Juana Marisa Isabel culturizándose

07 diciembre 2014

Llega el grafeno

Grafeno. Se le conoce como el material del futuro, uno de los más delgados, flexibles y fuertes del mundo, que podría revolucionar nuestro mundo con múltiples aplicaciones en la industria de la telefonía móvil, las telecomunicaciones, la fabricación de chips o equipamiento médico.

Pero es que además, este material maravilloso podría convertirse en una armadura más dura que el acero y el kevlar, capaz de resistir un balazo como un auténtico "terminator".

Hace tiempo que el grafeno, que se caracteriza por tener una sola capa de átomos de carbono colocados en una red hexagonal, ha demostrado ser el material más fuerte del mundo, midiendo la resistencia de la hoja al ser presionado con una punta de diamante.

Ahora, el material ha sido puesto a prueba de balas, investigación que aparece publicada en la revista Science. Un equipo de la Universidad de Massachusetts en Amherst disparó diminutas esferas de sílice en las capas de grafeno, como si se tratara de un microcampo de tiro. Las balas volaron a una velocidad de 6.700 mph, aproximadamente a un tercio de la velocidad de una bala real.

El resultado fue impactante.


Las hojas de grafeno absorbieron el impacto dos veces mejor que el Kevlar, el material más utilizado en los chalecos antibalas, y decenas de veces mejor que el acero. Esto abre la puerta a un nuevo uso para el grafeno. Debido a que es tan delgado, ligero y fuerte, podría ser utilizado para fabricar trajes y chalecos defensivos para las fuerzas de seguridad o el personal militar.

Una fábrica de Yecla se ha convertido en una de las mayores productoras mundiales de grafeno al generar 45 kilos al día
El empresario explica que han desarrollado un sistema que permite fabricar cantidades industriales en láminas, cables, en polvo, en piezas tridimensionales y también en nanofibras y nanoesferas, "algo que no puede hacer nadie en el mundo".
A pleno rendimiento, la fábrica de Yecla será capaz de producir 900 kilos de grafeno al día, pero necesitarán unos meses para llegar a esta plena capacidad productiva.



8 comentarios:

  1. Hola, Javier:

    Es bueno aprender. Me apunto a un traje de grafeno, que lo voy a necesitar. Lo preciso con partes duras que me ayudarn a sostenerme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA DON XESÚS
      Un traje de grafeno nos vendría bien a los dos porque es muy probable que ni deje pasar el frío ni la humedad y además no pesa nada.
      Habrá un futuro que, dada nuestra edad, quizá no conozcamos y que esté bajo el dominio de ese material y de similares.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. DON ULTIMO
      Habrá que preguntarselo al fabricante de YECLA, aunque sospecho que aún no saben hacer balas de ese material.

      Eliminar
  3. Una buena noticia si consigue aumentar nuestras exportaciones y logramos desarrollar algunas aplicaciones de este material.

    ResponderEliminar
  4. DON BWANA
    Como no lo boicoteen los de otros productos, como sucedió con el motor de agua, podría ser el amo de la exportación. Yo apuesto por que será el material del futuro para ordenatas, moviles y parachoques de vehículos. Claro que todo depende del precio al que se venda.

    ResponderEliminar
  5. Había leído en alguna parte que somos una potencia en este nuevo y magnífico material y esto me lo confirma, me alegro mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBEL
      Un equipo de investigación del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), liderado por el español Tomás Palacios, está fabricando alguno de los primeros aparatos y circuitos electrónicos basados en grafeno, descubierto en 2004.

      Revolucionará las telecomunicaciones y la informática al permitir la fabricación de microprocesadores, sensores y sistemas de comunicación mucho más veloces que los actuales.

      Palacios es un ingeniero de telecomunicaciones. Al año de acabar la carrera, se trasladó a la de California para ampliar estudios. Terminado el doctorado, consiguió plaza de profesor en el departamento de ingeniería electrónica y ciencias de la computación del MIT. Además, empezó a dirigir un equipo de 12 personas en los laboratorios de tecnología de microsistemas del mismo centro tecnológico. Allí han conseguido fabricar los transistores de grafeno capaces de transmitir datos a gran velocidad. También desarrollan un sensor basado en este material que, con sólo apuntar a un alimento, determinará si es fresco.

      Terminaremos usando calzoncillos de grafeno. Debido al aumento desmesurado de los amigos de Isra, los seguidores de Zerolo.

      Eliminar