que vienen de otros lugares y no disfrutan de las mismas condiciones de vida que los altos cargos de la empresa, jerifaltes a su vez del Partido Comunista.
Estos residen en impolutas y señoriales mansiones enseñadas por la propaganda, que siempre muestra una misma casa-museo donde un piano Bellini, una televisión Hitachi de 52 pulgadas, la cocina y unas botellas de güisqui del mueble bar, están limpios y ordenados.

"Antes vivíamos en una humilde casa de campo, pero nuestra vida cambió cuando mi hijo empezó a escribir discursos para el secretario del Partido", explica Ge Xiufang. A su lado, un portavoz del Gobierno pontifica que "Huaxi está en el extremo del socialismo y el principio del comunismo porque se aprovecha de la economía de mercado para repartir los beneficios entre el pueblo".

Sin embargo, los obreros de las fábricas ocupan destartalados barracones mientras dos millones de turistas visitan cada año el pueblo, "parque temático" del desarrollo del país. Huaxi es una metáfora de esta China dividida entre la élite política negociante y millones de "currantes" que trabajan por sueldos de miseria usados como combustible humano.

La historia de siempre allí en donde mangonean los marxistas. Ser comunista-capitalista es como ser bilbaino-pobre : una antinomia (Contradicción entre dos principios racionales).

Nota : observen en la fotografía de abajo cómo tienen una central nuclear allí al fondo.

Tellagorri


24 comentarios:

  1. Honorable Terragorri, en China hace ya mucho tiempo que desapareciò el Comunismo, al menos desde finales de los 70 y realmente solo en la franja costera del paìs pues el gran interior es aùn un paìs eminentemente agropecuario, pobre y dirigido efecivamente por normas marxistas.

    Los chinos, a diferencia de la URSS, ha sabido coger lo mejor de cada sistema: el saber hacer y la eficiencia capitalista mezclado con la mano dura y el control estatal del marxismo-stalinista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy Honolable Calolvs
    Habrán eliminado el comunismo como sistema en el que todos los ciudadanos son funcionarios o empleados del Estado, pero la gobernación sigue siendo igual de autoritaria y despótica que cuando Mao.
    Ahora los chinos pueden salir y entrar del país, tener sus libretas de ahorro y comprarse lujos occidentales. Van avanzando, han pasado de Mao a Franquito.

    ResponderEliminar
  3. China a pesar de todo sigue siendo una dictadura y para mi es un enigma como va a evolucionar. El problema que van a tener es que todos los chinos van a querer subirse al carro de la prosperidad y amigo... son muchos.

    Y el aumento de dinero suele venir asociado a una mayor curiosidad, a una mayor ansia de libertad y de igualdad. Algo absolutamente incompatible con el actual régimen.

    China juega al capitalismo, pero con trampas, utilizando un régimen laboral que solo se puede calificar como esclavista, impensable en cualquier país medianamente civilizado. Y occidente le permite lo que no permitiría a otros países para que así nuestras empresas puedan entrar y forrarse, la habitual ceguera y cortoplacismo.

    No se como seguirá la cosa, pero salvo que el régimen comunista vaya mutando a una democracia (cosa que creo muy dificil), auguro problemas de gran calado de orden social, que van a repercutir en todo el mundo claro.

    Desde luego, me niego a hablar de aperturismo, cuando hablamos del régimen que provocó la masacre de Tiananmen

    ResponderEliminar
  4. Lo que están demostrando los comunistas chinos es que son más inteligentes que otros, y se han dado cuenta que una forma de perpetuarse con cierta legitimidad es dando algunas migajas a los trabajadores, enseñarles un poquito la prosperidad para que no sientan tan urgente una revolución.

    Los comunistas europeos (los gilipollas, los del bloque soviético) llevaron demasiado al extremo eso de todos iguales, hay otros rojos mutantes evolucionados que disfrutan de todos los parabienes del capitalismo, esos si que han sabido coger lo mejor de ambos sistemas, se enriquecen a subvenciones y mantienen la conciencia tranquila con el carnet virtual del pce.

    ResponderEliminar
  5. SEÑOR OGRO
    Completamente de acuerdo con todo lo que dices, y además es un análisis perfecto del semi-continente chino.
    Dificilmente van a poder llegar a vivir en democracia con una población de dos mil millones de habitantes habituados al absolutismo desde hace 5.000 años.

    La verguenza es la explotación ESCLAVISTA a cuenta de las grandes empresas occidentales.

    ResponderEliminar
  6. ISRA
    Sí, el chino en general ha demostrado inteligencia a lo largo de los siglos hasta el punto de ser la referencia de muchísimos avances occidentales y que nunca se han reconocido.

    Pero esa evolución a una especie de mercado libre dentro de una dictadura total, demuestra que han encontrado una salida temporal al caos que les iba a venir.

