13 diciembre 2009

¿Para cuándo un despertador de España?


Veo a los políticos que quieren que dejemos de ser españoles para hacernos socialistas, a los nacionalistas, que muestran su egoísmo y falta de respeto por los demás, haciendo alardes de CHULERÍA, a los del PP que no saben ni lo que son ni lo que somos los contribuyentes, y quieren vivir de la golfería de las subvenciones que reciben del Estado por ser Partido Político.

Los nacionalistas vascos  viven en un pasado inexistente y en un futuro más falso que un dinar afgano. Y jamás prometen nada para el presente, porque el presente, de pura realidad palpable que es, no lo pueden falsificar.

Sus gemelos catalanes están en las mismas y, para colmo, imitan a los camisas negras de Benito Musolini.

Los peperos un día parecen embajadores del Vaticano y al día siguiente hablan al estilo de Pepiño Blanco. Palabras, palabras y ni puñetera idea de cómo resolver nada. Y, de rebote, parecen todos del Opus aunque no vayan a misa.

Las campañas de Pepe Blanco han respondido siempre a la dramática definición que hizo Groucho Marx sobre la política: "el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados" para, a continuación, informar al gentío de que todo va muy bien aunque el gentío no tenga de comer.

¿Por qué hay tanto corrupto de alcalde o diputado, representando a ciudadanos honestos. Por qué no se despide sin piedad a quien, pillado mintiendo, se aferra al coche oficial y a los viajes de lujo a cuenta de nuestros impuestos?

Cada mes nos parecemos más, los españoles, a los argentinos de Perón o a los chilenos de Allende.

Este país necesita un ruído de sables de unos cuantos espadones dispuestos a meter en el cuerpo de los políticos el virus de la diarrea, para que luego el gentío nos echemos a la calle a parar a los milicos e instaurar una democracia de verdad.

No hay mejor tratamiento, para la parálisis mental en que vivimos, que una buena dósis de acojono colectivo.

Un tipo, que se cree Calígula y reparte dinero público a la clac, ha arruinado a uno de los países que empezaba a levantar cabeza tras 40 años de Dictadura. Y, lo peor de todo, ha adormecido el sentido de la realidad en las gentes.

Ahora se entiende mejor lo que pensaban y clamaban los Unamunos, Ortega y Gasset,Ferrater Mora, García Calvo, García Morente, Giner de los Ríos, Maeztu, Azorin, Baroja y todos lo intelectuales de una época que se sentían impotentes ante tanta desverguenza y aldeanismo. Todo aquello ha vuelto pero no hay nadie con capacidad intelectual (como entonces) de despertar a la población. Quizá, sí existan esas mentes pero están ocultas u ocultadas.

Tellagorri



16 comentarios:

  1. Ya no solo los Unamunos, Ortega y Gasset, Azorin o Baroja de la época; los Quevedo, Cervantes, López de Vega de antaño se revolverían en sus tumbas viendo como el antaño orgulloso pueblo español dueño del mundo entero, ahora no son más que un remanso de gilipollez y tontería. España o los españoles son una sociedad adormecida, después de treinta años de "bienestar", ahora ni por cinco millones de parados se hace una huelga.

    Se protesta contra los que crean empleo los empresarios, ¿y todo para que?, para conseguir el ideal de algunos la implantación plena de un Estado socialista, donde todos trabajásemos en las empresas públicas.

    ResponderEliminar
  2. Sí,claro. Imagínate a un Quevedo en la época de más esplendor de la España, siempre quejándose de lo inutil que era el Conde-Duque, si resucitara y viera que una simple lancha british ordenara a la Guardia Civil que se fuera de aguas españolas, y en la costa de Cádiz.

    Esto, como dices, tiene que reventar por algún lado o vamos a un nuevo Estado Soviético en pleno Mediterraneo, pero bajo las garras de tarados.
    Al menos, JOSEP, era un tipo inteligente. Me refiero al tío Stalin.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, has sido premiado con el premio "Diario de un adolescente liberal 2009". Pásate por el enlace a recogerlo

    ResponderEliminar
  4. Pues no es cosa de broma lo de la implantación de un nuevo estado soviético, incluso después de haber caído el Telón de Acero... Por lo pronto, ya nos están llevando a los años 30 del pasado siglo, cuando se señalaba desde una tribuna a un enemigo político y al día siguiente se le daba un escarmiento, sólo hay que ver lo que le ha pasado a Tertsch...
    Por no mencionar los ataques al cristianismo y a sus símbolos, de los que ya hace 70 años hablaba Unamuno... La destrucción de la familia, de los valores occidentales, etc...
    En fin, que no se yo si habrá sables capaces de hacer ruido en esta España que nos ha tocado vivir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Espero que reviente pronto. Nada puede ser más malo que lo que estamos padeciendo.
    Me ha gustado tu solución, Tellagorri. Que los militares sacudan los sables y luego ya los calmaremos nosotros.
    Realmente, es la única solución que veo y aunque ahora mismo no haya nadie que valga un pimiento para gobernar, seguro que después de oír los sables aprenden a hacerlo debidamente en un pis pas. No hay nada como ponerse serios.

