Juana Felisa Isabel culturizándose

04 agosto 2015

Bares de carretera

Una de las experiencias de viajar por España es parar en un bar en ruta y sufrir la baja calidad de la mayoría de los establecimientos de carretera. No representan bien nuestro país, son mala publicidad para la tercera ‘potencia’ turística del mundo.
¿Cómo es posible que los bares de carretera, con excepciones muy contadas, sean cutres y sus aparcamientos, simples explanadas, no sean más que basura, polvo y abandono?
En las carreteras y autovías de Extremadura (sobre todo en ésta), La Mancha, Andalucía y Levante esto llega a extremos. También sus edificios son bastante discutibles.
Entre Badajoz y Madrid, en 400 kilómetros, sólo hay uno digno de parar, en Trujillo, sentido Madrid. En la de Andalucía, la A 4, habrá como mucho cinco lugares, en ida y otros cinco a la vuelta, donde se pueda parar hasta Sevilla. De Madrid a Alicante, dos. De Madrid a Zaragoza, quizá ninguno.

El trato al cliente, en general, es regular pues por definición somos aves de paso. Desayunar significa comprar un bollo envuelto en celofán, pura grasa trans, y tomar un café requemado, amargo, torrefactado hasta la incineración.
Las barras, a menudo sin recoger, el suelo, lleno de restos, pues el poco personal está desbordado y la clientela, alentada por el desbarajuste, lo tira todo al suelo. Los servicios, siempre a medio limpiar o con urinarios estropeados. Eso, sí, siempre con varias televisiones atronando el lugar; eso no se les olvida.
Cuanto más dignos eran los "MESONES" que Don Quijote hallaba por La Mancha y que imaginaba que eran castillos.

14 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes. Los hay que son totalmente selváticos, sucios, sin casi nada de servicios, con los retretes inaccesibles y en donde pedir un café supone arriegarse a contraer la malaria o similar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FLORENCIO.
      Es mejor pararse en un arcén y descansar 15 minutos que entrar en uno de esos tugurios.

      Eliminar
  2. En las fotos que expones da la impresión, que si paras y entras, lo que encuentres en la barra de fritanga sea con "aceite de coche"...y tengas que entrar con "katiuskas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      No sé si el aceite es de coche pero juraría que lleva frito un par de años en la sartén.
      Lo de las katiuskas no es mala idea aunque estés a 40º porque la merde que hay por los suelos de esos tugurios pueden contagiarte hasta el ébola.

      Eliminar
  3. Como vea tu entrada el bueno de Tarantino o el malo de Robert Rodriguez, la próxima secuela de "Hostel" será rodada en una de estas tascas que nos traes a la palestra, don Javier. En esta última, sobretodo, uno tiene la impresión de encontrarse ante la mismísima guarida del la más ladina de las sectas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      De ese estilo y "piores" las hay a montones especialmente por las carreteras de Zamora y de Teruel.
      Más vale no tomar nada y descansar del volante dando un paseo por los alrededores.
      En una tasca como esa mataron a Billy El Niño en el Oeste. Así que ya pueden venir Tarantino y otros a filmar películas de lo que sea, siempre que haya cutrez.

      Eliminar
  4. Tampoco es para tanto... que tiquismiquis... se nota que solo viajan en vacaciones.

    Las tascas y bares de carretera sirven al país, logrando que tengamos a los comerciales y a los camioneros con estómagos más resistentes de Europa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Lo que te sucede es que te has ACOSTUMBRADO a esos tugurios y ya te parecen hasta normales.
      No dudo que comiendo lo que sirven ahí se tenga el estómago más resistente de Europa o que fallezcas por desconocida enfermedad a edad juvenil.
      Los mesones que describía Don Miguel respecto a las aventuras de Don Quijote y Sancho resultan ser hoteles de 4 estrellas en comparación.

      Eliminar
    2. Mira si lo tengo claro que prefiero comer hasta en los mcdonalds y a veces con fiambrera y de pic-nic. He llegado incluso a saltarme comidas.... Un truco con los bares de carretera que a veces funciona es ir al contrario de lo que marca la "sabiduría" popular, jamas siga el aforismo ese de "parar donde hay más camiones", normalmente suele ser el bar más barato, y barato suele estar reñido con calidad.

      Recomendaciones generales, que este limpio. Lo limpio por fuera suele estar limpio por dentro, y eso significa que se preocupan del cliente, que no sea demasiado barato, lo barato sale caro (almax u otros medicamentos), por menos de 9 euros no comerás razonablemente en ningún sitio, y si no importa perder unos minutos comer en un polígono industrial (o en el pueblo).

      Eliminar
    3. DON CSC.
      Está muy claro y comparto tus aficiones y usos. También yo prefiero ir a un bar de un pueblo, si lo hay, y sinó llevarme algo en el coche para comer en una parada de gasolinera.

      En mi tierra es algo sagrado lo que dices de limpiezas : si fuera está muy decente es seguro que dentro también.
      Actualmente las autopistas y autovías cuentan con una serie de estaciones de servicios cuyos comedores suelen ser muy aceptables. Pero en otros tiempos eran temibles las paradas forzosas por ejemplo entre Zaragoza y Teruel o entre Galicia y Alava pasando por Benavente.
      Difícil veo comer sentado en mesa por menos de 9 euros.

      Eliminar
  5. Se me olvidaba lo más importante, en caso de caer sin remedio, si no se conoce el sitio NUNCA pedir platos elaborados.

    Siempre a lo fácil, esparragos (que son de bote) y algo a la plancha (a ser posible pescado). Nada de fritos (en aceite requemado), nada de cuchara (que grasas deben echar para dar sustancia), nada de mayonesas(antiguas como la catedral de Burgos) y ojo con las ensaladas que no sabes en que agua las lavan (ni si lo hacen).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC.
      Así es. Las fritangas, ensaladas y demás elaboraciones pueden ser del año anterior.
      Lo ideal es toparse con un Parador en donde es absolutamente bueno todo y no son caros en el restaurante.

      Eliminar
  6. Hay que ser muy osado, o tener mucha hambre, para comer en uno de esos establecimientos. En cuanto a utilizar esos asquerosos servicios, es mejor desviarse de la carretera, aparcar en cualquier desvío y descargarse a la sombra de cualquier árbol o similar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Antes que entrar ahí es preferible que le vean a uno el culo en plena carretera.
      Y además "suspicio" que en tales tugurios es en donde se contraen esas enfermedades que dicen ser "no conocidas" por los matasanos.

      Eliminar