VERANO

17 febrero 2014

Sefardies, vuelven al fín

CANTANTE YASMIN LEVY
Son protagonistas de la historia de España, con la que siempre mantuvieron vínculos y a cuya nacionalidad podrían optar más de cinco siglos después de ser expulsados por los Reyes Católicos : Los judíos sefarditas.

Un anteproyecto de ley que prevé concederles la nacionalidad española a sus integrantes ha colocado a la comunidad sefardita en el primer plano de la actualidad. La medida ha suscitado enorme expectación en Israel y en otros países donde residen.

Los sefarditas forman hoy un colectivo numeroso y disperso, cuya indiscutible relevancia en el pasado español podrían recobrar con una iniciativa legal que promete devolverles la patria arrebatada hace ya más de 500 años. Su peso en la España medieval es reconocido unánimemente por los historiadores. Uno tan respetado como Américo Castro escribió: "La historia del resto de Europa puede entenderse sin necesidad de situar a los judíos en un primer término; la de España, no".

Pese a la leyenda negra y la fama de intolerancia religiosa que la aplicación de la drástica medida hizo caer sobre España, lo cierto es que no fueron Isabel y Fernando los únicos soberanos europeos que optaron por deshacerse de los judíos.  Como otras minorías, los judíos fueron víctimas de ello.

Con el núcleo mejor situado en la ciudad de Sevilla, los judíos formaban una comunidad próspera en lo económico e influyente en lo político. De hecho, una de las principales vías de financiación de las campañas militares de las tropas cristianas contra el reino musulmán de Granada fue el dinero de los comerciantes y hombres de negocios judíos. Eso no los salvó.

Según la estimación del hispanista británico John Lynch, de un total de 80.000 judíos, entre 40.000 y 50.000 eligieron marcharse. El resto se bautizaron, pero es dudoso que su conversión fuera sincera, por más que la Inquisición acosara con celo a lo que se denominó como "judaizantes", los conversos que mantuvieron clandestinamente su culto y costumbres judaicas. Fue el inicio de la fiebre por la pureza de sangre. A partir de entonces, tener antepasados judíos, por remotos que fueran, cernía sobre uno la sombra de la sospecha y se convirtió en un estigma que podía vetar el acceso a cargos políticos o a un mejor estatus social.

Los judíos que abandonaron el país formaron una diáspora que se dispersó sobre todo por Francia, el norte de África y el Imperio Otomano. Estos desterrados conservaron paradójicamente "su lengua castellana". Ahora, según las cifras que la prensa israelí ha publicado estos días, los judíos sefarditas forman un grupo de nada menos que tres millones y medio de personas. En la actualidad se asientan mayoritariamente en Israel, el Magreb, Turquía y Estados Unidos. En lugares como Bulgaria te puedes encontrar gente que habla un ladino (castellano medieval) perfecto y que mantiene sus costumbres, tradiciones y hasta los refranes, porque se lo han transmitido por vía oral de generación en generación, y no porque hayan pisado nunca España.

El judaísmo tiene dos grupos étnicos mayoritarios, el formado por los asquenazíes, procedente de Europa central y oriental, y los sefardíes, que son los que hunden sus raíces en la Península Ibérica. A estos últimos los caracterizan el ladino, el castellano medieval.

G. del Olmo

NOTA
El bloguero conoció en Istambul a muchísimos sefardies y además de hablar el castellano tenian apellidos totalmente españoles, a pesar de llevar más de 500 años sin venir a España. También eran los más boyantes comerciantes de aquella ciudad de 15 millones de habitantes. Lo más curioso es que mostraban un enorme afecto hacia todo lo español.

LICEO SEFARDIE

18 comentarios:

  1. Pues me parece una buena iniciativa legislativa. Es, por otra parte, un reconocimiento a la gente que durante generaciones han mantenido viva la memoria de sus costumbres, tradiciones y lengua de una tierra que amaron, aman, y de la que muchos manifiestan añoranza.

    Un cordial saludo, Don Iñigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya era hora, amigo DON ROMERO LANDA, de que se raparara esta injusticia para con unos españoles que fueron expoliados y expulsados por razón de religión. Los únicos que se dedicaban a profesiones científicas como Medicina, Orfebrería y Artes. Con su marcha el país se atrasó durante varias centurias.

      Y nunca jamás han dejado de sentirse españoles.

      Un saludo cordial

      Eliminar
  2. Si la mayoría de las chicas sefardies son como Yasmin, ahora mismo las invito a todas a residir en mi pueblo exentas de impuestos. Ya lo arreglariamos con el alcalde.
    La verdad es que los sefardies merecen que se les dé la DOBLE NACIONALIDAD ( la que tengan y la española) con mucha más razón que a los habitantes de paises hispano-americanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa cantante sefardie que vive en Jerusalem y que es muy popular daría grandes alegrías a los aficionados a la música.
      Sí, se merecen ese reconocimiento y el resarcimiento de considerarse lo que siempre se han sentido : españoles expulsados.

