22 febrero 2010

El Mesías de León y su mundo de gestos

José García Abad, en un libro que resume un diario, descifra qué esconde la sonrisa del Calígula de León. Y el resultado es que decide y actúa en función de "la escena" que él sólito se imagina para cada situación. El fondo de cualquier tema le importa un bledo.El meollo del Mesias es siempre la "puesta en escena".
Cuestión o característica que ya sospechabamos muchos sobre su forma de gobernar.

Al Mesías leonés no le esperaba nadie, ni siquiera se esperaba él mismo hasta que se topó con su gracia. A diferencia de Felipe, que nació divino, José Luis Rodríguez Zapatero se ha trabajado la divinidad a conciencia. No fue profeta en su tierra pero aplastó a todos sus enemigos. Y llegado a Madrid se disfrazó de diputado corriente y moliente durante 15 años, hasta que en 2000, al ver que su tiempo había llegado, reclamó la corona y se alzó con el poder y la gloria, sin aspavientos, con la mayor naturalidad.

En la primera cita acordada con Aznar,dice García Abad, dedica más tiempo a estudiar minuciosamente en qué escalón del acceso al palacete de La Moncloa debe situarse para que se destaque que es más alto que el presidente, que a preparar el contenido de la entrevista.

Y en el primer debate sobre el Estado de la Nación en el que interviene como líder de la oposición se pasa tres días estudiando con su equipo de imagen los vídeos de otros debates para decidir la camisa que debía ponerse, elegir la corbata adecuada y memorizar dónde poner los énfasis. "No improvisa nada, comenta un ex ministro suyo, puede improvisar medidas, pero no gestos. Cumple a rajatabla el guión de la escena tal como ha sido planificada".

Si la prensa es importante, el mundo del cine le fascina. Un paisano suyo aporta su teoría: "Le fascinan los del cine porque están expuestos a la luz pública ". Él cree que su afinidad le da votos. Su visión de la política es cinematográfica, incluso en lo que a las ideologías respecta. Le interesan las marcas, las etiquetas.

Comulga con la izquierda del glamour, no con la izquierda de la reflexión profunda. A él no le va un intelectual de izquierdas profundo como Saramago, que no vale para el mundo de gestos que vivimos. Él prefiere relacionarse con gente como Javier Bardem, que, ¡zas!, le da la imagen instantánea de hombre de izquierdas.

A mí me parece que en vez de a Bardem a quien se parece más es Paco martínez Soria, pero bueno, no le vamos dar ese disgusto.

Al ser nombrado líder del PSOE, Zapatero estimó que era cosa de vida o muerte romper amarras con su antecesor sociata, y ello representaba neutralizar y marginar al felipismo y a los felipistas.

Sin embargo, se percató de que el peligro no procedía de la vieja guardia sino de su propia generación. Zapatero no se ha cepillado a sus "socialistas históricos", como lo demuestra que sus tres vicepresidentes actuales y el defenestrado Pedro Solbes son sexagenarios, que un ministro importante, Alfredo Pérez Rubalcaba, es uno de los representantes más genuinos del felipato; y otro tanto puede decirse de quienes ocupan cargos del calibre de la presidencia del Congreso de los Diputados, José Bono, candidato del aparato en el XXXV Congreso; Miguel Ángel Fernández Ordóñez, primero secretario de Estado y ahora gobernador del Banco de España, y tantos otros.

En realidad, lo que ha hecho el Mesias leonés es promocionar a la vieja guardia. A quien se ha cargado es a la gente de su edad. Ha fusilado a la cohorte intermedia: a Jesús Caldera, a Juan Fernando López Aguilar, a María Antonia Trujillo, a Cristina Narbona, a Magdalena Álvarez, a Jordi Sevilla...

Es un snob. Se le nota en numerosos detalles, como el tipo de mujeres que elige para ministras: altas, delgadas, rubias y con mechas: Fernández de la Vega, Salgado, Garmendia, Aído… Ello refleja un toque machista. Ni se le ha pasado por la cabeza nombrar a una mujer baja y gordita. Tampoco le interesa saber si la elegida es tonta o tontísima.

