MAYO

07 abril 2017

IVAN El Terrible

Hace nada menos que 500 años. Fue durante ese siglo (el XVI, para ser más exactos) en el que, al otro lado de Europa, Iván IV Vasílievich (el primer Zar ruso) se forjó el sobrenombre de "el Terrible". Y lo cierto es que se lo ganó a pulso, pues -en palabras de diferentes historiadores- acabó con miles de sus súbditos y sometió a todo tipo de crueles torturas a multitud de sus ministros por considerar que solo buscaban derrocarle.
Todo paranoias personales.. Brutalidades tales como freír a personas vivas o escaldarlas en agua hirviendo.
Hubo un líder político que sí glorificó la imagen de este asesino de masas como si de un héroe se tratase. Este no fue otro que Iósif Stalin, quien veneraba al mítico Zar y quien, entre 1944 y 1945, hizo rodar un largometraje enalteciendo su figura.

Ya como Gran Príncipe de Moscú, nuestro protagonista sufrió el segundo revés del destino cuando su progrenitora falleció en 1538. Las dudas sobre las causas de esta muerte llevaron a Iván a creer que su madre había sido envenenada por los boyardos (los señores feudales de la antigua Rusia).
Los boyardos siempre consideraron al pequeño como un estorbo que les impedía conseguir el poder, por lo que no dudaron en someterle a todo tipo de vejaciones.La mayoría de expertos coinciden en esta idea, aunque no se suelen poner de acuerdo en cuáles eran dichas atrocidades. Las teorías más extendidas a día de hoy afirman que le humillaban, le golpeaban sin motivo y le privaban de comida.

Cuando apenas sumaba 13 años (o 14, atendiendo a las fuentes), decidió que era hora de mostrar que era él quien mandaba en aquella primitiva Rusia. Hizo que una jauría de perros descuartizase y se merendase a sus enemigos.
Fue coronado por Macario, cabeza de la iglesia [ortodoxa], en 1547, en la catedral de la Dormición. Macario le coronó no solo como gran príncipe, como su padre, sino también como Zar, título que en última instancia deriva de César.
Reformó el ejército con la creación de los Streltsí, una unidad de élite con la que conquistó los enclaves tártaros de Kazán (1552) y Astracán (1556), expandiendo las fronteras rusas hasta Siberia.

Stalin estaba totalmente fascinado por la imagen de Iván el Terrible. Algo que quedó claro cuando ordenó al cineasta soviético Serguéi Eisenstein rodar una película que narrara cómo el primer Zar había luchado contra miles de conspiradores para forjar Rusia.



10 comentarios:

  1. Otro PARANOICO con mando que se nos une a la lista larguísima de ellos.
    El Tío Iosif también lo era en sumo grado pero al menos tenía el antecedente de haber sido ex-seminarista, condición que convierte a los humanos en atrofiados mentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TACITO.
      Cierto que a lo largo de la Historia y ahora llegan muchos paranoicos añ Poder.

      Eliminar
  2. Los eslavos ya de por sí son bastante crueles y aficionados a las carnicerías y éste Iván siguió las tendencias genéticas que le eran propias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MOLLARRI.
      Nunca se han distinguido los eslavos por ser muy "humanitarios" ni siquiera en las novelas de Tolstoi.

      Eliminar
  3. Los boyardos, al igual que los feudales con castillo de Europa, probablemente serían unos mulos de coz larga. Y el pobre Ivan tuvo que meterlos en vereda. Tal cual hicieron los reyes católicos con los Medinaceli o los Medinasidonia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PIERRE.
      En la Edad Media los SEÑORES FEUDALES eran muy dificiles de ser sometidos para sus reyes y efectivamente los Reyes Católicos tuvieron que usar las armas para meter en vereda a los señoritos andaluces de la época.

      Eliminar
  4. Qué peligro cuando uno de estos tipos llega al poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Lo "pior" que le puede suceder a una sociedad. Y ahí tienes los modelos de Adolf y Tío Iosif.

      Eliminar
  5. Algunos dicen que no sería tan terrible y que hay mucha leyenda negra en torno a este Zar, convenientemente distribuida especialmente desde Polonia y Suecia. Pero seguro que no era una hermanita de la caridad, y menos para enfrentarse a las oligarquías tradicionales y centralizar el estado ruso. Me parece que la comparación con el tío Iosif se queda corta, ya que este era bastante más bestia y tenía una capacidad destructiva mucho mayor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Seha hablado mucho de los problemas que los BOYARDOS siempre creaban a los zares. Desde los de tiempos de Iván pasando por Catalina la Grande y hasta de Pedro el Grande.
      Por tanto no me extraña nada que este zar y Stalin fueran copia el uno del otro.

      Eliminar