Paisaje relajante

07 septiembre 2015

Ciudad inexistente pero centro mundial

No creo que Washington DC sea una ciudad. Puede considerarse un centro de poder, una red de contactos o, incluso, un estado de ánimo, pero no una ciudad. Lo fue hasta hace poco.
Se trataba de una ciudad pobre, bastante violenta, de población casi exclusivamente negra (85%), a la que nunca iban los turistas.

Esa ciudad ha sido devorada por la otra Washington DC, el ente teórico de la gente de paso, una aglomeración sin carácter ni memoria en la que predominan blancos e hispanos procedentes de cualquier otro lugar, y destinados a largarse un día u otro.
Finalizada la Guerra de la Independencia contra los británicos, cada antigua colonia, reconstituida en Estado, disfrutaba de una soberanía casi completa. Los estados del sur, los más ricos, liquidaron con relativa rapidez sus deudas de guerra. Los del norte no lo conseguían y por su mala situación sólo conseguían crédito pagando intereses prohibitivos: la famosa prima de riesgo.
Un pequeño estado, Rhode Island, estaba en quiebra técnica, más o menos como hoy Grecia. La solución consistía en aglutinar las distintas deudas y traspasarlas al Gobierno federal, con lo que todos habrían de pagar los mismos intereses más o menos soportables.

Virginia mantenía una actitud alemana y exigía que cada uno pechara con lo suyo. Los jefes virginianos solo aceptaron compartir deudas cuando, durante una cena altamente alcohólica, Alexander Hamilton les ofreció a cambio tener la capital federal en casa, a orillas del río Potomac, para que pudieran vigilar de cerca la gestión del dinero.
Así nació Washington y así nacieron, de forma efectiva, los Estados Unidos.
Nadie, sin embargo, quería vivir en Washington. Especialmente en verano. Sobraban mosquitos y faltaban entretenimientos.
Washington sólo empezó a parecer una ciudad después de 1933. El presidente Franklin Roosevelt decidió combatir la Gran Depresión  y Washington se llenó de edificios, monumentos y señores con corbata. Aunque él pasara la mayor parte del tiempo en Nueva York y en Shangri-La (el nombre que tenía entonces la finca hoy llamada Camp David).

Inmediatamente se formaron las dos ciudades. Una, al oeste y al norte del Capitolio, destinada a políticos, burócratas, lobbistas, periodistas, estudiantes y demás gente de paso. Otra, al este del Capitolio, alojaba a la población negra que desempeñaba los trabajos físicos.
Eso explica que Washington fuera el primer lugar donde se abolió realmente la esclavitud. De ahí que muchos negros del sur se desplazaran a la capital.
Casi nadie vive en el pequeño núcleo urbano del Washington de la política.
El Washington real, la ciudad negra, funcionaba como un gueto. Los negros iban a trabajar a la zona política y luego habían de volver a casa. El Washington irreal, el pequeño distrito con una población que va y viene, es rico en museos y bosques. Su economía depende por completo de la administración federal, las universidades y los hospitales, lo que la hace casi inmune a las recesiones.

(Fuente: E. Gonzalez)


4 comentarios:

  1. En Vitoria tambien nos llenaron todo de edificios oficiales, pero con animo distinto, no el de controlar algo, sino el de ser controlados e ir euskaldunizando la ciudad via ejercito funcionarios llegados desde las otras 2 provincias,. Unimos a eso ayunta, diputacion, lo que queda del aparataje estatal, y claro, tenemos funcionarios como moscas en africa.

    Y que bien viven los tios..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Pero sois la capital, igual que Washington D.C., de la Gran Euskadi, lugar plagado de excuras, oportunistas, malandros y otras gentes de mal vivir. Lo único que creo que os faltan para completar la imagen es la presencia agobiante de MOSCAS.
      La idea de haceros CAPITAL proviene de Garaico cuando fue designado lehendakari y los peneuveros como Makua y Arzalluz querían establecerla en Bilbo.

      Eliminar
  2. Otra cosa que llama la atención en los States es que Washington (ESTADO DE LA uNIÓN), está situado al otro extremo del país, vecino del océano Pacífico, mientras que, Washongtibm , la capital, se ubica al lado del océano Atlántico. Me parece, al menos, algo curioso y bastante liante para los escolares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Pienso que es muy liante para todo el mundo ese embrollo de nombres estando por un lado el Estado de Washington con capital en Olympia, y por otro la capital federal de los Usa en la otra punta y perteneciente al Estado federal de Virginia.
      Y algo parecido sucede con el Estado de New York cuya capital es Albany, y la ciudad de New York.

      Eliminar