Paisaje relajante

24 abril 2016

Tras el INVICTO, lo acaecido

Lo que las bases no pueden entender es que sus líderes han sabido interpretar las señales: los presidentes y vicepresidentes del mundo libre (norteamericanos, alemanes, franceses...) respaldan con su presencia la monarquía restaurada en don Juan Carlos.
Estos mismos líderes que permiten a Carrillo vivir tan ricamente en París y viajar por toda Europa y a los jóvenes socialistas moverse libremente por el mundo libre los han llamado al orden: "Nada de jugar a los revolucionarios, ¿eh? España pertenece a Occidente. Olvidaos de eso de la vuelta de la tortilla. España debe progresar con Occidente. Debéis ser flexibles con lo meramente ideológico en beneficio de lo práctico. Ayudemos a que la transición de dictadura a democracia sea pacífica y sin sobresaltos y podréis seguir viviendo estupendamente como hasta ahora."

Los líderes de la izquierda que deseaban labrarse un porvenir en este bonito y sacrificado oficio de presidir un partido toman nota: los que reparten el bacalao en Occidente quieren una izquierda domada y civilizada. Más te vale aceptar porque no te van a permitir otra. Incluso, si te pones tonto, te pueden romper la columna vertebral por tres sitios. 
Si en tiempos de Franco te jaleaban y hasta te subvencionaban cuando predicabas la revolución contra la dictadura franquista, ahora no te van a consentir que alborotes contra la monarquía que están tutelando. No son sólo los intereses de España los que están en juego, sino el equilibrio político internacional. España está en la zona de influencia del bloque capitalista: una monarquía no está mal, puede ser un factor de estabilidad, como las otras monarquías domesticadas de Europa. 

Así lo han comprendido millones de españoles (bueno, quizá millones sea excesivo, digamos miles, los más politizados: los franquistas se convierten en liberales de toda la vida, sin dejar de señalar que el franquismo tuvo sus cosas buenas; los monárquicos juanistas se hacen juancarlistas y olvidan sus peregrinaciones a Estoril cada 24 de junio, onomástica de don Juan, a llevarle bandejas de plata al pretendiente (que él después revendía a un joyero lisboeta); los estalinistas se hacen eurocomunistas; los falangistas se refundan socialdemócratas; los leninistas se vierten en moldes socialistas, y los anarquistas se decantan unos por el socialismo y otros por el comunismo más moderado, dependiendo de dónde vean el puchero más alcanzable.

El terremoto ideológico afecta también a la Iglesia: curas de cilicio y ejercicios espirituales en criptas y covachas santas descubren que el cristianismo es amor y, ya libres de tonsuras y de maxifaldas, se encaman alegremente con sus devotas más sumisas, con premura de gañán extremeño, buscando recuperar el tiempo perdido, o directamente ahorcan los hábitos y forman una familia y opositan a profesor dé secundaria (preferentemente de latín o filosofía).

La misma evolución ideológica se observa en el profesorado: los que defendieron y divulgaron el orden franquista en las aulas, evolucionan a demócratas y liberales de toda la vida e incluso se hacen detener venialmente por la policía o multar por el gobernador civil en su anhelo por figurar y por proveerse de un currículum de beligerancia democrática que maquille sus años de complacencia, cuando no complicidad, con el franquismo.

Pasan los días (y los meses, y pasarán los años) y no se producirá la vuelta de la tortilla ni el ajuste de cuentas que unos esperaban y otros temían. Tampoco hay necesidad de referéndum para que el pueblo español decida si quiere monarquía o república. Se lo dan escogido personas más preparadas, que saben mejor lo que le conviene.

Se charla de política mientras se ojea el material humano en busca de algún chorbo o de alguna jay con el/la que encamarse para aprobar esa asignatura pendiente de todos los españoles: los años perdidos de la revolución sexual que nunca llegó por culpa de Franco y de los curas y monjas  del colegio.

9 comentarios:

  1. El chiste final es genial, más de una vez en una discusión se está tentado de dar esa respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO.
      Me alegro de que la viñeta final te haya gustado. Puedes usar esa respuesta según con quién.

      Eliminar
  2. "los franquistas se convierten en liberales de toda la vida,"

    ¿Como?... lo que se demuestra viendo ilustres apellidos, es que el Movimiento, se mudo en su mayoria al SOCIALISMO español. En la politica española no ha habido liberales, y muy pocos antifranquistas quitando unos comunistas, que durante casi todo el franquismo, no buscaban democracia sino otra cosa

    Lo del profesorado tambien tiene su guasa, y es que pocos colectivos hay tan adscritos al poder: local en el caso de Pais Vasco, o Cataluña, o adscrito militarmente (y tambien militantemente) al progresismo patrio. No por nada TODAS las leyes educativas en democracia son socialistas. Y así luce el pelo naturalmente.

    A mi la viñeta del final me gusta, porque es la demostracion de como POR FIN, empieza a picar el progresismo la Historia, que no las historietas, y que dice como la 2ª republica fue un horror, y no el mundo rosa que nos vendieron durante tanto tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Eres muy estricto. Lo de LIBERAL se lo pusieron los franquistas de siempre para disimular y sin saber mucho qué era eso.
      Los azules de camisa vieja se fueron con Felipe o con Tierno galván, sin más, directamente. Basta para comprobarlo el curriculum de los jefes sociatas desde Gonzales, Guerra, Rubalcaba a Chavez y demás "socialistas". Todos provienen de una juventud de Frente de Juvetudes y con padres totalmente del Movimiento.
      Los únicos antifranquistas, como dices, encarcelados por el Régimen fueron unos pocos comunistas que venian de Paris o montaban sindicatos rojos como Marcelino Camacho. El propio Carrillo estuvo circulando por toda España durante el gobierno de Arias Navarro, y la policia lo sabía pero tenía órdenes de dejarlo en paz.

      Y lo "aconcojante" es que el cerebro y ejecutor de desmontar el Sistema de arriba a abajo lo fue un falangista ultra que presidía el Consejo nacional del Movimiento : TORCUATO FERNANDEZ MIRANDA.

      Con lo que llegamos a la facil conclusión de que, aquí y en Francia y en Alemania, lo que prima siempre es el puchero sobre todo tipo de ideologías.

      Eliminar
  3. No hay más que repasar los apellidos, los árboles genealógicos o las biografías de muchos de ellos para comprobar lo que ya sabemos: Los mismos perros con distintos collares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Exactamente. Al Invisto le sucedieron los mismos que le habian manifestado ADHESION INQUEBRANTABLE, pero transmutados en sociatas o comunistas o de Alianza Popular de Fraga.

      Eliminar
  4. Como decía Bonaparte, para ganar la guerra se necesitan tres cosas DINERO, DINERO Y MÁS DINERO.... pues la política viene a ser como una guerra sin fusiles, lo que importa siempre es lo mismo EL DINERO.... y un poquito eso de la erótica del poder, que mandar mola bastante y que te hagan la pelota también. Pero al final todos están por lo mismo, por la pasta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Lo de la ERÓTICA DEL PODER les va a los que nunca lo han ostentado pero aquellos perros viejos de falangistas y opusdeistas llevaban con el Invicto 40 años disfrutandolo.
      Por tanto lo que les iba era, como dices, LA PASTA. Y seguir en el machito de los negocios de altura.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar