VERANO

31 marzo 2013

Ecologismo batasuno

Según Roberto Saviano, NAPOLES es la central mundial de los clanes mafiosos que controlan el tráfico de textil-moda, drogas, armas, y almacenamiento de mercancias falsificadas, así como el centro-control empresarial de Italia.
Y probablemente España sea la sede del mayor número de inútiles ecologistos de Europa, con especial interés en  el resultado de eliminación de personas, tal cual practica Eta-Batsuna en nombre y representación de tanto fanático y de tanto listo-bobo creyente de ideas cretinas. Por ello Jon Juaristi (lingüista y escritor) nos recuerda que Eta ha asesinado por razones ECOLÓGICAS de impedir la instalación de centrales nucleares y de trenes de Alta Velocidad o de autovias (Leizaran), con lo que se suma a la lista de todos esos exmarxistas dedicados, desde la caída del Muro de Berlín, a asustarnos con climas y degradaciones sin usar pistolas pero con peores efectos.

Sobre los ecologismos vascos, que yo sepa, desde hace treinta y cinco años, las campañas ecologistas contra lo que sea se montan siguiendo las consignas de la dirección de ETA y con la única finalidad de proporcionar a la banda un pretexto para actuar. Centrales nucleares, autovías, pantanos, trenes de alta velocidad... todo lo que rebasa el marco de la iniciativa empresarial autóctona sirve para crear el fantasma de la agresión española al pueblo de Aitor.

Ahora bien, las numerosas factorías contaminantes dedicadas a la elaboración de pilas alcalinas o de pollo frito quedan exentas de sospecha si los dueños son de la "familia" o apoquinan a la causa. Batasuna o BILDU promueve, estimula, auspicia y a veces hasta financia la bronca ecologista allí donde se le antoja. O sea, en todas partes.

Jamás el ecologismo debió tanto a tan pocos. Hace treinta y cinco años nació un amplio movimiento por una costa vasca no nuclear; es decir, contra las proyectadas centrales de Lemóniz y Deva, al que se sumó la mayor parte del gentío inculto.

Los cuatro gatos que entonces nos plantamos, decía Juaristi, aduciendo que se trataba del más raro movimiento antinuclear jamás visto (pues no se oponía a las centrales nucleares en general, sino solo a su construcción en suelo vasco, y aceptaba sin empacho que habría que abastecer a  Euskadi con energía de origen nuclear procedente de Burgos, por ejemplo) no podíamos ni salir a la calle esos días, porque éramos, según los improvisados conservacionistas, unos vendidos al fascismo del plutonio y al gran capital español. Cuando ETA empezó a poner bombas en Lemóniz y a matar obreros, se desveló el auténtico fondo de la gran movilización ecologista: la vinculación de las reivindicaciones medioambientales con el terrorismo, a fin de demostrar la superior eficacia de este último respecto a los movimientos ciudadanos.


Y se logró, porque las obras de la central de Lemóniz se interrumpieron definitivamente a raíz del secuestro y asesinato del ingeniero José María Ryan, en febrero de 1981.  Por muy independientes de ETA que se consideren algunos ecologistas vascos, el ecologismo en Vaconia, en su conjunto, está integrado desde hace mucho tiempo en la estrategia terrorista o en la intimidatoria de BILDU..

Un idiota de los antes aludidos trata de justificar la oposición a la construcción de la Y vasca de Alta Velocidad con el argumento del elitismo económico de ese tren de  sólo accesible, por lo que parece, a millonarios. El precio de un trayecto aéreo de ida y vuelta a San Sebastián desde Barajas, en vuelo regular y clase turista, se sitúa hoy cerca de los quinientos de vellón, pero esto no parece indignar a los defensores de las economías débiles.

Ahora la moda ecológica de Bildu es propugnar la exposición de BOLSAS DE BASURA en cada puerta del País Vasco en postes individualizados a cada habitante y con días concretos en que poder sacar cada tipo de basura : restos orgánicos de comida un día, plásticos en otro diferente, botellas de cristal vacías en un tercero, etc. etc.



8 comentarios:

  1. jijii ya me conozco yo el paño. Kafka ya lo describió perfectamente y esta más que estudiado el modo de volver loco al ciudadano marxista-leninista para que siempre este inseguro de si estará o no pecando, en qué, cuando y como, delante de quien etc. Coño peor que los jesuitas a los cuales copian hasta el vestir de negro y el boinon.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Exactamente : volver loco al habitante bajo sus garras para producirle inseguridad en todo momento. Buena definición de la dictadura de las mentes, que, como bien citas, son maestros en su aplicación los JESUITAS.

      Ya sabes que los mayores apoyos de esta gente provienen siempre del jesuitismo que incluso están en las cúpulas de mando del PNV y de Batasuna.

      Eliminar
  2. Se apuntan al ecologismo o no según interese.
    Las izquierdas ahora van de proabortistas, pero Ceaucescu no tuvo inconveniente en prohíbir el aborto en Rumanía.
    Y las barrabasadas que se han hecho contra el medio ambiente en la Europa del Este o en China ahora mismo son impresionantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ÚLTIMO DE FILIPINAS
      Lo del Medio Ambiente es un invento para camuflar el terrorismo SOCIAL de quienes fueron derrotados por su propio sistema con la Caida del Muro de Berlín, es decir de todos los regímenes comunistas de Europa.

      Puestos a hacer prácticas de Medio Ambiente para mejora de la Naturaleza lo ideal sería aplicar la guillotina o la horca a todos ellos.

      Eliminar
  3. Lo que faltaba por ver también es que en algunos sitios se hayan cabreado con los bilduetarras a causa de su política sobre residuos y basuras que no por su política basurienta y criminal, que no se lo hagan mirar ¿eh?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA
      Esos son los peneuverosy sus curas : no les gusta la basura en las calles que impone Bildu pero tienen idénticos OBJETIVOS POLÍTICOS : el independentismo. Con lo que cuando los bildutarras actuan en tal sentido, los peneuveros callan como putas y aplauden.

      Eliminar
  4. Verdaderamente, no hay nada tan ecológico como regar con sangre humana los cimientos del Sistema bildu-etarra, en eso, no podemos decir que nos han defraudado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Sí, del mismo modo que lo hizo en su día POL POT en Camboya, aquí han plantados sus zarpas-base sobre sangre de inocentes ciudadanos civiles.

      Eliminar