    Los comunistas LISTOS son los de Hispania, patria querida, que viven como Rockefeller y dicen ser marxistas. Has dado el plumazo de oro a ese analizar un comunismo-capitalista de pega.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Javier:

    Ejemplos como el que nos narras hoy (de forma brillante, como siempre) no hace más que reflejar la mentira que significa el concepto de igualdad del comunismo, o el socialismo extremo. Pueden haber dos hermanos gemelos, que disfruten de las mismas posibilidades durante su juventud, y llegado un momento uno deje de estudiar y se ponga a trabajar y otro estudie una carrera universitaria. O que ambos estudien la misma carrera universitaria, y uno se conforme con un trabajo en una oficina pequeñita cerca de su casa y el otro tenga mayor ambición profesional y se vaya a la gran ciudad, o al extranjero a desarrollar su carrera. En cualquier caso, ambos son diferentes, ofrecerán y recibirán un output diferente, sin importar las ayudas sociales que reciba uno o el otro. Si dos hermanos no son iguales, no digamos mil millones de personas...

    De ahí que haya gente que sepa sacar beneficio de esta desigualdad. Hoy día, China es un país pseudo-socialista y autoritario, con un crecimiento económico descomunal gracias a sus relaciones comerciales con países occidentales, democráticos y capitalistas.

    Su teoría de la igualdad, por tanto se deforma cuando estas relaciones consisten en primar la producción para la exportación por encima de todo. Todos iguales.... de jodidos. Salvo los ricos, claro.

    Sin embargo, si China quiere prosperar, aún le queda pasar por el mayor de sus retos: Equilibrar la balanza comercial. Para ello tendrá que reducir exportaciones (cosa que pasa por apreciar su moneda, el renminbi o yuan, algo que no parece que vaya a ocurrir a corto plazo), o incrementar su consumo interno (cosa que pasa por subir impuestos, o mejorar las condiciones laborales a sus trabajadores, cosa que tampoco parece que vaya a ocurrir mañana Jueves). Por tanto, la piedra de toque de China está por llegar, y habrá que ver como la supera.

    Mientras tanto, lo de siempre. Unos pocos apoltronados sobre los hombros de millones de robots vivientes. En este caso, de casi mil millones de robots.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. he puesto que para subir su consumo interno China debía subir impuestos, quería decir subir los salarios... Fe de erratas...

    ResponderEliminar
  9. ALASTAROTH
    Brillante análisis, como siempre. Y creo que tu opinión es básica para entender el futuro de estos enanitos amarillos que son muy peligrosos.

    Ellos, los jerifaltes, ya saben (en cualquier parte del Mundo) que la igualdad social es un imposible. Pero, como dices, siempre unos pocos se aprovechan de todos los demás.
    En Europa eran los condes y obispos los que vivian principescamente con el sudor de los labriegos.
    En Rusia, Corea o China lo son la nomenklatura.

    Cuando China eleve los salarios de sus habitantes tendrán que competir con los precios de Occidente, y ya las exportaciones no podrán ser tan masivas.

    ResponderEliminar
  10. Esto me suena a Marinaleda pero al revés, si aquí hay un pueblo comunista dentro de un país capitalista, en China hay uno (o varios) pueblos capitalistas en un país comunista.

    Creo que en China, la clase dirigente quiere disfrutar de los beneficios de un sistema capitalista pero con normas, leyes y mangoneo comunista.

    Esas casitas de la foto me recuerdan un panal de abejas, abejas sí, pero trabajadoras.

    Un abrazo.

    Pd.- Faltaré algunos días, espero encontraros aquí a mi vuelta.

    ResponderEliminar
  11. Creo que, los chinos, como cultura milenaria apegada a sus raices, sabran buscar una formula para compaginar el sistema Comunista, con el capitalista; hoy en dia todavia estan muy sujetos al stablistment, pero conforme vayan adquiriendo prosperidad, mas contactos con el mundo occidental, la libertad ira entrando en silencio, y cuando los dirigente quieran darse cuenta, ya estaran envueltos por los nuevos aires que la población le ira demandando; los chinos seran muchos, pero no tontos, y tal y como van las cosas, no hay que olvidar que ahora son la cuarta potencia economica, las nuevas generaciones sabran ir desprendiendose de este manto proteccionista que los tiene oprimidos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. DOÑA ELENA
    Has acertado de lleno : es como MARINALEDA AL REVÉS.
    No sé si parecen abejas pero se comportan como tales. Y sospecho que a la fuerza.

    Que pases unos buenísimos días fuera de tu pueblo y vuelvas con más ganas, si cabe, de guerra y de darnos alicientes a los blogueros.
    Antes me solía ir dos o tres veces al año a conocer lugares distantes, aunque en verano nunca me muevo de Zarauz. Ahora y por causa de mis nietos estoy atado a ellos y al "duro banco" del Blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. DON MANUEL
    Creo que tiene razón y mucha.
    Aquí, en España, también sucedió algo parecido con los hijos de los capitostes falangistas y militares, cuando el Régimen permitió salir fuera, que se fueron a estudiar a países muy civilizados y volvieron con otra mentalidad y si ranciedades.

    Esos millones de chinos expandidos por el Mundo y ganando dinero a espuertas sin gastarlo, tendrán que buscarse un nuevo sistema para no verse asfixiados en su país.

