VERANO

08 noviembre 2012

Escritor Ramón J. Sender

Uno de los escritores, nunca reconocidos por ningún bando político, perseguido por comunistas, franquistas y socialistas, exiliado y profesor en una Universidad de California hasta 1982 en que fallació, es este autor de la inolvidable obra en tres tomos titulada "Crónica del Alba". También tuvo éxito mundial su novela "Requien por un campesino español".

Tras acabar el bachillerato, con diecisiete años, se escapó a Madrid, en donde falto de recursos, vivió como un vagabundo. Comenzó a escribir para algunos periódicos y trabajó en una farmacia.

Su padre le recogió y le llevó a Huesca, trabajando allí como director del periódico La Tierra.

Tras pasar por el ejército en la guerra de Marruecos, comenzó a trabajar en el periódico El Sol, como articulista y corrector, y también comenzó a escribir libros y colaborar en periódicos, alcanzando en poco tiempo reconocimiento.

Intervino en revueltas anarquistas, lo que le llegó a costar la cárcel. Durante la Guerra Civil, combatió en el lado republicano, y fue enviado a Estados Unidos y Francia a realizar labores de propaganda.

Finalizada la guerra, se exilió a México y de allí en 1942 marchó a Estados Unidos, obteniendo una plaza de profesor de Literatura Española en la Universidad de California en San Diego.

En el año 1935, obtuvo el Premio Nacional de Literatura en su modalidad de narrativa, y en 1969, el Premio Planeta.

El aragonés Ramón ]. Sender, efectivamente, constituía en aquellos años de finales de los cincuenta una figura con un cariz muy particular entre los escritores españoles exiliados tras la guerra civil.

Escritor y periodista prolífico ya antes de la contienda, su biografía de hombre de armas y letras en el bando republicano estaba, sin embargo, llena de turbulencias. Disidente del Partido Comunista, acusado por sus líderes de  traición, sometido tras ello a una larga operación de desprestigio, excluido sin miramientos de los círculos de solidaridad expatriada.

Pero allí donde el Partido Comunista vio deslealtad y vileza, Sender y sus escasos defensores apuntaban una simple disconformidad frente a la política y la conducta militar de las jerarquías del partido: una forma personal de rebelión ante la autoridad arbitraria y una heroica defensa de su integridad como individuo.


NOTA DEL BLOG 

En cualquier caso, la realidad era que el escritor, fiel a su compromiso político, se había exiliado como tantos otros. Lejos de figurar como uno más entre la mayoría, no obstante, en numerosas ocasiones fue tratado como un enemigo, como un incómodo compañero de viaje en la larga travesía de la diáspora.

Se mantuvo, con todo, fiel a su posición de individualista insobornable. Con su familia rota para siempre -su mujer fue fusilada en el cementerio de Zamora (y sus hijos acogidos por una millonaria norteamericana), tras estancias en Francia y México acabó asentándose en los Es­tados Unidos, donde continuó escribiendo e impartiendo cla­ses, donde se volvió a casar.

Ella fue fusilada en 1936 sólo por ser la esposa de Sender

16 comentarios:

  1. Mereció el Nobel con mucho más mérito que Aleixandre y que Cela.

    Sus novelas que citas más IMAN y un montón más son una esquisitez para leer. Muy en la linea de los modernos Javier Reverte o Chufo Llorens.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que merecía el NOBEL mucho antes que un mediocre CELA y un cuasi-desconocido Aleixandre.

      Eliminar
  2. Creo no haber leído nada de este hombre. La crónica del alba creo que la pasaron por televisión o algo así. La forja de un rebelde de Arturo Barea, si que la leí, la tengo en casa y me gusta mucho, creo que es considerada junto con la crónica de Sender el mejor retrato novelado de esa época. Pero con Sender me pillas en pelota, nada ni las tapas, jejej.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT

      Qué raro. Algo excepcional que tú desconozcas algún tema, y no es chufla. Pues, sí, yo disfruté como un enano amarillo a los 20 años leyendo "Crónica del Alba".

      En España estaba prohibido en época franquista y los comunistas no le publicaban en su editorial de "RUEDO IBERICO" que editaban en Paris, pero no sé cómo conseguí esos libros de un gran escritor. Y me leí casi de seguido casi todos los suyos, años después.

      Es uno de los testigos, como comentas, del Desastre de Annual porque estaba allí de soldadito y dejó testimonio que completaba a Arturo Barea.

      Eliminar
  3. Buena prédica sobre uno de nuestros grandes maestros del género narrativo. No dudo que podría haber llegado a ser mucho mejor, pero las ideas políticas no suelen hacer buenas migas con la cultura, pervirtiéndola. Una buena entrada.