Jordi Pujol asegura que "ha engañado primero a media humanidad, después a la otra media y finalmente a toda la humanidad". Engañar a su propia gente está feo. Muy feo fue el engaño a Manuel Chaves. Primero lo quitó de Andalucia. Y luego de sus mandos en el Ministerio.
"Oye, Manolo, tú vas a ser el gran político del Gobierno. Vas a controlar los asuntos más delicados, los problemas territoriales, eterna pesadilla nacional. Tú estás para la gran política y no te voy a enredar con los tediosos menesteres del Ministerio de Administraciones Públicas, del coñazo de los funcionarios y todo eso. Tú, Manolo, como yo, a la gran política".

Manolo, quien sigue conservando admirables dosis de ingenuidad, no se malicia de la letra pequeña. Y es que Zapatero no sólo le había quitado "ese coñazo de los funcionarios", sino que al tiempo le había arrebatado la potestad de nombrar y controlar a los delegados del Gobierno en las comunidades, lo que podría haber sido su gran palanca para seguir manejando las cosas en Andalucía.

No crea equipos propios, pero ostenta una habilidad especial para destrozar los intentos de sus ministros para hacer los suyos. No se corta un pelo a la hora de colocarles o cesarles secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales.

No se molesta en guardar las formas con ellos: los ningunea, los suplanta, los puentea, se enteran por la prensa de asuntos que afectan a sus departamentos. Él es la fuente de la verdad y del bien. Hay ocasiones, sin embargo, en que decide humillar a alguien para que nadie olvide hasta dónde llega su poder.

La beautiful ilustrada de Zapatero tiene como referencia a Miguel Sebastián. Codo con codo con Cándido Méndez, secretario general de UGT, a quien considera como el verdadero vicepresidente económico.

Vean vuesas mercedes como queda desenmascarado,por García Abad, el Calígula teatrero. Y de eso ya habiamos hablado en este Blog hace tiempo conjeturando (conjetura = Juicio u opinión que se deduce de indicios, sospechas o síntomas) que el mutiko viene a ser lo que un experto ha diagnosticado tras muchos estudios y entrevistas.

Tellagorri


13 comentarios:

  1. No sé hasta que punto podemos separar hoy día una campaña electoral de una campaña publicitaria, lo que sí es verdad es que la agencia que lleve la "propaganda" (no hay nada más) y la "imagen" de bambinator se la tienen que rifar las grandes multinacionales.

    Imagínate el reto, te llevan a la agencia un cateto de pueblo cuya inteligencia le da para andar despacito y respirar al mismo tiempo con dificultad (no vaya a ser que su cerebro se pete), nula cultura, ninguna educación, nada de carisma y encefalograma plano. Y te dicen ME LO TIENES QUE HACER PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA.

    Y no sólo lo hacen sino que consiguen su reeleccción. Lo dicho, a esa agencia se la van a rifar.

    ResponderEliminar
  2. Esa agencia es un valor superior a Fort Knox o ese lugar en donde guardan el oro de USA.

    La custión es que este paleto tiene una fijación : que todo lo hace y dice y legisla en función de alguna ESCENA TEATRAL que él mismo diseña.

    Da lo mismo que mande soldados a Afganistan que decida que las niñas de 13 años tienen que abortar, lo hace en base a CÓMO MONTAR LA ESCENA de esas decisiones.

    ResponderEliminar
  3. Hola Tellagorri.
    Cierto es, hay mucho de marketing y de puesta en escena en nuestro "querido" Presidente.
    No olvidemos que además de una agencia publicitaria excepcional, dispone de 666(el nº de la bestia)asesores personales.

    Creo recordar que fue en México donde copiaron el spot publicitario electoral del PSOE. Y no me extraña, le va de miedo.

    Esperemos que aquí en Andalucía no cale el próximo anuncio y salgan de una vez del cortijo.
    Ya ves, creo que la maniobra en Andalucía de llevarse "ar Chave" "parriba", no le salió nada bien. Esto es un régimen, cuya cabeza era Chaves, si decapitas al líder, descabezas al régimen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lógicamente, si el Mesías es el hijo de Dios, cómo va a permitir que le hagan sombra los sacerdotes? Su palabra es la verdad revelada y hay que seguir sus dictados sin titubear.
    Pero toda la izquierda es pura imagen, en muchas ocasiones vacía de contenido, pero cuando lo tiene es aterradora, así que no sé cuál es la peor opción.

    ResponderEliminar
  5. Sin duda que García Abad lo ha bordado.

    La carátula de un pésimo actor queda al descubierto, puesto que un actor que se precie de serlo jamás sobreactúa en sus representaciones; y el Mesias socialista se pasa un huevo y tres pueblos cada vez que se presenta en la escena política.

