Juana Felisa Isabel culturizándose

30 mayo 2016

Solución anti-resaca



Cuando llega el fin de semana, la resaca se convierte en el peor enemigo de muchas personas a las que les gusta pasar su tiempo libre disfrutando de unas copas con sus amigos.

Existen infinidad de mitos y leyendas sobre remedios para el día después de un exceso: algunos beben litros de agua, otros recurren a soluciones más discutibles como devorar plátanos o consumir mucho café.
Desde Corea del Sur llega al mercado la última alternativa: un sabroso helado "anti-resaca". Su nombre es "Gyeondyo-bar", cuya traducción sería algo así como "ánimo, aguanta ahí", un nombre que sin duda resulta de lo más apropiado para la finalidad que se plantea.

Según parece, la clave de su receta está en el zumo de pasas orientales, que supone alrededor de un 0,7% de su composición. Este jugo se utiliza en Asia como antídoto contra la resaca desde tiempos inmemoriales.
De hecho, un libro de medicina coreano del siglo XVII ya lo menciona como la mejor manera de combatir los desagradables efectos posteriores a una ingesta excesiva de alcohol.

Curar la resaca no es un asunto menor en Corea del Sur, el país de Asia con mayor promedio de consumo de alcohol por persona.
Según Reuters, la industria de remedios contra la resaca mueve nada menos que 126 millones de dólares cada año en esta nación, con una amplísima gama de productos que incluye desde píldoras milagrosas al maquillaje que muchas mujeres usan específicamente para disimular la huella que la vida nocturna deja en sus facciones.


8 comentarios:

  1. Pues bienvenido sea el helado antiresaca, sobre todo, en verano, ya que en invierno no apetece mucho.
    No obstante, en España tenemos otro, también antiguo y muy eficaz: comer cebollas crudas. Los eterósidos que contienen, parece ser que incluso reparan los hepatocitos castigados por el alcohol.

    Hace unos años, en el blog de Monsieur de Sansfoy, gran odiador de la cebolla, como comentario a una entrada sobre una monumental resaca suya, le comenté esto mismo y el mesié respondió algo así como: "¿cebollas crudas? bueno, pero con atún en escabeche"; con semejante excipiente, no me negará que la medicina, pinta muy bien.

    Honolables saludos a su encantadola plima coleana.

    Abrazo gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TANN
      Desconocía lo de la cebolla pero está muy bien el saberlo. Aunque yo no pruebo el alcohol desde hace 40 años, es conveniente saber de estas cosas para hacer revivir a algún amigo enresacado.

      Lo que ya no me convence es lo de acompañar la cebolla con atún en escabeche.

      Prima coleana pinta bastante bien y no creo que sufra de muchas resacas.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Otra solución habitual entre los muy bebedores de alto standing es tomarse una copa de champange acompañada de ostras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ZALDUMBIDE.
      Lo del champagne con ostras es viejo remedio pero debe cuidarse de no pasarse de UNA copa.

      Eliminar
  3. Si fuera tan efectivo los coreanos no andarían tan preocupados con la resaca, supongo que aliviará, pero como sucede aquí será un remedio que palíe un poco los efectos, pero nada más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO.
      La efectividad del remedio ese no alcanza a mi conocimiento.
      Te veo muy entendido en temas de resacas.

      Eliminar
  4. Me hubiera venido bien esta entrada el viernes. Tuve comida con la gente de la escuela de idiomas, y luego cena con los padres del colegio del crio. Total, pues eso. Y menos mal ayer no sali a celebrar lo del glorioso, habria sido la puntilla para el cuerpo-escombro.

    Yo suelo notar mejoría si antes de meterme al sobre, meto algo al estómago. Lo mismo es el efecto placebo, yo que se, pero me sienta bien cumplimentar ese protocolo

    Lo que no sabia es que los coreanos pimplaran tanto, ¡cáspita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Bueno, con resaca mucha o poca, te has pasado un fin de semana muy movido.
      Yo no ingiero alcohol desde hace 40 años pero sé que alivia mucho el tomarse un gran vaso de leche antes de acostarse.
      Otra salida es beberse un CHACOLÍ por la mañana. Pero sólo UNO.

      Eliminar