Paisaje relajante

07 noviembre 2016

Donald e Hilaria


¿Pero, cómo un impresentable como Donald Trump puede llegar a presidente de los Estados Unidos?
¿Están locos los yanquis?
Un machista, racista y especulador inmobiliario. ¡Qué vergüenza!
Como si Jesús Gil no hubiera sido nunca alcalde de Marbella. Y el grosero y soez Berlusconi, primer ministro de Italia. Como si una racista como Marine Le Pen no encabezara todas las encuestas presidenciales en Francia.

Un aislacionista, como si nuestros amigos ingleses no hubieran votado a favor del Brexit.

Pero a mucha gente de EEUU no le da asco. Y va a votar por él. Por una razón sencilla. Su mensaje, por primario y poco elaborado que sea, responde a las inquietudes de mucha gente, sobre todo, de los que más han sufrido por la crisis.
Los ingresos medios de los hogares aún no han recuperado el nivel precrisis, están un 2,4% por debajo de los de 1999. "Los hombres, el grupo clave que apoya a Trump, ganan de media menos que en los 70".
Los ingresos de los habitantes del medio rural bajaron un 2% en 2015 frente al aumento del 7% de los de las grandes ciudades. Las rentas de los hogares en 2015 sólo superaron a las de 2007 en 11 estados y Washington.Estos son los datos. Y el chivo expiatorio está claro.

Los reporteros que han estado sobre el terreno recogen testimonios coincidentes: "Estoy contra la inmigración porque hace que bajen los salarios"

Pero es que, además, Trump ha tenido la suerte de tener enfrente a una candidata tan mala como Hillary Clinton. Como se vio en las primarias demócratas, la ex secretaria de Estado no sintoniza con las bases ni con los más jóvenes, que apoyaron con entusiasmo a un vejete marginal como Sanders.

Hillary parece no tener otro relato que su condición de mujer y el miedo a Trump.
Las elecciones se ganan sobre un proyecto, raramente sobre el balance de la gestión anterior. La candidata Clinton fue una correcta secretaria de Estado,pero carece de empatía y lleva pegado como un chicle el estigma de ser la candidata del stablishment.
Su marido y ella no sólo son miembros del club de los poderosos por su cargos políticos. También por su fortuna. Según un detallado trabajo de The Economist, Bill and Hillary Inc. ingresaron 154 millones de dólares por 728 charlas desde 2001 cuando dejaron la Casa Blanca. Otros datos jugosos: 49 millones, casi un tercio de sus ingresos, los logró Bill mientras Hillary era secretaria de Estado. Y casi la mitad de ese dinero fue por actos en el extranjero, incluyendo destinos tan sensibles para la política exterior americana como Moscú, Pekín o la capital de Arabia Saudí.

Al contrario que en 2008, la última elección con dos aspirantes nuevos (Obama versus McCain) esta campaña ha sido la pelea de dos impopulares sin ninguna idea fuerza.

Iñaki Gil


12 comentarios:

  1. Va a ganar el Donald pero el sistema tiene muchísimos resortes constitucionales para defenderse de los demagogos, por lo que tampoco va a ser tan terrible aunque sí va afectar bastante a los dineros especuladores del Mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según dicen los Medios el VOTANTE de TRUMP es blanco, varón, nostálgico, pesimista, probablemente gordo y con el mando a distancia en la barriga, de ingresos medios más altos, del Medio Oeste o del Sur, de entorno rural, con estudios medios, convicciones religiosas, y más probablemente entre los protestantes.

      Trump se impone en el rural con un 55% del total.
      A Trump le votan más los padres y madres, más las mujeres casadas, mientras que las solteras se inclinan por Hillary.

      Eliminar
  2. Mucho se está criticando a los dos candidatos, pero olvidando el nefasto y actual presidente, Bobama, aka, El zapatero yankee.

    Trump tiene a todos los grandes medios, corporaciones, etc, en contra. Y ya solo por eso, me merece un respeto, a fin de cuentas, quien suscita tales odios en el establishment, en el progrerio, en esas corporaciones, no tanto capitalistas como oligarquicas, creo es alguien debe tener, al menos algo, interesante.

    Se le acusa de todo, mientras a la otra, la Clinton, se le perdona todo, incluidas declaraciones racistas, incluida una investigacion del FBI, que a todas luces ha sido cercenada.

