VERANO

08 mayo 2014

Soler, Soriano y ropones

SOLER (izda) y SORIANO
La certeza de sentirse estafado provoca un odio visceral en Juan Soler (Turís, 1956, presidente del Valencia entre 2004 y 2008). Se sabe caído en desgracia, sin el amparo de quienes durante su etapa de amo del palco de Mestalla le adularon... y lo exprimieron. Su condición de empresario hijo de un constructor de éxito se fue por el sumidero de la crisis como las decenas de millones que su familia invirtió para comprar un 31% del Valencia Club de Fútbol.

Ve cómo el causante de sus males sigue viviendo a pocos metros de su casa, en un edificio domótico en la Milla de Oro valenciana, con vistas al elitista Mercado de Colón. A Vicente Soriano (Puzol, 1953, presidente entre 2008 y 2009) no se le nota que debe más dinero del que ha podido reunir en su vida: 85 millones tenían que haber ido a parar a Soler, según el trato de compraventa de acciones del club que firmaron en 2009. Ni un euro ha desembolsado quien sigue manteniendo su nivel de vida, sus empleados de siempre y sus camisas de Loewe con cuello St. James.

Soler ha hecho de Soriano su obsesión por una estafa que no fue capaz de atisbar pese al tufo que la precedía. Se creyó más listo, fue codicioso y acabó quedando de bobo. Él, hijo de un empresario que hizo fortuna con el ladrillo y que llegó a ser dueño de cines y teatros de media Gran Vía madrileña  (el mítico Palacio de la Música, el Lope de Vega, el Coliseum) , ha sido engañado por el Tigre, buscavidas hijo de un naranjero que ha hecho fortuna intermediando en todo tipo de negocios.

Contrató a la firma de detectives Distrito 46 y según las pesquisas policiales, creyeron haberlos detectado en Andorra y Suiza. Una vez encontrado supuestamente el dinero, había que obligar a Soriano a soltarlo. Cómo hacer pagar a Soriano era un tema recurrente hasta que comenzó a tramarse la idea del secuestro.  Contactó con mercenarios colombianos que, como profesionales, se encargaron del resto: buscar el piso franco donde encerrar a Soriano y elegir a los custodios que se encargarían de convencerle para que el supuesto capital pasase desde Suiza a cuentas de Soler. Todo estaba perfectamente organizado y listo. La operación era "inminente".

Pero.... la Brigada de Atracos ya tenía datos suficientes.
 —Tenemos pruebas de que hay un plan para secuestrarle. No salga de su domicilio hasta que volvamos a comunicarnos con usted. Ésas fueron las palabras de la Policía que pusieron sobre aviso a Soriano. En la Jefatura Superior de Valencia conoció el resto de los detalles, de los que no quiere hablar.

Ni Juan Soler ni Vicente Soriano despiertan simpatías. Ambos salieron por la puerta de atrás del segundo cargo más importante en la Comunidad Valenciana. Y ambos tienen demasiadas cuentas pendientes.

(Datos de I. Lidón)


EN VEZ DE MEDALLA, PRISION
De nada han servido las tres solicitudes de indulto, las peticiones de aplazamiento ni las campañas emprendidas por más de una veintena de colectivos para pedir clemencia por María del Carmen Rodríguez, la mujer que en 1998 quemó al hombre que años atrás había violado a su hija de 13 años. Ha recibido poco después de las 11 de la mañana la notificación del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) para su ingreso inmediato en la prisión de Fontcalent. Allí deberá de cumplir la pena de cinco años y medio de cárcel por los delitos de asesinato y lesiones (el hombre al que lanzó el bote de gasolina y prendió fuego murió días después en un hospital de Valencia).


16 comentarios:

  1. No soy de los tomarse la justicia por su mano, pero tal como está el patio nacional, supongo que un caso como el de María del Carmen Rodríguez, ante la chulería del golfo ese, si tuviera los arrestos que tuvo ella, pues eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en lo que comentas : que nadie puede tomarse la Justicia por su mano pero que en los casos que debe de verdad y unicamente procede usar del INDULTO éste es de los que entran de lleno, y no todos esos que aprueban para los delincuentes de robar millonadas de euros.

      Ahí andan los fiscales no queriendo IMPUTAR a la infanta urdangarina en lo que por los rastros es pura delincuente, y sin embargo a una madre que hace lo que siempre haría por una hija, se la mete en prisión.
      Y el golfo ese de Soler, tras intentar realizar un SECUESTRO, cosa casi tan grave como un asesinato, seguramente no pasará seis meses enchironado.

