21 julio 2018

CASADO, la esperanza de la renovación


"Debemos reforzar nuestra Constitucion en vez de intentar abrirla en canal; también hay que reforzar nuestro Código Penal para evitar cualquier desafío secesionista".

El líder del PP ha prometido regeneración política y ha pedido la doble vuelta en las elecciones municipales y autonómicas y una modificación en la ley electoral para primar al partido ganador para no depender de bisagras nacionalistas. Casado también se ha comprometido con la defensa de la educación concertada, la lucha contra la despoblación e incentivo de la natalidad, la estabilidad de las pensiones, o la actualización digital de la administración.



4 comentarios:

  1. No le conozco ni creo que tampoco la mayoría de españoles y eso es LO BUENO de que hayan elegido los peperos de presidente a alguien ajeno a las viejas camarillas tan entrenadas en acudir a Juzgados como imputados.

    Esperemos que sea el nuevo MACRON de la derecha española.
    Doy por sentado que esta elección ha debido de causar mucho malestar en las hordas de Sánchez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JOSÉ ANTONIO.
      Resulta ESPERANZADOR que el nuevo presidente pepero no sea de la vieja escuela de carentes de ideologia con exclusivos fines de ocupar el PODER.

      Eliminar
  2. A ver cómo le afectan, a él y al partido, las sospechas sobre sus titulaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Lo de las titulaciones creo que a estas alturas ya es mal menor porque la izquierda buscaba y busca alguien inepto como ha sido la tetona de SORAYA. Y lo prueba que a éste los SANCHEZ y pandilla lo han recibido acusándolo de ser la EXTREMA DERECHA.
      Lo que necesitamos es una DERECHA conservadora al estilo francés de Macrón, y no unos socialdemocrátas como eran los anteriores.Y lo eran porque carecian de idea alguna. Se limitaban a copiar a los sociatas.

      Eliminar

Si algún comentarista o lector del bloc lee algo de un tal METAL, hágase a la idea de que es un esquizofrénico analfabeto con vocabulario limitado a CUATRO PALABRAS INSULTANTES.
Por tanto, ni caso.