    En fin, ninguno es una maravilla, pero que quieren, el Trump me despierta mas simpatias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Bueno, ya eres el primero que se decanta a favor a uno. A mí la Hilaria no me gusta nada porque es puro humo que sale de los puros que se fuman los progres millonarios de New York. Los que deciden quién gobierna y cómo.

      Y el Trump viene a ser el Martinez Soria de la política yankee pero tiene un enorme peligro en temas exteriores : puede liarla con los chinos, y eso no es una broma, y con los musulmanes. Lo que supondría un montón de conflictos internacionales.

      Lo cierto es que en Europa no estamos para presumir ante los gringos con los dirigentes que tenemos.Los británicos no saben por dónde tirar, si a arruinarse de una vez por todas con su Brexit, o si volver a conquistar de nuevo la India para ser un imperio.

      Ya sucedió cuando Reagan que toda la prensa europea lo tildaba de payaso y resultó que les dió cien vueltas y media a todos los dirigentes de Europa con sus políticas económicas y de orden.
      Creo que el gringo de Arkansas, Utah, Nevada o Texas prefiere volver a los tiempos en que Frank Sinatra era La Voz, y los americanos se sentían muy orgullosos de serlo. Y ven en Trump el modo de llegar a esa escala de tiempos pasados.

      Eliminar
  3. A Hillary se lo han puesto en bandeja, otra cosa es que gane, pero desde luego, con cualquier otro candidato republicano, no habría tenido chance alguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Eso está bastante claro : que la Hilaria no es apta para presidir ningún país y menos el yankee. Y sospecho que su gobierno sería elegido por los capitostes de las finanzas oligárquicas. Un Mc Cain como candidato republicano la hubiera dejado K.O.

      Eliminar
  4. Yo lo que no entiendo es como los republicanos no han recuperado a McCain o a cualquier gobernador de los que tienen con un mínimo de credibilidad y un buen historial de gestión. Después de 8 años de Obama lo tenían fácil.... Algo pasa en USA, o algo no nos cuentan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Estás en lo cierto al decir que es raro que no hayan puesto a un político presentable como MacCain. Pero creo que al Partido Republicano le ha sucedido que el TRUMP se las ha subido a las barbas y se autoimpuesto como candidato, a pesar de que muchos dirigentes no lo querian.

      Sospecho que ahí siempre manda el corporativismo de los millonarios para imponer un candidato, tal como sucedión con Kennedy que fue nominado porque lo impuso el millonario de su PADRE.

      Eliminar
  5. Según la prensa USA más liberal "Trump es un tipo que espanta a muchos de los seguidores tradicionales del Partido Republicano. Sólo hay que ver que los dos ex presidentes republicanos que hay vivos, George Bush padre e hijo, anunciaron hace ya meses que no votarán por Trump. Y el también republicano Colin Powell, el general que estuvo al frente del Estado mayor durante la Guerra del Golfo y que fue luego secretario de estado republicano, ha dicho que votará por Hillary. El senador John McCain y la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice también han declarado su rechazo a Trump.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON NUBE ROJA.
      Vienen a estar empatados en antipatía porque en general a Hillary la ven como una persona profundamente arrogante y, quizás por su carrera como abogada, tiende a ponerse a la defensiva cuando habla y a ser agresiva. Y, por si fuera poco, están los numerosos escándalos que han rodeado a la Fundación Clinton y que han lanzado sobre ella sospechas de corrupción.

      Eliminar
  6. Hillaria es una copia de Obama, demócrata de Saturday Night, títere de las élites del puro, y Trump es un loco que se ha reinventado varias veces, chabacano, basto, maleducado y ridículo... pero su lenguaje es sincero y conecta con la gente. Muchos piensan como él (incluso Hillaria habló de muros) aunque pocos lo dicen por miedo a la corrección política que se ha implantado en el globo durante los últimos años. En España tenemos muchos así. También hablan de azotes, su moral es falsaria y tienden a entablar amistad con lo ajeno, pero son presentados, por los medios de desinformación de este país, como el recambio que se necesita para resolver todos nuestros problemas pasados, presentes y futuros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      No me gusta nada la Hilaria y estoy de acuerdo con lo que dices de Trump.
      Hay aquí mucho farsante que se las da de demócrata pero cuya intenciones si tuvieran poder dejarían a Trump convertido en un aficionado en comparación.

      Lo único que me da miedo del Donald es que ha dicho que va a meter mano a los chinos, comercial y militarmente, y eso es muy peligroso para el Mundo.

      Eliminar