    ResponderEliminar
  14. Como de costumbre llego tarde y ya está todo dicho por los inteligentes contertulios.
    Así que sólo puedo apuntar una cosa. como seres inteligentes se apuntan a la energía nuclear, la más eficiente, ecológica y económica.
    Justo lo contrario que los comunistas occidentales, estilo ZP.

    ResponderEliminar
  15. ASPIRANTE
    Ese detalle que has observado es el que más me ha llamado la atención : son prácticos antes que teorizantes.
    Justo lo contrario que los marxistas hispanos que no tienen idea alguna sobre lo que es la energía nuclear. Su unico y verdadero objetivo, el de los ecolobobos nacionales, es presumir de verdes para atacar a Usa.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  17. No le de tanta caña a los chinos maese Tellagorri, que están demostrando ser los más patrióticos del gremio del comercio. Sólo había que ver sus tiendas y bazares repletas de banderas y camisetas españolas de las que surtieron a los desasistidos patriotas futboleros. Mientras se agotaban en los comercios españoles (a 20 euros cada una) ellos surtían con abundancia y generosidad, por quince euros tres.
    Y qué decir de la masiva compra de deuda española ahora que no la quiere ni el Tato.

    No dudo que, junto los del top manta que cambiaron los CDs por banderolas, son los futuros patriotas españoles.
    Desde luego más que Montilla.


    PS:
    Tras una interesante deliberación en mi blog con Su Eminencia el Cardenal Charneguet hemos decidido proponer a la consideración de Su Eminencia Reverendisima una nueva miembro para Nuestra Iglesia, Sor Eden, hija de la ilustración, generosa, benefactora, académica de la lengua, profesional y liberal donde las haya.

    Y rogamos sea enviada a Rascafria en auxilio espiritual de Frai dadaista al que, en ciertos temas, vemos desorientado y, tal que si Don Quijote moderno fuera, ve molinos (en este caso piscinas) donde debiera ver...
    Enviémosle pues a su Sancho Panza, Sor Eden, para que le abra los ojos a la verdadera naturaleza de las cosas con su lengua y verbo prodigioso. Sin Sor Eden veo enormes peligros para nuestro amado Abad, y no sé hacia qué o quién acabará envistiendo su quijotesca lanza. Es más, temo que, en el fragor del combate, el envestido sea él.

    ResponderEliminar
  18. sí, sí!! Voto por Sor Eden en nuestra iglesia ilustrada!! Aconsejo que se acerque por mi abadía en Escocia, en la cual podrá probar de mi amplia destilería, asi de cualquier otra cosa que a ella le plazca, a ser posible de lo que a mi me produzca igual o mayor satisfacción incluso.

    ResponderEliminar
  19. AMIGOS DAMS y ALASTAROTH

    No dudo de que sus Reverendísimas personas siempre aconsejan con acierto. Y por ello no puedo negarme a buscar un adecuado hábito a la propuesta Sor Eden.
    Pero antes quisiera saber quién es la tan agraciada en lecturas de Ilustración dama, o al menos en qué Santa Casa de las que vuesás usaís podría encontrarla.

    Por último, apoyo por completo la idea de Dams de que los más patriotas, en sentido real, de esta descerebrada Hispania serán los chinitos nacionalizados.

    ResponderEliminar
  20. Eminencia Reverendísima.

    En primer lugar disculparme por el error gramatical. Quise decir embestir y no envestir, que también existe pero no viene al caso.

    En segundo lugar he aquí prueba documental de las proezas de Sor Eden:

    http://www.bobbiedenlive.com/

    Y su domicilio en Twitter:

    http://twitter.com/bobbieden

    ResponderEliminar
  21. Por cierto Eminencia:

    ¡Hay que ver lo bien que le sienta el hábito a Sor Eden!.

    Beso su anillo

    ResponderEliminar
  22. DAMS
    Me siento muy satisfecho con que a vuestra reverendísma la guste el hábito de Sor Eden. Esperemos que Fray Dadaista vea la Luz de la Ilustración con más objetividad.

    ResponderEliminar
  23. Por alusiones (?), son Vds. excesivamente ligeros a la hora de proponer y/o aceptar nuevos miembros y/o miembras a nuestra amada (nunca suficientemente) iglesia.

    Si bien sus atributos son excelsos y evidentes no es menos cierto que debe pasar la prueba del algodón de Fray Junípero Sabatino de todas las primas, ya saben a qué me refiero vuesas eminencias, si fuese posible, estaría gustoso en abrirle las puertas de nuestra iglesia de par en par.

    Suyo afectísimo... no recuerdo que cargo me corresponde

    ResponderEliminar
  24. Disculpe, vuestra Eminencia Isra. Los nuevos y últimos miembros de la Iglesia de la Ilustración son tan fans que aún no tienen capacidad para tomar decisiones reposadas.
    Efectivamente, Sor Eden tendría que haber pasado antes por el cuestionario de Fray Junípero.

    ResponderEliminar