Paisaje relajante

16 diciembre 2015

El piñón fijo de Rajoy

"Aquí hay 186 patriotas y un Gobierno de gilipollas", dijo un diputado del PP un día en el Congreso.
Mariano Rajoy ha podido permanecer impasible mientras todo cambiaba a su alrededor gracias a los 186 diputados dispuestos a apretar el botón del sí.
El presidente del Gobierno decidió que era la economía, y sólo la economía, lo único importante. Por muchas cosas que pasaran en el país :
la corrupción, los recortes, el desafío catalán, las desigualdades sociales, la indignación, la estafa de las preferentes, los abusos del poder financiero, la quiebra de las cajas sin exigir responsabilidades a los gestores, el empobrecimiento de las clases medias, el paro desbocado, la desprotección de la juventud, el grito unánime de regeneración, una deuda pública increíble y potenciada por él mismo, etc. etc.
Mariano Rajoy negó la realidad, actuando como si no pasara nada.
Hasta abdicó el Rey cuando el Estado advirtió que la revolución estaba en marcha, pero el presidente del Gobierno constató que todos esos cambios no iban con él.
Desde el primer día había dicho que lo único importante era la economía y no iba a rectificar. La política, para los charlatanes.
Con este piñón fijo se presentó Rajoy en el cara a cara. Según él "No hubo rescate bancario, no hay recortes en la Ley de Dependencia, no hay desigualdad y de Cataluña no hablo porque es un lío.

¿Qué propone el candidato del PP para el futuro de España? Seguir gestionando la economía.

 (Lucia Mendez)


8 comentarios:

  1. Al respecto solo añadir una cosa: los 186 diputados esos, son co-culpables de todo lo que hace el gobierno, ¿o es que han votado en contra alguna vez?. No me vale que "extramuros" digan esto o aquello: o lo hacen delante de las camaras y en el hemiciclo o que no aburran.

    Exactamente igual que en la era Zapatero, con todos los aplaudidores, muchisimos de los cuales, por ahi siguen, esparciendo mierda, que es lo suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Sí, es cierto lo que indicas : los 186 señoritos esos son tan co-culpables como el propio Marianito. Pero son "profesionales" del vivir a costa del Erario y su trabajo es decir AMEN a todo lo que proponga el Gobierno. So pena de quedarse en el paro.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. DON TRECCE.
      Puro trancredismo o quizá el no querer saber nada de complicarse la vida haciendo lo que se esperaba de él.

      Eliminar
  3. Proximo capitulo, el Domingo. De la campaña ando ya aburrido, menos mal que ya queda poco, porque despues del lamentable espectáculo del Lunes y del puñetazo de ayer nos muestra en la clase de sociedad en que nos están convirtiendo. Violencia, intolerancia y una gran dosis de falta de respeto.

    Todo lamentable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAVICHU.
      Cierto lo que comentas pero a mí resulta repetitivo que los sociatas en todas las elecciones, previamente al día de los comicios, siempre organizan algún PITOSTE.
      Es lo suyo.
      Esta vez con los insultos en un debate, y las algaradas que aún nos faltan por ver en alguna sede pepera.
      Dado que eso es intrínseco en los de la rosa y el puño, me limito a ir a la base o fondo del tipo de gobernantes que tenemos a derecha e izquierda. Desmitificando tanto sectarismo.

      Eliminar
  4. Para ser político hay que tener mucha sangre fría para aguantar cualquier cosa, cambiar de camisa cuando convenga y estar dispuesto a lo que sea, con tal de conservar el cargo que se disfruta o conseguir un buen enchufe.
    ADD: aprovechando las Navidades, haga el favor de regalarle un cinturón de marca a Prima Ainhoa, que la pobre va a perder los vaqueros en cuanto haga la digestión....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Hombre, caballero, bien venido tras estos breves días de ausencia pero que se notan mucho.
      Para ser político, y abundando en lo que expresa vuestra merced, hay que tener muchas CARENCIAS : de escrúpulos, de vergüenza, de sentido de responsabilidad, de palabra dada, etc. etc.

      Tomo buena nota de su advertencia y me voy mañana mismo a un LOEWE a comprarle a prima Ainhoa un buen cinturón chuli.

      Eliminar