Mirando a tierra firme......

08 junio 2010

JERUSALEM : Datos y Creencias

Ortega y Gasset explica las diferencias entre ideas y creencias.
Las ideas aparecen como resultado de la ocupación intelectual, de la recopilación de datos, del contraste de éstos, de la reflexión… Las ideas se tienen y se sostienen o se cambian, ante una nueva evidencia o razonamiento.

En cambio, en las creencias se está. "Nos tienen a nosotros y constituyen la base de nuestra vida, el terreno sobre el que acontece. Toda nuestra conducta, incluso la intelectual, depende de cuál sea el sistema de nuestras creencias auténticas, no solemos tener conciencia expresa de ellas, no las pensamos, sino que actúan latentes, como implicaciones de cuanto expresamente hacemos y pensamos".

Lo que solemos llamar realidad o mundo exterior no es ya la realidad primaria y desnuda de toda interpretación humana, sino que es lo que creemos, con firme y consolidada creencia, ser la realidad".

Esta diferencia, IDEAS y CREENCIAS, marca los tipos de gentes con las que debatimos. Si son creyentes de algunos conceptos antes de lo que supone contrastarlos con la realidad, no hay nada que debatir con ellos.

Con respecto a ISRAEL, este post está dirigido a quienes se nutren de ideas para conocer la realidad. A los otros, les dejo que sigan "creyendo" lo que les dé la gana.

Jerusalén es la capital de Israel, esto no tiene vuelta de hoja. Que existan en la misma ciudad "lugares santos" hebreos, cristianos y musulmanes, y que razonablemente los creyentes de las diferentes religiones puedan acceder a sus lugares de culto, nada tiene que ver con la naturaleza de capital de Israel de Jerusalén.

Los palestinos, como los kurdos, no habiendo jamás tenido un Estado (el que está a la vista será el primero), no han tenido capital; en cambio, y mil años antes de Jesucristo, David fundó Jerusalén como capital del reino de Israel.

Luego, bien sabido es que el destino de esa ciudad fue caótico, sometida a guerras y ocupaciones e integrada en grandes imperios, como el romano o el otomano, terminando, para ir deprisa, con el británico (1922-1947).



Pero cuando Israel ha existido, como reino o estado-nación, ha tenido por capital Jerusalén (Tel Aviv fue un interludio "jurídico", como Bonn). La propaganda progre-palestina sobre Jerusalén –o Jerusalén Este–, supuesta capital de un Estado palestino en gestación, no se basa en ninguna realidad histórica; de hecho, se refiere a la ocupación militar de Jerusalén por la Legión Árabe en 1948.

Recordemos que en mayo 1948 Ben Gurion proclama el renacimiento del Estado de Israel, que acata las decisiones de la ONU en cuanto a fronteras y relaciones con el vecino Estado arabopalestino.

Quienes no lo aceptan son los estados árabes, que intentan impedir la creación de los ambos estados desencadenando la primera guerra arabo-israelí. Tropas de Egipto, Siria, Líbano y Jordania (que considera Palestina como provincia suya, no sin razones) invaden a sangre y fuego las tierras de Israel, ocupan Jerusalén, destrozando su barrio judío y masacrando su población civil, etcétera.

La responsabilidad del Reino Unido en esta primera guerra es evidente, porque tenía entonces fuertes lazos coloniales con esos países árabes agresores, y además su force de frappe militar, la Legión Árabe, estaba al mando de un general británico, John Bagor Glubb, apodado Glubb Pachá.

Pero el Gobierno británico se convence –o más bien le convencen– de que hay que respetar las decisiones de la ONU y ordena a su general Glubb y a los demás mandos británicos de la Legión Árabe detener su ofensiva, la única victoriosa, porque los pioneros sionistas habían detenido la invasión árabe en los demás "frentes".

E Israel comienza su trágica y heroica andadura, hasta hoy. Y los palestinos reivindican un trozo de Jerusalén, conquistado por los arabo-británicos de la Legión Árabe, como capital.

Israel siempre está en crisis más o menos grave; desde que conoció su parto sangriento, en 1948, tras la decisión de la ONU de crear dos estados, uno judío, el otro árabe, y todos los países árabes de la región lanzaron sus tropas para impedirlo, oponiéndose por las armas a la creación tanto del Estado hebreo como del arabopalestino.

Desde entonces hasta hoy, las guerras, las agresiones, el terrorismo contra Israel jamás han cesado, y el peligro se reanuda hoy con las tétricas amenazas de Irán, que posee armas de destrucción masiva nucleares y proclama su voluntad de "borrar Israel del mapa"

Tellagorri




14 comentarios:

  1. Como siempre magníficamente documentado.

    En el fondo, los propios moros, pasan de Palestina, necesitan mantener el "statu quo" para poder seguir agrediendo a Israel, ni quieren ni les interesa solucionar el problema.

    Pero se equivocan, y probablemente algún día en Europa tengamos que agradecerles a los judíos su beligerancia con estos psicópatas de la morería.

    ResponderEliminar
  2. Sí, yo también creo que a los moros no les interesa lo más mínimo Palestina, que es sólo un motivo para su propaganda (en la que cree a ciegas el vivillo de MORATINOS por aquello de que ser amigo de moros luce más en la progresía-retrógada), y que si se hunde ISRAEL en manos de los persas musulmanes los europeos podemos empezar a comprar leña para calentar los inviernos, y volver a usar los trenes de carbón.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante este resumen de la historia reciente de Israel. Cuando en el colegio estudiábamos las capitales del mundo, recuerdo que uno de los errores más comunes cuando llegábamos a Asia Menor era el de la capitalidad de Israel.

    Ambas partes están condenadas a entenderse. Y, no se si será propaganda, hay cierta voluntad en algunos sectores de entendimiento mutuo, si bien también es cierto que ambos quieren defender una tierra que consideran suya.

    Lo que nunca entenderé son esos "progres" que califican a Israel como "teocracia" (cuando lo más parecido a teocracias actuales son las repúblicas islámicas) y que a todas horas acusan de los males del mundo a los judíos como los antiguos nazis y fascistas que tanto parecen odiar.

    Un saludo. Le he dejado un premio en mi blog como reconocimiento a la calidad de su prosa y sus contenidos. Recójalo cuando quiera.

    ResponderEliminar
  4. Los nazis, fascistas y COMUNISTAS también Pfunes. No es por tí que hago este inciso sino por los que ven en la izquierda una superioridad moral con respecto al resto de SOCIALISMOS. Esto es también para que no lo olviden jeje.

    En fin, también hay una cuestión entre la progresía que comenta que el presidente de Israel no aboga por la solución de los 2 estados. Esto es falso. De hecho el mismo ha declarado estar a favor de ello.

    Pero como bien expones en el texto son los propios árabes los que no quieren ni oir hablar del tema (¿salvo Egipto recientemente?). Incluido Hamas. Quiere la desaparición de Israel y punto.

    ResponderEliminar
  5. Mientras musulmanes y/o judios crean en Dios seguirán matándose. Lo de menos es quién tiene razón, ni quién colecciona más agravios, el nudo gordiano es Dios y sólo se deshará cortándole la cabeza.

    ResponderEliminar
  6. Joder Tella, he pasado a comentar el post y estoy teniendo una mezcla entre un "flashforward" y un "deja vu".

    Juraría que ni he leído y menos aún comentado el post y sin embargo ahí estoy, y diciendo cosas coherentes.

    Me voy a tomar algo porque creo que he perdido la cabeza.

    ResponderEliminar
  7. DAMS

    Esta vez no estoy de acuerdo contigo porque aquí la religión poco tiene que ver en el caso de los judios.
    Los habitantes de Israel son mayoritariamente laicos y agnósticos y no actúan en funcíón de ideas religiosas sino de SUPERVIVENCIA.

    ResponderEliminar
  8. ISRA
    Es lo que tiene ser complutense : que quizá estás durmiendo o comiendote una paella y tu otro yo viene aquí y escribe comentarios.
    Creo que a eso le llamaban los curas UBICUIDAD y era exclusivo atributo de la divinidad.

    (Nota privada = este post se publicó hace un año y ahora lo he repuesto con tu comentario incluído, dada la actualidad del tema, y porque hay mucho nazio-falangista que gusta de atacar a los judios por la mínima causa y sin causa).

    ResponderEliminar
  9. "Hoy en día la sociedad judía de Israel está formada por judíos observantes y no observantes, en un espectro que va desde los ultraortodoxos hasta los completamente laicos. Sin embargo, las diferencias entre ellos no están claramente definidas. Desde el punto de vista de la adherencia a las leyes y prácticas religiosas judías, el 20 por ciento de la población cumple todos los preceptos religiosos, el 60 por ciento cumple algunos, de acuerdo a su inclinación personal y a sus tradiciones comunitarias, y un 20 por ciento es básicamente no observante. Pero dado que Israel fue concebido como un estado judío, el shabat (sábado) y todas las festividades judías han sido instituidas como fiestas nacionales y son celebradas por toda la población judía y observadas por todos, en mayor o menor medida."


    "Dado que no hay una clara separación entre religión y estado, la medida en que Israel debe manifestar su identidad religiosa ha sido un tema de constante polémica interna. El sector ortodoxo aspíra a ampliar la legislación religiosa a otros campos más allá del derecho personal, que está sometido a su exclusiva jurisdicción, mientras que el sector no observante ve en ello una coerción religiosa y una violación de la naturaleza democrática del estado. Un tema de discusión constante es el de según qué criterio se define a una persona como judía.

    Los círculos ortodoxos desean definir como judíos, conforme a la ley judía tradiciónal, sólo a los nacidos de madre judía o a los convertidos según el rito ortodoxo estricto; los judíos no observantes, en cambio,, suelen apoyar una definición basada en el criterio civil de identificación con el judaísmo.

    Esta controversia ha llevado a buscar medios legales para definir la demarcación entre religión y estado. Mientras no se halle una solución global, se sigue aplicando el acuerdo no escrito, alcanzado en vísperas de la independencia del país, de mantener el "statu quo", es decir no realizar ningún cambio significativo en la vigencia de las leyes relacionadas con la religión. "

    http://www.mfa.gov.il/MFAES/Facts%20About%20Israel/SOCIEDAD-%20Sociedad%20juda


    Persona judía:

    -Todo aquel que ha nacido de vientre judío.


    -Todo aquel que habiendo nacido de madre gentil (no judía), culmina exitosamente el proceso de conversión formal y legal al judaísmo.

    (Observación: la persona que siendo judía se dedica a adorar ídolos, mantiene su filiación como judía, pero ha perdido sus derechos para ser considerado como tal, hasta que no se arrepienta de su rebeldía completamente. Ejemplo de personas en esta situación: los que habiendo nacido como judíos, adoran al falso dios Jesús. Éstos NO tienen derecho a ser llamados "judíos").

    Persona agnóstica:

    -Todo aquel que profesa el agnosticismo.

    Agnosticismo:

    -Actitud filosófica que declara inaccesible al entendimiento humano todo conocimiento de lo divino y de lo que trasciende la experiencia (de acuerdo a la Real Academia Española).

    Resumen:

    ¿El judío es una especie de agnosticismo?
    -NO.


    ¿Hay judíos que son agnósticos?
    -SÍ.


    http://serjudio.com/rap2801a2850/rap2843.htm

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja, me lo imaginé viendo que andaba por aquí el vago de Pon, pero me ha despistado la fecha.

    Pensé que, como a todos los genios, el resto de la gente quería volverme loco.

    A parte de bromas sabemos que hay temas recurrentes que se repiten cíclicamente, no porque la situación cambie sino por que lo necesitan los de siempre para desviar el tema y sacar a pasear su antisemitismo, que se note que somos de izquierdas se dirán, por disimular tanto sueldazo, tanto chófer y tanta desvergüenza.

    ResponderEliminar
  11. Magistral lección de historia, a la par que muy oportuna.
    Me he tomado la libertad de reproducirla íntegramente en mi propio blog, citando como es natural su procedencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. DAMS

    Una buena lección de creencias y definiciones sobre judios. Mereces un reconocimiento por la molestia qie te has tomado en hacer ese comentario.
    Gracias por la aportación.

    ResponderEliminar
  13. ISRA

    Me encanta confundir a los genios y también por ahí me he divertido mucho.

    ResponderEliminar
  14. F.J. EUGENIO
    Está a tu disposición lo que gustes, como bien sabes.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar