12 junio 2013

Nos espían desde Ford Meade

Menos conocida internacionalmente que la CIA o el FBI, la National Security Agency (NSA) es una de las columnas fundamentales de la inteligencia de Estados Unidos. Aunque ahora en el ojo de la controversia por las filtraciones de uno de sus empleados externos, durante muchos años la NSA fue un misterio para los propios estadunidenses, que bromeando con sus siglas la denominaron No Such Agency (No existe tal agencia) o Never Say Anything (Nunca digas nada).

¿A qué se dedica? A diferencia de la CIA, consagrada al espionaje o acciones encubiertas en el exterior, la NSA se dedica básicamente a la interceptación de comunicaciones mantenidas por no nacionales. Está dividida en dos partes: el Directorio de Señales de Inteligencia, que recoge información transmitida por actores externos, tanto en el extranjero como en EE.UU., y el Directorio de Garantía de Información, que protege los sistemas de información nacionales.

En ambas funciones tienen un papel relevante la criptología. Su servicio de captación y descifrado de mensajes beneficia al resto de agencias de inteligencia. Cada día intercepta y almacena 1.700 millones de correos electrónicos, llamadas telefónicas y otros elementos de comunicación.

¿De quién depende? LA NSA está formalmente dentro del Departamento de Defensa y su jefe debe ser un militar de alta graduación. En la actualidad, su responsable es el general Keith Alexander. Debido al papel esencial de la comunicación electrónica, que es dominio de la NSA, en la ciberseguridad, al frente del cibercomando del Pentágono está el propio Alexander (su sede está precisamente en la central de la NSA).

Por encima de la NSA está el Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, de quien dependen otras quince agencias (también la CIA), y quien despacha habitualmente con el presidente estadounidense.

¿Espía a estadounidenses?
Por ley, la NSA limita su recogida de información de inteligencia a las comunicaciones foráneas. No obstante, como se ha puesto da manifiesto con las últimas filtraciones (y aquí radica la polémica del caso), diariamente reúne registros de las llamadas telefónicas de millones de ciudadanos (datos que no incluyen la identidad de los usuarios; tampoco hay acceso al contenido de las conversaciones) y puede supervisar contactos de nacionales a través de internet con supuestos terroristas extranjeros.

Si necesita una mayor vigilancia sobre ciudadanos sospechoso requiere de orden judicial.

 ¿Cuándo se creó? La NSA fue creada por el presidente Harry Truman en 1952, sobre el precedente de la Agencia de Seguridad de las Fuerzas Armadas, que surgió al acabar la Segunda Guerra Mundial.

 ¿Dónde está? La sede de la NSA está en el cuartel Fort Meade, a 40 kilómetros de Washington, en el estado de Maryland. Tiene además otras dependencias en Colorado, Georgia, Hawai y Texas. Está construyendo una central de almacenamiento de datos en Utah, especialmente pensada como búnker de ciberseguidad.

La NSA recoge inteligencia además de cuatro satélites geoestacionales y tiene un puesto de monitoreo en el Reino Unido.
 ¿Cuántos trabajan? Aunque el dato no es público, se calcula que la NSA emplea a más de 30.000 personas. Solo junto a su edificio central hay aparcamiento para más de 18.000 vehículos.



10 comentarios:

  1. Apasionante el tema de la "inteligencia", pues como dijo un chino:"Un ejército sin espías es como un hombre sin ojos y sin oídos"
    En nuestra modestia carpetovetónica aquí tenemos un sistema llamado SITEL, que ríanse uds de la NSA, "veo todo lo que haces y oigo todo lo que dices" dijo Rubalcaba en una ocasión.
    Perola verdad es,queramos o no enterarnos, estamos controlados por el Gran Hermano y todos nuestros escritos y conversaciones son susceptibles de ser escuchados y analizados en el momento en que alguna de las misteriosas "palabras clave" haga saltar las alarmas del sistema de escuchas; aquí en NY, o en Pekin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON FRANCISCO JAVIER
      Sin duda, estamos desde hace años muuuu controlados en relación a los robots que amarran palabras desde los satelites.
      En cualquier caso creo que pierden bastante el tiempo los dedicados a eso porque el 99% de las cosas que en este país se escriben en emails y blogs son de poco o ningún interés para nadie. Salvo para los amantes de curiosear en las relaciones personales o políticas de algunos.

      Cuando oigo o leo que alguien escribe en un blog "QUE LO ESTÁN ESPIANDO , me meo de risa porque el denunciante es tan poco interesante para ser espiado como el que escribe novelas a lo Corin Tellado.

      ¿Tú crees que a alguien pueda interesar que digamos que Gallardón es un mamón y Rajoy un pedazo de inutil?

      Eliminar
  2. Pues sí, el tema apasiona desde aquellos años que empecé a leer del sistema carnivore, de la europol y de los espionajes entre americanos y europeos para pisarse contratos entre boing y airbus.

    Al final, y sabiendo que puede haber abusos, todo depende de ese delicado equilibrio entre seguridad real, y la privacidad. Y es que no se puede estar a la vez dando misa y repicando campanas. Y no se puede pedir seguridad si no se permite vigilar en condiciones los canales actuales utilizados por terroristas globalizados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Claro. Para poder hacer seguimientos a supuestos o posibles terroristas hay que tragarse las idioteces privadas de millones de personas, y digan lo que digan algunos es absolutamente indiferente e inerte el que tú y yo pongamos a caer de un burro al presidente de USA, de España, de Uganda o de Suazilandia.

      Hay mucho engreído que clama por la libertad de internet como si lo que él escribiera en los blogs fuera un arma nuclear y nunca deja de ser una memez más de las millones de ellas que circulan que cada minuto.

      Tú como alavés ten cuidado que ya per se sois peligrosos con vuestra afición a Celedonio y sus blusadas, y con lo que podaís transmitir a los ingenuos guipuchis.

      Eliminar
  3. Que les aproveche. Si así pueden dar empleo a unos cuantos voyeurs, me parece una buena idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Lo mismo digo. Con nuestras escrituras sobre primas y los emails de Isra a Zerolo, no creo que saquen otra cosa que una inmensa pérdida de tiempo. En otros tiempos los que obtenian información de este estilo eran los curas en los confesionarios.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Eso que arguyes es más viejo que el paraguas de Chamberlain.

      Eliminar
  5. ¿Cada día 1700 millones de correos electrónicos? la Torre de Babel. ¿los mirarán al azar?
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO
      La verdad es que si cada día rastrean y analizan todos esos mensajes mejor les valdría echar un vistazo a unos pocos tipos sospechosos de comunicarse con temas terroristas.
      Al menos de momento dan trabajo a un montón de gente dedicada a perder la vista ante un ordenata. Imáginate que me da por hablar en vascuence en el blog usando con frecuencia la palabra copulativa de "eta" cuyo significado en castellano es= Y.

      Eliminar