02 abril 2010

Semana Santa : indestructible

Raul del Pozo escribe algo muy a propósito de estas fechas y con acierto e inteligencia.

Esto es España, octava potencia que no ha aprendido a vivir sin borriquillas, nazarenos descalzos, Cristos al lado de olivos que tiemblan, Terelu Campos llorando de dolor en un balcón de Málaga y Antonio Banderas, el latin lover de Hollywood, en trance mientras desfila la Legión. Por cierto, algunas de las legionarias son islamistas. Todos los viajeros lo dijeron: el teatro, la lidia de los toros y el transportar a Cristos con enagüillas es lo que arrebata al pueblo español, sus grandes drogas, como sus cuentos de hadas. En estos días se celebra la historia del aparecido, mientras llega el Domingo de Resurrección con sus cómicos y matadores.

Es que nos fascina lo tenebroso y se estrellaron los ilustrados que intentaron que cambiáramos de certidumbres. Manuel Godoy, un macarra afrancesado que en su vida entendió de guitarra, partidario de la desamortización de los templos y de la anulación de las procesiones, prohibió los toros y los pasos y provocó un motín.

Tuvo que esconderse detrás de un arca en Aranjuez. Bonaparte, que era un jacobino, volvió a autorizar las corridas, aunque su hermano dijera que en Madrid una chusma de aldeanos seguía a una chusma de frailes.

Manuel Azaña confiscó los bienes de la Iglesia y prohibió las procesiones antes del "No pasarán", y luego pasaron, volvieron y se quedaron. Hasta los papas y los reyes estuvieron en contra de los encapuchados, pero cuando tocan  los timbales, cada cual se pone los cucuruchos por las calles enrevesadas para llevar a hombros primero a las dolorosas de pechos de oro y después a los toreros de panties rosas.

Hay muchas Semanas Santas, autos sacramentales populares, y no decaen sino que prosperan precedidas por barandas socialistas.

Señoras y señores, compañeros, eviten luchar contra los toros y la Semana Santa. Es una pasión inútil. Han aguantado todas las galaxias. Este año se retransmitirán por la Red desde algunas ciudades y los antisistema lloran porque llueve y no les dejan sacar a su virgen de alta costura.


21 comentarios:

  1. Yo personalmente soy MUY partidario de mantener nuestras costumbres, porque son ellas las que nos hacen ùnicos e inimitables, con todos nuestros avances sociales (y yo que he vivido bastante en el extranjero te confirmo que socialmente, al menos en las grandes ciudades estamos muy pero que muy por delante de paìses como Francia, Italia o los propios EE.UU)...nunca me averguenzo de decir que soy favorable a los toros, y aunque no soy para nada partidario de la Iglesia, creo que las semanas santas sevillnas o castellanas, constituyen un elemento cultural muy interesante que resiste desde hace siglos y que desde un punto de vista econòmico genera turismo y, por tanto, money money...

    Aprovecho tambièn para decir que el Fascismo Catalanista no quiere prohibir las corridas por un acto de "bondadosa ecologìa" y defensa de los animales, sino por ser una costumbre "espanola" (que yo sepa ellos son espanoles, y Bcna es la ciudad espanola con mas plazas de toros y no se sabe porque razon José Tomàs reapareciò en Bcna agotando todo...ah si! puede que porque la ciudad condal sea una de las ciudades màs taurinas de Espana, o como dicen los fascista catalanistas, de la Confederacion de Estados Espanoles).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. PLAS, PLAS, PLAS, magnífico, CAROLVS II.

    Lo has descrito magistralmete, tanto lo de las costumbres como las majaderías cuatro chulos-macarras catalufos.

    Mereces un Premio Polikarpo : El Toison de Oro de comentaristas y Blogs NO NACIONALISTAS.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por las condecoraciones. Las llevaré con orgullo.

    ResponderEliminar
  4. CAROLVS II

    Concedido. Para poder ostentarla en el blog debes de acudir a
    http://sabino-arana.com/

    Y elige el muñeco de Polikarpo que más te guste en tamañp, y lo insertas en el margen derecho de tu blog.
    Es un premio concedido a muy pocos y que pocos también pueden lucirlo.
    Felicitaciones y suerte.