    Sus gestos y sonrisas cargadas de cinismo ya no engañan ni al más lerdo de los espectadores y por si fuera poco, el resto de su compañía formada por títeres políticos con un elenco cargado de pésimas actrices que no tienen ni idea de qué va la función, ponen la guinda del más absoluto fracaso a una función tragicómica que lleva demasiados años en la cartelera teatral de España.

    La puntilla para este pésimo titiritero ha sido cuando le han llamado a escena para representar la Presidencia de la Unión Europea.
    La bronca, el pataleo y el cachondeo del público se ha oído desde el último confín de la Tierra.

    Un abrazo, Maese Tellagorri.

    ResponderEliminar
  6. ELENA

    Suerte que habeís tenido con el "arcenso pa arriba" del Chaves (con S de Sevilla), ya que desde que se fué parece que los señoritos sociatas de Andalucia están perdiendo puntos o votos a manta.

    Que siga así y que les quiten de una puñetera vez el poder a los cortijeros sociatas en Andalucia.

    ResponderEliminar
  7. ASPIRANTE

    Es cierto lo que dices : mejor que sólo se trate de imagen vacía de contenido que de gentío con mucha doctrina antisístema y de base-reacción contra la clásica sociedad occidental.
    Son RESENTIDOS sociales en su doctrina.

    Este y sus sicarios son antisístemas y tratan de borrar la existencia de una sociedad tradicional pero a base de decisiones que son más de IMAGEN que de efectividad.

    La izquierda, tal como dices,es más puesta en escena que otra cosa. Maesrtros en la manipulación de la PUESTA EN ESCENA.

    ResponderEliminar
  8. JOSÉ LUIS

    Sí, si engañan a esa parte de gentío que es exactamente igual que ellos : resentidos sociales y seguidores de modas, a los que les han dicho que no ser seguidores de progres es FRANQUISMO, y no saben del franquismo ni de otro sistema alguno ni palabra.

    Y como bien dices, dónde sus actuaciones teatreras no han engañado en lo más mínimo es en EUROPA.

    Por lo visto los europeos gustan mucho de ver muñecos-títeres como espectáculo (En Munich hay una escuela de ello) y saben muy la diferencia entre muñecos y malos actores.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. AVISO

    EL CANAL DE RADIO TV ANTIZP HA SIDO BORRADO DEL MAPA POR DECISIÓN UNILATERAL DE YOUTUBE.

    ¡VIVA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN!

    ResponderEliminar
  10. YOUTUBE, o sea GOOGLE, están a merced de los gobiernos de cada país, sean comunistas o sociatas o ultras.

    Ya lo siento. José Luís.

    Contra los elementos no hay nada que combatir.

    Pero tienes aún, por el momento, otros medios de denunciar las CANALLADAS de los canallas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Vestir a un idiota no es tarea fácil. Se requieren muchas tablas, técnica, amor al arte y sobre todo, mucha imaginación, para no pasarse en las sisas, no quedarse corto en los fruncidos y rematar con maestría los dobladillos. Ocurre que los modistos de Moncloa están sobrepasados. Zapatero, su modelo, presenta tantas y tan dispares variaciones que les rompe todos los patrones. No es de extrañar que en Europa se presente siempre con una manga más corta que la otra, cañones asimétricos y botones en la espalda. Y claro, así no se puede. La elegancia en un idiota es tarea imposible, ya digo...

    ResponderEliminar
  12. CHARNE

    Genial.
    Debe de ser una epopeya para los sastres del Caligula el colocarle cada fruncido en su sitio.

    Y no digo nada sobre la que se debe de liar el encargado de hacerle el nudo de la corbata cada mañana.

    ResponderEliminar
  13. Del tema que tratas, el ejemplo claro es EE.UU. Obama es presidente gracias al marketing y lo demás son milongas. Cuando uno ve a ZP en la televisión puede hacer una cosa, hable de lo que hable, da igual el tema que se trate; sus gestos son los mismos; manos abiertas a ambos lados y de ahí no lo apees que se nos muere el tío. Contenidos vacíos y palabras necias, es lo que sabe hacer para desgracia de nuestro país.

    Del segundo tema, la censura de Google, ya huele a podrido en España, y no precisamente porque este leyendo a Hamlet; son ya muchas las veces que lo están haciendo y no solo con José Luis. Pero algo se estará haciendo bien, cuando los poderosos utilizan el arma que retrata a todo dictador, la censura y la contra información.

    ResponderEliminar