      Eliminar
  2. Que existan golfos y ladrones por toneladas, o que la justicia ande con el culo al aire en una rotonda, creo no debería dar a esta sociedad a creer es muy sano y saludable tomarse la justicia por su mano.

    Y me refiero a la celebre señora que quemó al violador (entiendo que violador demostrado en juicio). Que la señora tuviera muchas razones no lo dudo, que nuestra justicia es una mierda tampoco; ahora, este aplaudir a la señora, estos gritos de que la suelten , a la asesina, porque ahora es una asesina, etc, me parecen lamentables y la enésima muestra de como piensa esta sociedad:

    - Como los politicos roban, yo también estoy legitimado para robar.
    - Como la justicia es una mierda, yo estoy legitimado para pasarme leyes por el arco triunfo.
    - Como la justicia no me satisface, asesino al que me ha jodido.

    Pues nada, ladrillo sobre ladrillo hacia la anarquia, que suele derivar en caos, en asesinatos y en barbarie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Hay dos cuestiones en este tema :
      A) Tienes toda la razón en que sin Tribunales oficiales no debe de aplicarse la justicia y por tanto nadie está legitimado para lo que en sí es "venganza".
      B) Sin embargo y dado que aquí sueltan a narcotraficantes probados, violadores reincidentes, asesinos etarras, etc. etc. y además se producen MILES de indultos anuales a condenados por chorizos gordos y depredadores, la sociedad desea y espera que ese privilegio del Ejecutivo (que no debiera de existir) se aplicara a casos como el de esta señora.

      Esa es mi opinión particular y mi formación jurídica no me pide que respete lo que se debe de respetar : el sistema Judicial. Por larga experiencia. No obstante, la respeto y exijo se atenga la gente a lo que decidan los ropones. Aunque sean unos vendidos al estilo en que lo eran los ropones del Franquismo y del sistema de Adolf.

      Eliminar
  3. Dicen los que entienden que el sistema judicial no está para hacer Justicia sino para hacer cumplir la ley, y la ley exige que esta señora entre en la cárcel.

    La Justicia la hacen los tres poderes juntos. El judicial, recomendando al gobierno que la iondulte si lo cree conveniente, el ejecutivo indultando y el legislativo haciendo leyes que pemitan que no sea necesario que esta señora se tome la justicia por su mano para que el propio ejecutivo y el judicial las apliquen.
    Esto es la teoría pero la práctic se resume a unos jueces maniatados (y muy vagos) un gobierno incompetente y un parlamento que pinta menos que yo en Madrid.

    Es lo que hay, si les parece el día 25 seguimos votando a los mismos (Ojo que los rubalcabos y elenitos son aún peores)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      Tu exposición es brillante y me gusta porque, siendo un profesional del Derecho desde hace más de 50 años, observo que la idea general de los cultivados como tú es que los principios básicos que nos legaron los romanos en materia jurídica se cumplan.

      Precisamente porque soy un profesional del Derecho es por lo que digo que :
      A) La "justicia" no existe. En todo caso prevalece "la suerte". Pero los sometidos al Poder Judicial debieran de ser profesionales y olvidarse de cumplir las consignas impuestas por los del Legislativo, tal cual pasa en España. Los ropones están sodomizados por los partidos y actúan a su criterio sin ni siquiera saber en muchos casos las leyes vigentes. Los abogados se pasan la vida recordando a los jueces la existencia de normas aplicables a cada caso.

      Dado que no debiera de existir ningún tipo de indulto salvo en tiempos de guerra y ejercitables ante sentencias de tribunales militares, pero los políticos lo mantienen y lo aplican a sus amigos los mangantes magnates, es por lo que a los amantes de la existencia de una sociedad de Derecho nos irrita que el caso de esa mujer no sea atendida dada la facilidad con que sueltan a violadores y asesinos.

      Votar, hoy, y con el sistema existente, es un acto de convalidación del gangsterismo instalado como si fuera algo democrático. No, señor. Ni siendo de Cuenca con grandes influencias en MadriZ votaría por razón de la tomadura de pelo que supone. Otros creen que hay que votar para "que no ganen los opuestos"·, y eso mantiene el tinglado.

      Un saludo reverencial ante tu comentario.

      Eliminar
  4. Ten en cuenta que el júrgol tiene adormecida a la masa borrega y nunca lo tocarán, si hubiese una inspección ligerísima de hacienda en la LFP iban todos de cabeza a la cárcel, pero claro, a lo mejor entonces esa masa borrega ya no está tan embobada y embrutecida y se plantea otras cosas.

    Si hasta Florentino sabe que siendo presidente del Madrid se le abren más puertas que siendo presidente del gobierno.

    Pero bueno amigo Sancho, con el júrgol hemos topado.