    ResponderEliminar
  5. Bien conoces mi posición sobre la religión en general, y con la Semana Santa no iba a ser diferente, recuerdo discusiones con mi madre por esa manía de no comer carne en Viernes Santo por imposición de la Iglesia y de ella. Y como los toros no me gustan, pues se completa la cuadratura del circulo. No puedo entender como personas adultas pueden llorar ante imágenes que pueden ver todos los días si quisieran, no puedo entender como a la salida de una imagen por muy bonita que sea puede sonar el himno nacional, pero dentro de poco como muy dice Carolvs se prohibirá cualquier manifestación cultural (guste o no es cultura) porque molestara a la religión minoritaria de turno a algún ex numerario del Opus, a las hijas góticas de cierto Presidente de Gobierno, o a algún hijo ilegitimo del Polikarpo o vasallo del Reino de Aragón. España es una mezcla que nadie en el mundo tiene y ahí tenemos nuestra riqueza que Zp y sus chimpancés quieren que se olvide.

    ResponderEliminar
  6. DON JAVIER

    Todo eso que comentas también me sucede y sin embargo creo que el usar las prohibiciones en milongas teatrales, es perder el tiempo.

    El gentío considera las procesiones , y no digo nada nada en Andalucia, como una sagrada obligación que da esplendor a sus culturas varias.

    Pues que las hagan. Y que los japonesas se harten de hacer fotos.

    Con racionalidad como visor de todo eso es imposible comprender las aficiones de los habitantes de ESPAÑA.

    Como tú mismo afirmas, por mucho que el gótico y sus góticas de Logia predendan crear una sociedad nueva, alejada de una tradicional familia, etc., jamás eliminarán las aficiones a procesiones y a corridas de toros.

    Ni la Dictadura consiguió que el sevillano almorzara a horas normales. A las tres de la tarde los sevillanos aún están de tapas y tertulia previas a ir a casa a almorzar.

    Y, fíjate lo que te digo : es peor ser sueco. Los suecos no tienen ni Cuartelillos de Guardia Civil, ni plazas de toros, ni iglesias con torres y campanarios, ni tabernas con tacos de jamón y Fino de la Ina, ni vino Rioja, ni queso manchego, ni chorizos de Cantimpalo, ni abundios que se meten a concejales de urbanismo.

    Por eso se suicidan tantos. Se mueren de aburrimiento.

    Verás qué discursos más bonitos y poéticos nos van a soltar, a los dos, unas sevillanas y cordobesas, que conocemos, en el caso de que hoy DIA DE LA PASION y no sé cuantas cosas más se les ocurra entrar a leer estos comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Como rancia de abolengo que soy,querido Javier, yo también comparto lo manifestado por CAROLVS II, REX HISPANIARVM y me uno aal defensa de nuestras tradiciones seculares.
    Abogo pues, por la defensa de la Macrena y del Gran Poder, al igual que defiendo a José Tomás o a Sebastian Castella.
    Como diría don Arturo Pérez Reverte, sólo nos queda batirnos en defensa de nuestras ideas y de nuestro acervo cultural, por que el enemigo pretende arrebatarnoslo todo.

    ResponderEliminar
  8. NATALIA

    Jamás discutiré con una SEVILLANA sobre el "acervo cultural" de procesiones y toros. Es algo no discutible y al que no le guste que se vaya a Noruega a vivir.

    De lo que tratabamos el ilustre galego y el suscribiente, ambos norteños, es de que en nuestras mentalidades llenas de nieblas en lo neuronal por contagio con el ambiente, no cabe comprender el TEATRO que organizaís con la excusa de algo que se supone es RELIGIOSO. Pero sólo se supone, porque son un conjunto de manifestaciones en las que de religioso sólo lo son las imágenes.

    ResponderEliminar
  9. Ya sabe Ud. que no peco de religioso, pero no seré yo quien diga que hay que acabar con estas tradiciones de tanta raigambre y plasticidad, pues incluso yo puedo disfrutar de la inmensa belleza de las imágenes y de los pasos.
    Lo que sí me molesta bastante es la histeria que se desata estos días en muchos, que a buen seguro el resto del año no visitan un templo y sólo se acuerdan de los santos para blasfemar e incumplen a diario más mandamientos de los 10 que tiene la iglesia, y ahora acuden a las procesiones entre alaridos, golpes de pecho, promesas y penitencias.

