VERANO

21 diciembre 2016

La soledad navideña


Paso la Navidad sola en casa. Eso sí, pongo el Belén que me regaló mi marido y enciendo una vela porque soy católica. Son fechas muy complicadas porque te asaltan a la memoria muchos recuerdos de épocas pasadas y de personas que ya no están. Todas mis amigas han fallecido, dice una señora de noventa años.
Aún así, es una persona vital y con su simpatía es capaz de conquistar el afecto de los más jóvenes cuando sale a la calle o de los voluntarios que van un par de veces por semana a su casa.

Estar sola al final de la vida es muy triste, pero como no me queda otra intento llevarlo lo mejor que puedo y no me quiero quejar porque en la vida hay muchas calamidades.

La soledad es una de las peores situaciones que puede padecer una persona mayor, sobre todo cuando es impuesta. Lo saben muy bien las 1.859.800 ciudadanos (503.500 hombres y 1.356.300 mujeres) que están en esta situación en nuestro país.
Cada vez las familias son más desestructuradas, hay más divorcios y hace que muchas personas se queden solas en su última etapa de la vida.
Los expertos en la materia aseguran que parece que la sociedad se va dando cuenta poco a poco de esta situación, aunque queda muchísimo por hacer.
Hace falta un mayor apoyo social y también por parte del Gobierno a las personas mayores y dependientes porque cada vez vivimos más y, antes o después, a todos nos va a tocar demandar cuidados porque no podremos valernos por nosotros mismos..

No hay que pasar por alto que la soledad, y más aún en estas fechas navideñas, provoca un estado de ánimo muy bajo, ansiedad, mayor tristeza, desgana, pérdida de apetito, incapacidad de disfrutar de cualquier elemento que recuerde a la Navidad, nostalgia, desinterés por el autocuidado, por la higiene personal, por ingerir la medicación recetada, por salir de casa y moverse.


6 comentarios:

  1. Sí que es triste la cosa si. El hecho de saber que las familias se reunen en estas fechas, sin duda agravará la ya de por si penosa situacion de abandono o soledad de no poca gente.

    Y ojo, que irá a peor, porque antes las familias estaban mas unidas, habia mas tendencia a juntarse. En cambio ahora, las familias han perdido mucho ese tipo de relacion tan fantastica, por no hablar de la tendencia a familias de una sola persona.

    Tambien es verdad que en los ultimos años hay oportunidades de celebrar fechas en lugares comunes como hoteles y tal donde se montan sarados. Tal vez este tipo de ancianos pudieran encontrar una via de escape por ahi.

    En todo caso, feliz navidad a todos los presentes, y buena suerte en el sorteo de hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Sucede todo eso que explicas pero se agudiza la soledad con estas fechas en que la apriencia general es de que "to er mundo es feliz".

      FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS y que no te toque el GORDO porque te va a crear un sinfín de problemas y de disgustos con familiares y amigos, si te tocara.

      Eliminar
  2. Yo me llevo muy bien con la soledad. Creo que sé llevarla, pero comparto la idea que comenta, don Javier: cuando viene impuesta debido a la situación personal, llámese vejez, abandono, repulsa, corroe el alma. Llevo años intercediendo para que la familia se traiga a la abuela a casa, pero he de reconocer que no es tarea fácil, y no porque la familia no esté por la labor, sino porque la abuela, persona de carácter, no quiere dejar su casa.
    Un saludo a todos, y que tengan unas felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      También soy aficionado a la soledad por razón caracter y aburrimeinto del entorno en muchos casos, pero no es lo mismo, tal como dices, la SOLEDAD IMPUESTA.
      Y lo de tu abuela no es impuesta sino voluntaria y la comprendo perfectamente.

      FELICES DÍA NAVIDEÑOS CON TU FAMILIA Y GRACIAS POR TUS COMENTARIOS A LO LARGO DEL AÑO.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Ciertamente es, como comentas, una realidad muy triste. Y de dificil solución.

      Eliminar