    En cuanto al tema de la madre es verdad la matización de D. Chafachorras, que una cosa es hacer justicia y otra aplicar la ley pero también es cierto que la prerrogativa del indulto está más que justificada en este caso (pero claro, un kamikaze "conocido" de Gallardón tiene más papeletas para que le toque en el sorteo).

    Si la justicia tuviese vergüenza estaría avergonzada, pero no corre ese peligro, el cupo de indultos lo copan sus amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Todos esos peones de albañil enriquecidos no paran hasta conseguir dirigir un Club para sentirse duques e impunes. Con el dinero del club se pagan millonarios gastos, por ejemplo estos dos (Soler y Soriano) también le dieron millones al Urdanga. No sé a santo de qué.

      Como muy acertadamente comentas, a todo gobierno le viene bien que la masa apañola esté embobecida con el balón ( más que nada por conseguir ser "hincha" de algo) para que no se meta en berenjenales políticos no fuera a producirse más de un motín. Y los señoritos de esos clubs son más delincuentes que toda la banda de Gao Pin y sus chinos trileros.

      Veo que estamos de acuerdo en que la pregorrativa del INDULTO está más que justificada en el caso de esta señora valenciana.

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo en que tomarse la justicia por su mano es contrario a las leyes, pero hay ocasiones, como la de esa señora, en que no hay más remedio que saltárselas y convertirse en asesino para que se haga justicia. Si los que tienen la obligación de administrar esa justicia no hacen su trabajo, no hay más alternativa que aplicar el "ojo por ojo", so pena de vivir corroído por la amargura. A veces vale la pena ir una temporada a la cárcel para tranquilidad del espíritu. Los jueces ya se encargarán de meter entre rejas al "justiciero" con mayor celeridad que al que originó el estropicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Sus consideraciones respecto a la señora valenciana y las circunstancias del entorno son estupendas ya que en un país sin un sistema judicial serio, merece la pena pensar en chupar unos años de carcel a cambio de realizar lo que correspondería a los pagados para ello. Y está claro que perseguirán los ropones más al justiciero que al deincuente causante del daño.

      Los propios dirigentes del Estado se saltan cada media hora las leyes y los procedimientos judiciales especialmente cuando ordenan actuar a sus servicios de inteligencia. No vayamos a engañarnos y pensar que lo que esta señora ha hecho es excepcional porque sabemos que los que sueltan secretos de Estado desaparecen sin más. Y no por fuga ni por gripe.

      Eliminar
  6. Esos individuos del inicio, por muy presidentes de Clubs que hayan sido, tienen una pinta de haber estado hasta ayer arreando mulas cargadas de naranjas que de otra cosa. Dicen que los levantinos son muy emprendedores y por eso emigraban en el XIX tantos maños a trabajar allí, pero, parece como si al calzarse una chaqueta y una corbata estuvieran de boda o de funeral con ropa prestada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON LUIS
      Es que ahora las apariencias de primera tratan de engañar por los aditamentos del vestir pero rapidamente quedan los gárrulos con el culo al aire en cuanto hablan durante 5 minutos.

      Eliminar
  7. PArece el timo de la estampita, y el tonto le salió rana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      En sí el Soriano quería meterle el timo de la estampita al "listo" y, como comentas, el chico le salió rana al Soler, porque el otro lo era.

      Eliminar
  8. Del tema de los sujetos esos, ¡qué decir que no hubiésemos dicho ya!
    De lo otro... bueno, esto ya es más complicado. La madre que quemó al violador de su hija... Tomarse la justicia por su mano... Yo no estoy a favor, pero entiendo que cuando la Justicia te toma el pelo, uno se deje llevar por los impulsos. Lo que ya no veo bien es el tsunami del indulto y las demás consideraciones. Ella mató, y ella debe hacerse caso de sus actos.
    La historia, bajo mi punto de vista, habría acabado correctamente si la señora, a las puertas de la cárcel, se hubiese girado a las cámaras y hubiese gritado aquello de: "... y si volviera a poder achicharrar a ese cabrón, volvería a hacerlo. Y ahora, a cumplir mi condena con la cabeza bien alta".
    Si esto ocurriera en los USA, en Hollywood se rifarían los derechos de la película.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Esa señora, si subsiste el privilegio del indulto y que no debiera de existir, es la más apta para ser sujeto de tal privilegio.
      Y lo de que debiera de gritar eso que lo volevería a hacer en igual situación ya lo dijo cuando le negaron el indulto.
      Ahora va a la carcel, como le corresponde por su homidio. Pero lo sangrante es que el Gallardón sigue concediendo indultos a golfos del estilo de Soler y Soriano y a miles por año.

      Eliminar