    ResponderEliminar
  10. Pero, hombre, ASPIRANTE, con lo bien equilibrado que estás y aún no te has enterado de que TODO ESO, los pasos, las procesiones, los llantos, los gritos esos que dan y que no me acuerdo cómo se llaman, etc. etc. ES PURO FOLCLORE.

    Ahí no hay nada que tenga que ver con religiosidades o profundidades espirituales. Como imagen comparativa pero muy pobre te voy a referir que, para las masas, eso es cómo cuando asisten a la BODA DE UNA INFANTA con todos los ornamentos y parafernalias correspondientes, o como cuando montan unas FALLAS para luego quemarlas.

    ResponderEliminar
  11. Permita su majestad Carolus, que difiera de sus aseveraciones...Me refiero a lo que dice que las ciudades españolas están socialmente por delante de las de Francia, Italia o EE.UU...Apenas unos siete u ocho Km de donde mora su pariente cercano, el Juanca, del palacete de la Zarzuela quiero decir, existe un cinturón de chabolismo del mismo nivel, sino lo supera, a los existentes en Quito o Rio. A apenas tres km de donde se celebran las sentidas procesiones de Sevilla, tan llenas ellas de religiosidad y sentido cristiano, al igual que en Granada, Málaga, Almeria...la lista seria larga, idem de lo mismo...Jamás vi una sola chabola en ninguna ciudad de Francia, ni de Alemania, etc, ni en el resto de Europa. Mientras en nuestras ciudades es un mal endémico desde hace siglos y ¿sabes porqué?. Porque socialmente estamos a años luz de cualquier pais europeo y por tanto, también de sus ciudades. Con el debido respeto, Majestad..

    ResponderEliminar
  12. Como dice DªNatalia, rancia donde la haya.

    Me he criado en un ambiente alejado de la Iglesia, por ésto, pienso que somos más fieles que muchos que van todos los días a rezar y darse golpes de pecho.

    En la mente de FG estaba la idea de prohibir las procesiones, pero no se atrevió, ni los que han venido después.

    La tv. autonómica andaluza ni en los telediarios nos recordaban la Semana Santa, en la actualidad y visto la competencia de las tv. locales se han vuelto semanasanteros, tontos no son, saben que por ahí perderían votos.

    Y con los toros lo mismo, la Feria de Abril no sería igual.

    A Sevilla vienen de todo el mundo, hasta personajes ilustres a hacer penitencia, lo que no me gusta son las bullas, ya me gustaría verlas con menos gentes, qué agobio. Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Oye, Charne, ¿qué haces tú aquí en el chabolo del blog en vez de estar porteando un inmenso paso con muchas luces y mantos de piedras preciosas por la zona de Charnelandia?

    ResponderEliminar
  14. Coincido con su visión del asunto, Don Javier. Es puro folclore y además es muy enganchante. Hoy he visto por primera vez una procesión (la del Cristo de los Alabarderos, en Telemadrid) y estoy alucinada porque me ha gustado. Esta noche, como no había otra cosa en la radio, he dormido a trompicones oyendo, hasta emocionada en algunos momentos, la retransmisión de Carlos Herrera de las procesiones de Sevilla.

    Y esto sin ser creyente, así que voy entendiendo algo más lo indestructible del asunto y el auge (creo que como no hay otra cosa en la tele normal, si te pilla en un momento flaco y sin prejuicios, hasta te metes en el ajo). Me veo en San Isidro gustándome los toros.

    ResponderEliminar
  15. DOÑA PASION

    Para empezar, gracias por no abroncarme sobre lo que digo de las procesiones siendo tú sevillana.

    En este país no hay nadie con guevos suficientes para prohibir las PROCESIONES, porque se lo iban a comer con cebollas.

    Una Feria de Abril en Sevilla, como dices, SIN TOROS, es como un vaso de vino sin alcohol.

    Un cariñoso abrazo

    ResponderEliminar
  16. !Ay! !Mi querido Tella!...!Si tu supieras!...Lo intenté una vez, pero mis iniquidades eran de tal magnitud que no habian velones de mi talla...Los de la cofradia entonces, decidieron endilgarme un grupo electrógeno y marcar los pasos de la procesión con él...Pero llamaba demasiado la atención, hasta el punto que los devotos se fijaban más en mi que en las andas, así que expulsaron. Desde entonces vago en la oscuridad hasta que llegó determinada guerrera que me deslumbró...Ahora estoy peor, no veo nada...Espera, que te voy a cantar una saeta...
    !Ayyyyyy!...!Ayyyyyyy!...!Ayyyyyy!....