    ResponderEliminar
  6. DANIEL 45

    Muchas gracias por tu premio, pero no puedo aceptarlo aunque me honra mucho.
    Hace tiempo que no acepto premios de ninguna clase. Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  7. ALAWEN
    No, no es ninguna broma pero, como tu misma dices, vamos camino de ello.

    El tipo éste se ha propuesto eliminar todos los valores y tradiciones existentes desde hace siglos y el gentío lo admite porque no ve que se haga con tiros en la nuca ni paseos al amanecer.

    Está o ha destruído el sentido de Familia, de Religión, el concepto de Nación, la idea de pertenecer al Mundo Occidental, etc., y convirtiendo a España, a propósito, en la Cuba europea.

    ResponderEliminar
  8. DOÑA LEONA

    Me satisface que alguien, en este caso tú, apruebe que sería bueno un fuerte ruído de militares encabronados para poner las cosas como cuando España era antes de su acceso al Poder.

    Ya sucedió una vez y salió muy bien.

    Cuando el General Pavia ordenó militarmente la disolución de Las Cortes, asumió el Poder, y al mes siguiente encargó a un político honesto convocar elecciones y formar un gobierno.
    Aquellos políticos de entonces aprendieron enseguida a hacerlo bien.

    ResponderEliminar
  9. La sociedad está en un estado narcoleptico,resignada, como si aceptara que hay un designio superior que marca el destino, y éste no es otro que el hundimiento de un país y una nación por un Presidente enloquecido y una oposición contemplativa que espera herederar los despojos.
    A esa resignación y estabulamiento contribuye el adocenamienot,-salvo honrosa excepciones-de una clase periodística e intelectual absolutamente mediocre, si no prostituida.
    Hace falta una sacudida telúrica para que despierte este país,Javier.

    ResponderEliminar
  10. En seia años ha quitado del medio todos los valores de un plumazo y lo que es peor a narcotizado las mentes de los ciudadanos.

    También soy de los que piensan que hace falta un poco de ruido de sables para que les entre el acojono, después como dice Leona ya les calmaremos nosotros.

    Buen post Tellagorri

    ResponderEliminar
  11. Tella, el problema son los españoles, si tuviésemos intelectuales de esa talla estarían autoexiliados, avergonzados y vetados, censurados, perseguidos... por los mediocres que nos gobiernan y crean opinión.

    Vengo de unos comprar unos libros y hay uno que siempre que lo veo en las estanterías me llama la atención, no entiendo cómo han tenido la devergüenza de editarlo y ponerle ese titulo, sale Gabilondo con el título VERDADES COMO PUÑOS.

    Creo que esto resume la podredumbre moral e intelectual del patio.

    ResponderEliminar
  12. NATALIA

    Describes muy bien el estado de la Sociedad actual y de la Oposición.

    Esa sacudida telúrica que citas, siendo yo lo más antigolpista que haya, puede consistir en una amenaza militar a los gobernantes, pero en plan muy serio.

    ResponderEliminar
  13. ESVERITATE

    Me alegro de que estés de acuerdo en que se produzca algún tipo de RUIDO DE SABLES para acojonar a estos mierdas.

    ResponderEliminar
  14. ISRA
    Sí, tambien es verdad lo que dices. No puede haber gente de talla con la gentuza que ha educado a las última generaciones.

    Ni me molesto en opinar sobre que un libro se titule VERDADES COMO PUÑOS estando escrito por un sociata.

    ResponderEliminar
  15. Los partidos políticos españoles saben muy bien cuanta indencencia hay en nuestro país, y aunque la "peste" nos inunden ellos quedarán impunes porque saben que sus partidos y compañeros los defenderán. También saben que gobiernan a unos cobardes y esclavos, unos incapaces que no se rebelan.

    Deseo que haya RUIDO DE SABLES que pongan en su sitio a estos señoritos/as de la política, unos caciques que no merecen ni que los miremos a la cara, sólo nuestro desprecio. Saludos

    ResponderEliminar
  16. PASION

    Gracias por el comentario. ya somos varios los que deseamos que haya un RUIDO DE SABLES a fin de terminar con esta Dictadura de lo indecente y de lo cutre, restrictora de LIBERTADES.

    ResponderEliminar