    Un saludazo.

    P.D. Pon en tu perfil el acceso a éste blog y ya me contarás porque has cambiado la dirección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEDRO
      Me alegra saber que lo consideras un gran maestro de la Literatura Española Contemporanea. No creo que una vez en California tuviera ideología alguna, ni de izquierdas ni de derechas. Al menos en las novelas que allí escribió no dejó huella de ello.

      He cambiado porque, como ya me ha sucedido dos veces más en los últimos diez años, he sufrido un boicot o ataque contra el Blog Tellagorri y he tenido que empezar de CERO de nuevo, con otro blog.

      No tengo ni idea de en dónde figura mi PERFIL pero intentaré hallarlo y ponerle un email. Te lo cito :
      ualtuna@gmail.com

      La dirección de este blog es =
      http://tellabeltzbureau.blogspot.com.es/

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Los dos escritores que dejaron constanciaa escrita de cómo fue el Desastre de Anual, con más de 13.000 soldados españoles liquidados a causa de ineptitud de mandos, fueron Arturo Barea y Ramón José Sender con su libro IMAN, que es el relato más estremecedor y terrible de la tragedia del ejército español.

    De la Guerra Civil española dejó testimonio con su novela extraordinaria titulada "Requien por un campesino español".

    ResponderEliminar
  5. DON LUCIO
    Leí hace muchos años las dos obras que citas y me dejaron una profunda huella en la memoria. No son fáciles de olvidar los contenidos de sus libros. Y el que leí con más placer fue "Crónica del Alba".

    ResponderEliminar
  6. Hoy toca denunciar mi propia ignorancia porque nunca he leido nada de Sender. Hago propósito de enmienda, pero mi pila de libros "por leer", esta hermosa y creciente, mi mujer me mira mal al verla.

    En cualquier caso, es la enésima prueba de como los totalitarios de izquierdas y derecha coinciden en tantos puntos que una persona sensata solo puede ver parecidos en vez de diferencias.

    Ahora, cualquiera que se lo cuenta a todos estos merluzos que fecha de hoy siguen sacando banderas con la hoz y el martillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      No me extraña que no conozcas a SENDER porque ya se ocuparon los de IZQUIERDAS de borrarlo, y los de derechas lo consideraron en su día un "republicano", o sea "rojo", es decir poco recomendable. Y no era ni lo uno ni lo otro. Lo mismo le sucedía a Baroja. En San Sebastián, de donde él era, le llamaban EL IMPIO DON PIO.

      Si no se tiene tiempo para leer no hay nada que hacer, pero cuando estés aburrido viendo esa absurda y recicable TV mejor que leas un libro. Lo pasarás mejor y adquirirás saber. Es decir, CONOCIMIENTOS.

      Los que llevan de estandarte esa Hoz y Martillo no han leído jamás a Marx ni a Pablo Iglesias ni siquiera los tebeos de infancia. También sucede
      parecido con los que añoran la Dictadura y la camisa azul.

      Saludos

      Eliminar
    2. La tele la veo cuando cenan mis hijos: bob esponja, dora la exploradora y similares; mucho mejor que el resto de la programacion. El resto de programacion, ni la veo haciendo zapping. Para ver series a internet. Leer leo, pero no al ritmo que la pila de libros me exige :-D

      Eliminar
    3. SEÑOR OGRO
      Pues ya que estás muy puesto en ello, ahora disfrutarás con los programas de DORAIMON, canales que al igual que tú son los únicos que me veo obligado a ver.

      Eliminar
  7. Está clara su personalidad, por eso le perseguían todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Me alegra que te parezca que su personalidad era la de hombre independiente y poco amigo de componendas políticas con ningún bando. Y por ello, a los que son así los persiguen todos. No se puede ser honesto en España.

      Eliminar
  8. Me suena mucho "requiem por un campesino español", es posible que lo haya tenido en casa. Me voy a hacer con ese y el de la crónica, a ver si lo encuentro "por ahí" que estamos en crisis y hay que ahorrar.
    Javier, me gusta muchísimo la pintura que elegiste como cabecera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA XAD
      Te recomiendo el que más y con más entretenimiento, aunque sea larga, la novela CRÓNICA DEL ALBA. Y también la de IMÁN en que describe el desastre de Africa con 13.000 soldados muertos. La de "Requien......" es muy cortita.

      No sabes lo que me satisface que te guste esa pintura porque a mí me encanta el impresionismo y el realismo y éste cuadro es de Pisarro.

      Un cariñoso saludo

      Eliminar