    ResponderEliminar
  17. LA MAHARANI

    Bien venida a este blog. Te he leído en otros y por eso te conozco. Hoy el honor me ha tocado a mí de recibir tu visita.

    Te agradeceré que me tutees.

    Efectivamente, el tema de las PROCESIONES y de los TOROS es todo puro folclore, sin más profundidades al igual que esas "romerías religiosas" que organizan los andaluces como la del ROCÍO, etc.

    Estoy convencido de que uno de los pueblos más paganos y menos religiosos de Europa es el andaluz. Les encanta el espéctaculo, pero detrás no hay más que ganas de juerga. Dentro del espectáculo se incluyen los que lloran a gritos y cantan saetas y se tiran de rodillas a azotarse.

    Si les quitaran, a las procesiones, su aspecto de procesión-espectáculo para convertirlo en un silencioso y oculto modo de expresar religiosidad, no iría nadie a verlas. Lo que sucede es que eso es imposible porque en cuanto salgan, por muy ocultos que lo hagan, les esperan los habituales.

    En España ayer, hoy y dentro de 15 años, no hay nadie capacitado para prohibir Semanas santas y toros porque habría amotinamientos populares en según qué zonas.

    Un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
  18. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme tajuanchita@gmail.com
    Exitos con tu página.
    Un beso
    tatiana.

    ResponderEliminar
  19. Tatiana

    No encuentro tu SITIO WEB.
    En cualquier caso, siempre puedes poner un enlace a este blog en ese site.

    No das ninguna referencia respecto a tí y sí me gustaría saber de dónde eres y qué tipo de webs usas.

    ResponderEliminar
  20. Buen blog, buenos contenidos y buena gente alrededor; pero no he podido evitar el "tener" que comentar... Como dos de las personas que comentan, yo, tb soy sevillano; del barrio de El Arenal, el barrio más torero que hay en Sevilla. Pero no hablaré de los toros, ya que suscribo todos y cada uno de los argumentos de CAROLVS; eso sí, he de hacer una puntualización a algunas opiniones aquí vertidas:

    - En primer lugar, creo que muchas de las generalizaciones hechas, pecan de eso mismo: de ser estereotipos y generalizaciones con poca base. El hecho de hablar de "los andaluces" en general, no refleja los sentimientos que la S. Santa ó el resto de celebraciones religiosas provoca en ellos. De hecho, generalizando tb, podríamos decir que los Malagueños aborrecen la S. Santa de Sevilla y viceversa, ¿no? Además, tb habría que incluir a esos "andaluces" que, en S. Santa, se van a la playa porque no aguantan la S. Santa... ¡Esos tb son andaluces! Igual que a los catalanes que les gustan los toros ó se sienten españoles, son tan catalanes como Carod Rovira, Durán i Lleida ó Laporta.

    - En otro lugar, decir que puede que mucho de la S. Santa sevillana tenga de folklore; pero no me parece bien que se minimize el papel de la religión en todo esto. Al contrario, es un folklore religioso el que permite disfrutar de la S. Santa en su magnitud, si no se tiene esa base, se pierde contenido. Siempre he considerado que, en Sevilla, se puede disfrutar la S. Santa de 3 maneras: la espiritual, la escultórica (no olvidemos que son obras de arte las que salen a las calles) y la folklórica (marchas, saetas, música de capilla...), si se unen dos de estas cualidades, pongamos "amor por el folklore y la escultura", se vivirá una Semana Santa más profunda y plena; pero si, además de esto, se tienen unos mínimos conocimientos religiosos ó, se es cristiano, la S. Santa se vivirá en todo su esplendor. Un esplendor donde unas veces primará más el amor a una imagen, otras a una buena marcha con un paso "bien llevao" y otras a las raíces cristianas de cada uno.

    Nada más, un saludo y enhorabuena por el blog.

    Antonio

    ResponderEliminar
  21. ANTONIO GARRIDO

    Gracias por el comentario. es enriquecedor.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar