VERANO

18 julio 2013

Brujas de la noche

Los soldados alemanes apodaron durante la Segunda Guerra Mundial como el grupo de las "brujas de la noche" a los aeroplanos ligeros que iban cargados de bombas pilotados por mujeres que cada noche machacaban sus líneas.

El silbido que producían al volar aquellos aparatos con alas de tela y madera fina y el hecho de que estuviesen pilotados por mujeres no hacían sino alimentar la leyenda de las "brujas".

Nadezha Popova era una de las heroínas que cada noche llegaba a despegar hasta ocho veces en unas antiguallas que ni siquiera poseían una radio, paracaídas ni ametralladoras con las que poder defenderse. Se trataba de ahorrar carga para poder llevar más bombas, necesitar menos combustible y llevar a cabo más misiones.

Esta configuración significaba la muerte segura en caso de ser alcanzadas por una sola bala, ya que la carga explosiva se encontraba al descubierto y distribuida por todo el cuerpo del avión. Si un piloto alemán conseguía derribar a una "bruja", se le concedía nada menos que la Cruz de Hierro.

"Bombardeábamos, matábamos, era parte de la guerra”, dijo Popova en un documental sobre su vida. Igual que al resto de sus compañeras, se le asignó un uniforme hecho con los retales del traje de un piloto varón y se esperaba de ella que lanzase todas las bombas que pudiera antes de ser derribada o se estrellase, algo que se consideraba una certeza que todos sabían que ocurriría tarde o temprano.

Pero Nadezhda Popova sobrevivió a la guerra y completó un total de 852 misiones, en casi todas las cuales tuvo que "avanzar entre un muro de fuego enemigo" con la cara congelada  (la cabina no tenía techo)  y dispuesta a estrellarse contra el objetivo en caso de ser alcanzada. Después de intentar sin éxito convertirse en piloto de combate, la joven Nadezhda decidió convertirse en "bruja" para intentar "hacer un trabajo que debía ser hecho" y también "para demostrar a nuestros enemigos que éramos más fuertes y estábamos mejor preparados", solía decir.

Lo más seguro es que, al preparar sus misiones Popova recordaba la rabia que sintió cuando pudo "ver las caras sonrientes de los pilotos nazis al ametrallar a multitudes indefensas" en su Moscú natal, algo que recordaba y no se cansaba de señalar en cada entrevista.

"BRUJAS DE LA NOCHE"

Las temibles "brujas nocturnas" se convirtieron pronto en una leyenda que los enemigos repetían. La propaganda estalinista supo explotar la figura de las "heroínas de la patria". Sus éxitos en la contienda les otorgaban un halo especial, tanto en su país como entre sus enemigos, y en el caso de la fuerza aérea, la estampa de una mujer piloto con el pelo al viento y dispuesta a jugarse la vida por sus camaradas resultaba épica y de lo más sugerente.

Por otro lado, formar unidades aéreas con mujeres no era ningún problema, pues antes de la guerra la Unión Soviética contaba con un centenar y medio de escuelas de vuelo y una cuarta parte de los alumnos eran féminas.

 Nadezhda Vasilyevna Popova, piloto de guerra, nació en Shabanovka (antigua URSS) el 27 de diciembre de 1921 y murió en Moscú el 8 de julio de 2013.

Por Gayo.


6 comentarios:

  1. Me ha sorprendido este artículo pues no había oído hablar nunca de esas "brujas". La Popova y sus valientes compañeras dejaban a los famosos "kamikazes" japoneses a la altura del betún.
    Dicho sea de paso, la Popova tenía muy buena pinta con ese uniforme de retales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Es lo mismo que he pensado yo : que los kamikazes japos eran aprendices de está bravas rusas.
      Las restantes pilotos de la foto tienen aspacto de robustas pero lo POPOVA hasta es guapa y con cara simpática.

      Eliminar
  2. Es lo bueno que tiene la Segunda Guerra mundial, y precisamente el otro día lo comentaba con un compañero de trabajo (tras regalarme en el curro 2 libros de, oh casualidad, la segunda guerra mundial), que casi son inagotable los temas a tratar, y sobre todo la existencia de estas historias, como la de los kamikazes nazis (escuadrón Leónidas), los caníbales japos, etc... la de hoy es muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Sí, tienes mucha razón en lo que comentas y en los ejemplos que das de los "sucedidos" de aquella guerra. El propio acto de Skorzeni de liberar a Musolini del Gran Sasso, mediante PLANEADORAS sin motor, resulta hoy increíble.

      Lo de estas aviadoras rusas es una bonita historia y siempre se ha mantenido oculta.

      En cualquier caso lo mejor en cuestiones bélicas es la Gran Carrera Marcha Atrás que se pegaron los gudaris peneuveros desde Irún hasta Santander. A pesar de ello aún siguen celebrando cada año EL DIA DEL GUDARI.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. DON TRAS MIS ARTICULOS
      Es un interesante reportaje escrito por un periodista llamado Gayo.

      Eliminar