      Eliminar
  3. También yo he conocido a varios sefardies que viven en Marruecos y son gente encantadora y muy activa y emprendedora. Fue una barbaridad echarlos por culpa de aquellos fanáticos frailes dominícos, tras haberlos machacado en las ciudades de Sevilla y Toledo con unos "progroms" que ya les hubiera gustado hacerlos a los de Himler.
    Me alegro mucho de su vuelta, si vuelven, porque son personas muy activas e inteligentes en conjunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para conocer lo que hicieron con ellos antes de expulsarlos te recomiendo un libro tremendo que deja huella : LA SAGA DE LOS MALDITOS ( Chufo Llorens).
      Espero que vuelvan algunos y nos aporten esa pizca de inteligencia laboriosa que tanta falta le hace a este país ahora mismo.

      Eliminar
  4. Me parece una buena noticia. Primero por que se arregla, en cierta manera, un agravio histórico de esos que sí avergüenzan. Segundo , porque son gente de valía laboral, intelectual y etica (en general claro).

    Lo que no me gusta es la espita que abre. Y que siempre sale algun gilipollas tocando las narices; ayer mismo, un rabino representante de no se que exigia a España pidiera perdon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agravio, amigo Señor Ogro, es de mayor tamaño que el de los alemanes expoliados y gaseados por ser de religión judia o descendientes de algún judío.Porque en la España del siglo XV los únicos que estudiaban carreras útiles y practicaban profesiones de necesarios estudios eran los judios. Y ellos enseñaron los conocimientos de Medicina que los árabes como Averroes habían traído a Constantinopla.
      Les quitaron sus bienes y sus casas, los apalearon en muchos casos, y les dieron un par de días para salir del país. Y sin embargo, la mayoría de sus descendientes no guarda el menor rencor hacia esta España actual.

      Lo malo es lo que dices : que se metan de por medio sus curas ( rabinos) que ya sabemos que esos nunca actúan en bien de otros. "Todo es bueno para el Convento" que decía el fraile.

      Eliminar
  5. Creo que muchos sefarditas han permanecido en el país, que pueden ser identificados por sus apellidos: Dapena, Montes, Méndez, Estévez, Moreiras, Franco... Yo he conocido algunos que llevaban como nombre, además, un Josué o un Ezequiel...., o que presuntamente se beneficiaron de la compra de bienes arrebatados a la Iglesia.

    Ah! Yo también soy Moreiras. Un pariente lejano era, además, de la casa de los Elías, y prestamista...

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON XESÚS
      Tenía noticia de lo que cuentas. Cuando los expulsaron los que se quedaron transformaron sus apellidos y en muchos casos buscaban los que tuvieran un significado reconocible para los otros. Por ejemplo, los apellidos con nombres de aves : Aguila, Aguilar, Palomar, etc. con variados cambios sobre el mismo tema.

      Por lo que cuentas, tú debes de tener un montón de parientes descendientes de aquellos judios conversos.
      Fue una calamidad para España la expulsión de los únicos que ejercian la lectura, el estudio y la práctica de artes sofisticadas como la orfebrería o joyería.

      Saludos

      Eliminar
  6. Entre expulsiones y conquistas casi todo el mundo podría tener parentesco español asín que de lo cualo siete mil quinientos millones de españoles... Montoro ya se está excitando de lo que puede pillar con el próximo IRPF

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso por una parte, ilustre, ISRA, pero por la peor es que los moros han comenzado a exigir que TAMBIÉN A ELLOS se les reconozca los mismos derechos que van a dar a los sefardies, y si tal sucediese por razón de la expulsión de los moriscos, hasta el mariconsón de Rabat nos pedía la nacionalidad española.

      Eliminar
  7. Buena medida.
    Ya era hora de que se les haga justicia
    Porque a pesar de la diáspora siguen llevando a Sefarad en su corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      Estoy plenamente de acuerdo con lo que expones porque es de pura justicia universal.
      Son gentes que, como dices y lo tengo comprobado, jamás han odiado a España y muy al contrario se sienten plenamente españoles apaleados por practicar su religión. Y a este país le iría muy bien que unos cientos de miles de ellos retornaran aquí porque son gente demostradamente muy laboriosa e inteligente. Lo que se traduce en apoyo para crear riqueza común.

      Eliminar
  8. "Fue el inicio de la fiebre por la pureza de sangre".... igualito que los Sanchez que cambian su nombre por Santxez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo REPUBLICA BANANERA observo que conoces el entorno social de esta tierra. En efecto los Martinez se transforman en "Martikorenas" y sucesivamente.
      Los conversos debieron de hacer lo mismo para sobrevivir a la Inquisición.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  9. Sr. Iñigo saludos, conozco que mis abuelos fueron nietos de Fermin Iñiguez migrante del pais Vasco de un pueblo pequeño cerca de Bilbao, que se a radicado en un pueblo minero Sigsig- Ecuador alrededor de los 1800 mas o menos dos preguntas si nosotros tenemos derecho a la doble nacionalidad y si tenemos algo que ver con los Judios Sefarditas gracias por el requerimiento Martin Dumas

    ResponderEliminar